Mientras el mundo mira a Myanmar en la Asamblea General de las Naciones Unidas, los líderes religiosos del país hacen un llamamiento a la paz

25 Sep 2018
Myanmar_Peace_Day

Mandalay, 21 de septiembre: Líderes religiosos procedentes de las comunidades budista, musulmana, hindú y cristiana de Myanmar han pedido que haya más diálogo entre los diversos grupos étnicos y religiosos del país en un evento que se celebró el 21 de septiembre, el Día Internacional de la Paz. El evento, que tuvo lugar en Mandalay, una ciudad conocida por su diversidad religiosa y cultural, fue organizado por la Iniciativa por un Myanmar Pacífico (PMI), el mayor colectivo de líderes religiosos del país.

El evento congregó a más de 300 líderes de comunidades religiosas, la sociedad civil, grupos juveniles y organizaciones confesionales. A través de un concurso de arte para niños mayores, representaciones de música y danza, así como de una serie de discursos motivadores de líderes religiosos, los organizadores quisieron resaltar la importancia de la paz y el diálogo entre los diferentes grupos religiosos del país.

“El diálogo es muy importante. Debemos abrir la mente y mantener un diálogo sincero a fin de construir una paz sostenible en Myanmar. En este día concreto, también quiero recordar a todos que el diálogo, incluso con los militares, es muy importante para lograr una reconciliación real”, afirmó Ashin Ariya Wun Tha Bhiwun Sa, un monje budista conocido como Myawaddy Sayadaw de Mandalay, y patrocinador de la PMI.

Al evento, un acontecimiento muy positivo, asistieron también varios representantes del Gobierno, quienes expresaron su apoyo a la iniciativa.

Los trágicos sucesos acontecidos recientemente en el norte del estado de Rakáin, que han provocado el desplazamiento de más de 700 000 personas, también amenazan con dividir aún más a las diversas comunidades religiosas del resto del país y crear una crisis de confianza entre la población mayoritaria budista y la minoría musulmana en particular. La Iniciativa por un Myanmar Pacífico, fundada en 2016, está instando a que se lleven a cabo importantes esfuerzos para promover el diálogo y restaurar la convivencia pacífica. Así, ha puesto en marcha actividades interreligiosas en 10 de los 14 estados y divisiones y también dirige un centro de formación, el primero del país, sobre diálogo interconfesional en Pyin Oo Lwin, en el Alto Myanmar.

Asimismo, la Iniciativa por un Myanmar Pacífico (PMI) recibe apoyo del Centro Internacional de Diálogo con sede en Viena (KAICIID), una organización intergubernamental dedicada a la promoción del diálogo interreligioso para conseguir la cohesión social. Una delegación del KAICIID asistió al evento.

“Cuando la religión se manipula en aras de la violencia, el diálogo interreligioso debe respaldar las soluciones políticas para que estas sean sostenibles y eficaces. Las comunidades religiosas deben ser parte de la solución al conflicto en Myanmar. Por otra parte, el diálogo interreligioso es fundamental para prevenir el discurso del odio, la incitación a la violencia y los crímenes atroces, así como para fomentar una cohesión social sostenible. Por todo ello, el KAICIID se enorgullece de apoyar los impresionantes esfuerzos de la Iniciativa por un Myanmar Pacífico para reavivar el espíritu de tolerancia en el país”, afirmó Anders Frantzen, Responsable Sénior de Programas del KAICIID en su discurso de inauguración.

La Iniciativa por un Myanmar Pacífico (PMI) es una red multirreligiosa e inclusiva compuesta por 15 destacados líderes religiosos de diferentes tradiciones confesionales (budismo, cristianismo e islam) y organizaciones de la sociedad civil. Su misión es promover el diálogo pacífico en Myanmar. Liderada por respetados líderes religiosos y activistas de la sociedad civil, la PMI colabora con el KAICIID en diversas actividades piloto de diálogo interreligioso y cursos de formación en regiones seleccionadas de Myanmar. La PMI y sus aliados pretenden actuar como una red de diálogo sostenible para tender puentes entre las comunidades religiosas, étnicas, políticas y regionales de Myanmar.