Loading...

REUNIÓN DE LÍDERES RELIGIOSOS EN LA ONU PARA TRATAR LA IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN PARA PREVENIR EL GENOCIDIO

15 Febrero 2018
UN Genocide Prevention and KAICIID

[Viena, 15 de febrero de 2018] Otro paso importante para prevenir la incitación a la violencia que podría conducir a crímenes atroces tuvo lugar del 13 al 15 de febrero, cuando más de ciento cincuenta líderes y actores religiosos de todo el mundo, los Estados Miembros y funcionarios de las Naciones Unidas se reunieron en Viena para discutir la implementación del Plan de Acción.

El Plan de Acción, que fue presentado por el Secretario General de las Naciones Unidas Antonio Guterres en julio del año pasado, es el resultado de un proceso que comenzó en 2015, en Fez, Marruecos, cuando se celebró la primera consulta con líderes religiosos sobre su papel en la prevención de la incitación a la violencia.

La reunión comenzó con una cálida bienvenida de la Embajadora Christine Stix-Hackl, Embajadora de Austria ante las Naciones Unidas en Viena, y de las palabras de apertura de altos funcionarios de los organismos organizadores: las Naciones Unidas, el Consejo Mundial de Iglesias, la Red para Pacificadores Religiosos y Tradicionales y el Centro Internacional de Diálogo KAICIID.

En sus comentarios, el Subsecretario General, Adama Dieng, Asesor Especial sobre la Prevención del Genocidio, declaró: "El Plan de Acción es un documento pionero. Es el primero en involucrar a líderes religiosos y actores para desarrollar estrategias específicas en el contexto de prevención de la incitación que podría conducir a crímenes atroces. Creo que su implementación podría contribuir no solo a la prevención de crímenes atroces, sino también a objetivos clave de las Naciones Unidas, en la búsqueda de construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, prevenir el extremismo violento y promover la inclusión de mujeres y jóvenes ".

La reunión se centró en medidas concretas para implementar el Plan de Acción a nivel nacional y local. Hubo un amplio acuerdo entre los participantes en que comprometer a los jóvenes y las mujeres debe ser un enfoque clave si queremos prevenir la violencia y promover sociedades pacíficas, justas e inclusivas en todas partes.

Muchos participantes presentes se comprometieron a implementar el Plan de Acción a través de una variedad de medios, individualmente y trabajando en asociación, basándose en las iniciativas y redes existentes. Estos compromisos, que se basaron en debates tanto a nivel temático como regional, se incluirán en el documento final.

Entre los principales puntos acordados durante la reunión se encuentran la necesidad de mapear las iniciativas existentes que pueden contribuir a la implementación del Plan de Acción; colaboración en el desarrollo de un Pacto que ayude a los actores religiosos en la realización del Plan de Acción; desarrollo de actividades para fomentar las capacidades para líderes y actores religiosos; difusión de los planes de estudios para la coexistencia interreligiosa; e inclusión de jóvenes y mujeres en todas las actividades.

La reunión también concluyó un desarrollo de los términos de referencia de un Comité Directivo que será responsable de supervisar el proceso de implementación.

En relación al Proceso de Fez, el Secretario General del KAICIID subrayó que "si queremos buscar un cambio positivo y sostenible, debemos tratar con individuos, líderes e instituciones religiosas para apoyar a los responsables políticos en esta área, y las instituciones religiosas deberían contribuir a la implementación de los resultados sobre el terreno en cada una de sus comunidades".

Mohamed El Sanoussi, Director de la Red para Pacificadores Religiosos y Tradicionales, declaró que "la religión se ve cada vez más involucrada en conflictos para alimentar la división y la violencia. Ninguna religión sobrevivirá de un modo sano si sus líderes no se resisten y actúan contra la incitación al odio. No es solo la humanidad lo que está en juego. Es una cuestión del legado de las religiones ".

El Director de la Comisión de las Iglesias para Asuntos Internacionales del Consejo Mundial de Iglesias, Peter Prove, apoyó este comentario, destacando que "ciertamente, no hay lugar para la complacencia en un contexto en el que las ideologías extremistas que dieron lugar a los grupos extremistas continúan siendo promocionadas".

El resultado de la reunión incluye el establecimiento de un Comité Directivo para supervisar la implementación del Plan de Acción, y un documento final, que se hará público.

Para obtener más información, pueden ponerse en contacto con: Simona Cruciani ([email protected], +1-917-367-5430)