Loading...

Religión en la ONU: Cómo los grupos religiosos abordan conjuntamente los desafíos globales en época de incertidumbre

8 Septiembre 2020

Si hay algo en lo que los líderes religiosos del mundo pueden estar de acuerdo es en que, mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra su 75º aniversario en 2020, lo hace en medio de una serie de desafíos de los que apenas hay precedentes.

Las amenazas a la paz y la seguridad, los derechos humanos y el desarrollo abundan, ya que una pandemia amenaza a millones de vidas y agrava las desigualdades preexistentes. Al mismo tiempo, el cambio climático pone en peligro el mismo planeta que las Naciones Unidas tratan de unir.

Con estas cuestiones en mente, el Consejo Asesor Multirreligioso de la ONU (MFAC por sus siglas en inglés) ha convocado "Religión en la ONU": Una conferencia mundial en línea", el martes 8 de septiembre, para conmemorar el aniversario de las Naciones Unidas y mirar hacia el futuro de la labor basada en la fe e inspirada en ella en materia de desarrollo y democracia, paz internacional y seguridad.

Dando la bienvenida a un selecto grupo de participantes, Gopal Patel, Director del Proyecto Bhumi y copresidente del MFAC, invitó a los participantes a implicarse con el tema del evento, "explorando cómo las organizaciones religiosas pueden impulsar y dar apoyo al trabajo de las Naciones Unidas" y cuatro conversaciones críticas de interés: restaurar la confianza en las Naciones Unidas, asegurar el futuro de los jóvenes y los niños, el papel de la religión en los gobiernos internacionales y el avance de la mujer.

Entre los numerosos panelistas se encontraban el Reverendísimo Justin Welby, Arzobispo de Canterbury; Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF; y el modelo, actor y Embajador de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, Dia Mirza, entre muchos otros.

Lo más apremiante era la cuestión de cómo se puede confiar en la labor de las Naciones Unidas en un mundo que experimenta una metacrisis de confianza en su mandato.

La profesora Azza Karam, Secretaria General de Religiones por la Paz (RfP) y fundadora del Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre Religión y Desarrollo, se mostró sincera sobre los desafíos. Dijo, "todo, el aire que respiramos, el agua que bebemos y la tierra en la que vivimos están profundamente amenazados".

Sin inmutarse, añadió, "es un momento perfecto para que nos reunamos como actores multirreligiosos que trabajan para las Naciones Unidas, con el sistema de las Naciones Unidas y para el mandato de las Naciones Unidas".

Cada panelista se hizo eco de Karam y destacó la importancia de los actores basados e inspirados en la fe para hacer frente a los múltiples desafíos del mundo en un momento en que las asociaciones mundiales están en peligro.

Sadhvi Bhagavati Sarasvati, presidenta de la Fundación Divina Shakti, habló en nombre de muchos cuando dijo: "nuestra esperanza nos impulsa a actuar, a servir, a ayudar y a sanar". Nuestra fe nos reclama trabajar por la paz, la seguridad y por un desarrollo saludable, feliz y sostenible".

Junto a otros participantes, Sarasvati reafirmó el compromiso colectivo con el multilateralismo y su capacidad para lograr un cambio real y duradero y evitar calamidades y conflictos mundiales.

"Para hacer ese trabajo mano a mano y corazón a corazón con las Naciones Unidas, se cumple nuestra misión mutua y colectiva con el mayor impacto, la mayor influencia y asegurando que nadie se quede atrás", dijo. Tales sentimientos se expresaron en todo momento.

Una estadística muy citada fue cómo, en el mundo, ocho de cada diez personas se identifican con una creencia religiosa. Por ello, Faisal bin Muaammar, Secretario General del KAICIID, declaró que "cualquier gobierno, organización no gubernamental o intergubernamental a nivel de formulación de políticas, incluidas las Naciones Unidas, depende de la aportación de los actores y líderes religiosos en sus esfuerzos por capacitar a las personas, promover la paz y asegurar la inclusión en todo el mundo".

Los invitados llamaron la atención sobre la forma en que los actores religiosos desempeñan un papel fundamental en el tratamiento de los problemas mundiales intersectoriales, incluidas las desigualdades de género, la crisis climática y la protección de los derechos de los niños, y pidieron colaboración para hacerles frente.

El Subsecretario General de las Naciones Unidas y la Directora Ejecutiva Adjunta del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) subrayaron cómo "décadas de experiencia con actores religiosos han llevado a la promulgación de políticas y a la prestación de servicios sobre el terreno en entornos humanitarios".

Hablando directamente sobre los avances de la mujer y la igualdad de género, dijo, "tenemos que trabajar juntos para asegurar que las mujeres jóvenes puedan acceder a los servicios apropiados cuando se necesiten".

Dia Mirza, popular actor de Bollywood y Embajador de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para el medio ambiente, hizo un llamamiento a las organizaciones religiosas para que asuman los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y los hagan realidad.

“Es imperativo que trabajemos juntos y pongamos en práctica estos objetivos mundiales", dijo, "y espero con interés trabajar con ustedes mientras utilizan el poder de la fe y su liderazgo para hacer que este mundo sea mejor para todas las personas.”

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, se dirigió a los participantes a través de un vídeo y dijo: "el MFAC y sus miembros dan vida al compromiso de UNICEF con la diversidad, la tolerancia y el respeto".

Destacando la urgente necesidad de trabajar juntos, añadió: "nuestra asociación es más importante ahora que nunca". Necesitamos vuestras voces y apoyo para construir mejores sistemas para el futuro".

A pesar de la ansiedad sobre el estado de la cooperación a nivel mundial, Faisal Bin Muaammar declaró que el desarrollo de la desunión "sólo puede ser derrotado a través de un mayor compromiso con el diálogo y la cooperación". Dijo que el KAICIID "hace un llamamiento para una mayor colaboración a través de las divisiones religiosas, políticas y nacionales y se compromete a apoyar al MFAC en su importante labor de asegurar que las organizaciones de líderes religiosos y la ONU puedan seguir aprendiendo y apoyándose mutuamente a medida que abordamos nuestros desafíos comunes.”

Por ahora, dirigiéndose a los múltiples participantes en el evento "Religión en la ONU", Muaammar dijo: "Los felicito a todos ustedes hoy por hacer tanto por el diálogo interreligioso y trabajar por la paz y la seguridad en todo el mundo".