Loading...

Perspectivas del G20i: Un acercamiento a los distintos puntos de vista de los grupos religiosos

17 Ago 2020

El Foro Interreligioso del G20 reúne a algunos de los más influyentes líderes religiosos, responsables políticos y líderes intelectuales, con el fin de encontrar soluciones a complicadas cuestiones de ámbito mundial relacionadas con el desarrollo sostenible y la ayuda humanitaria. Pero, para ello, se necesitan líneas de colaboración inclusivas, que aúnen distintos puntos de vista

En el marco de las consultas regionales europeas del G20i, Su Eminencia el Gran Muftí Nedzad Grabus analiza la forma en que las comunidades religiosas pueden ayudar a los encargados de la formulación de políticas a construir lazos de entendimiento, superar los prejuicios y fomentar el pluralismo en sus comunidades para establecer asociaciones sólidas en torno a valores comunes.

Grabus es copresidente de Religiones por la Paz, Vicepresidente del Consejo Europeo de Líderes Religiosos y Presidente de la Comunidad Islámica Meshihat. También es copresidente del Consejo de Liderazgo Musulmán-Judío apoyado por el KAICIID, que defiende las libertades religiosas contenidas en la legislación europea, a través de campañas conjuntas para defender los derechos de las minorías religiosas en todo el continente.

Para nosotros, como personas religiosas, es importante tener contacto con los políticos. Tenemos muchas posibilidades en las instituciones religiosas y a nivel académico de intercambiar ideas, pero ¿cómo conectamos con las personas que tienen un poder específico en la sociedad para cambiar algo?

En las sociedades occidentales modernas, esto puede resultar complicado. En una democracia, tenemos una comprensión específica de la división del poder. A veces la gente que dirige la sociedad cree que la gente del ámbito religioso tiene suficiente voz en sus propias iglesias, mezquitas o sinagogas para hablar de sus propios problemas. Pero existe un campo de influencia intermedio en nuestra vida diaria en las escuelas o en los negocios.

¿Cómo de bien entendemos el lugar de las comunidades religiosas en la sociedad en la que vivimos? Si vivimos en una sociedad abierta, tenemos posibilidades de luchar por el derecho de expresar nuestras opiniones para presentar nuestra perspectiva sobre los distintos temas.

He tenido experiencias positivas con personas de partidos políticos que quieren escuchar nuestra perspectiva religiosa. Pero, por supuesto, a veces es muy difícil aplicar, o cambiar, puntos de vista entre religiones que tienen diferentes percepciones sobre algunos temas de relevancia.

Construir puentes de entendimiento

Cuando hablamos de líderes religiosos, y cuando hablamos de interpretación de la religión, nosotros como pueblo de fe, y que muy a menudo hablamos sólo de nuestra propia fe, tenemos que tener en cuenta que puede haber personas que tienen prejuicios sobre otras religiones. Es importante que toda persona que quiera hablar de su propia religión sea honesta, transparente y de confianza.

Cuando hablamos de educación o de respeto mutuo, cuando hablamos de expresiones de odio, o cuando hablamos de otras cuestiones, como la igualdad de los pueblos, tenemos que hacerlo de manera que todas las personas puedan entender nuestra perspectiva sobre estos temas.

A veces, luchamos sólo para que se comprenda nuestro punto de vista. Pero cuando hablamos de un enfoque interreligioso, necesitamos darnos cuenta de que no somos un partido político. Somos gente de fe. A menudo nos apoyamos en el poder trascendental. Por supuesto, creemos en Dios. Este tipo de comprensión puede apoyarnos en el intento de encontrar una manera de cooperar entre personas de diferentes creencias.

Las personas religiosas deben ser agentes de confianza, para que la gente que tiene el poder político los tome en serio. Si cambiamos o modificamos nuestro discurso cada día, y si no sabemos lo que queremos en las manifestaciones sobre nuestra religión, entonces, por supuesto, los representantes políticos no seguirán ninguna de nuestras ideas y no estarán del lado de entender nuestra voluntad y nuestros deseos de hacer algo mejor por nuestras sociedades.

El artículo original completo se puede encontrar en inglés en el Blog de Puntos de Vista del IF20