Loading...

Periodistas del mundo árabe reciben formación sobre el diálogo en Lisboa

7 Octubre 2022

Periodistas de 11 países de la región árabe se han reunido en Lisboa para participar en una formación organizada por el Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) como parte de su Programa de Becas sobre Periodismo y Diálogo.

El taller de 5 días, celebrado del 3 al 7 de octubre, fue ofrecido por el Programa para la región árabe del Centro a los 27 periodistas seleccionados el año pasado para recibir tutoría, enseñanza y financiación a través del programa.

La formación, que es la segunda a la que asisten los becados de periodismo después de que participaran en un taller en Túnez el pasado mes de febrero, se centró en cuestiones relacionadas con el diálogo interreligioso, la transformación de conflictos y el discurso del odio, que son especialmente relevantes para los reporteros que trabajan en la región árabe, donde se enfrentan constantemente a la guerra y el sectarismo.

“Hasta ahora, los medios de comunicación se han centrado en el fracaso de los encuentros entre cristianos y musulmanes, destacando únicamente los conflictos violentos y todas las malas interacciones entre las dos comunidades", dijo el Dr. Al Halabi, uno de los formadores del taller.

“Es necesario entablar algún tipo de colaboración entre los medios de comunicación en general y los que promueven el diálogo y el diálogo interreligioso, porque queremos que los medios destaquen las historias de éxito y sean más conscientes de lo que es el diálogo interreligioso".

Otros temas más generales relacionados con los medios de comunicación que se abordaron en la formación fueron la comprobación de los hechos, las narrativas de los medios digitales y la narración de historias, así como la ciberseguridad.

Dentro del taller, los participantes también empezaron a elaborar unas Directrices sobre Periodismo y Diálogo para la cobertura de cuestiones religiosas e interconfesionales cuando trabajen para medios de comunicación de la región árabe.

 Tozé Canaveira / KAICIID)

Una iniciativa única

“Esta formación me ayudó a trabajar de una manera mejor, más precisa y creíble, y a preparar contenidos libres de discursos de odio o de incitación contra los demás", dijo Rema Alfellani, una becada de periodismo de Libia.

Alfellani está convencida de que, al dar a los periodistas que trabajan en la región árabe las herramientas para promover el diálogo, el taller contribuirá también a mejorar las relaciones entre los distintos grupos religiosos.

"Ayudará a establecer la norma de respeto hacia las religiones y el diálogo entre los diferentes credos en la mayoría de los países árabes", dijo.

Fatima Haidar, una periodista libanesa entre los becados que participaron en la formación, dijo que consideraba el programa como una iniciativa única dentro del mundo árabe.

    "En Oriente Medio, no es habitual destacar y cubrir las cuestiones religiosas o abordar temas delicados relacionados con el diálogo interreligioso, aunque muchos conflictos y cuestiones de odio están desencadenados por la religión y la discriminación y el discurso de odio", dijo.

    "(Este) programa del KAICIID abrió un debate eficaz entre los expertos en la materia y los periodistas para arrojar luz sobre los errores cometidos anteriormente en la cobertura de las cuestiones religiosas y del discurso del odio, haciendo hincapié en la importancia de cubrir estos temas de manera profesional, sin cruzar las líneas rojas, y debatiendo sobre las mejores formas de promover la importancia del diálogo en un entorno de conflicto."

Haidar, que trabaja como periodista de investigación en su país, está convencida de que el diálogo interreligioso no figura entre las prioridades de los medios de comunicación de la región, ya que tienden a responder a influencias cubiertas y a dinámicas de poder.

    "Es importante tener en cuenta que las empresas de medios de comunicación de Oriente Medio pueden no fomentar ese diálogo, porque sirven a intereses ocultos", dijo.

    "Por eso este programa es una importante oportunidad para ayudar a preservar la paz entre comunidades y sociedades a través del diálogo interreligioso".

El país de origen de Haidar, Líbano, al igual que muchos otros de la región árabe, se ha enfrentado a continuas emergencias de refugiados debido a las guerras y conflictos que atraviesan sus fronteras.

En este contexto, la desinformación y los discursos de odio difundidos por los medios de comunicación han contribuido a menudo a la discriminación y el odio.

El taller, dijo Haidar, también ayudó a abordar la necesidad de una información precisa, imparcial y responsable.

“El tema de la comprobación de hechos, que se incluyó en este programa, es crucial para mi trabajo, ya que creo que la difusión de información errónea relacionada con comunidades religiosas o grupos de población específicos, como los refugiados, conduce a más odio y discriminación, y en muchas ocasiones incluso a la violencia", explicó.

Mejorar la capacidad de diálogo interreligioso de los periodistas.

Además de Líbano, los periodistas que participaron en los programas de becas también viajaron a Lisboa desde Jordania, Irak, Arabia Saudí, Yemen, Argelia, Sudán, Egipto, Libia, Marruecos y Túnez.

El objetivo de la formación en Lisboa era desarrollar sus capacidades de diálogo y su sentido de la responsabilidad social, además de ayudarles a convertirse en profesionales del diálogo en los medios de comunicación, tanto en su trabajo como en su vida personal.

Los periodistas participarán en otra formación, la tercera y última, antes de que finalice el programa de becas de un año.

Después, se les invitará a participar en el Foro de Política Mediática, una plataforma que reúne a periodistas de alto nivel, profesionales de los medios de comunicación, responsables políticos y líderes religiosos de toda la región árabe, lo que permite un espacio de diálogo seguro.

Juntos, la Beca de Periodismo para el Diálogo y el Foro Político de los Medios de Comunicación mejorarán las habilidades informativas de los becarios, al tiempo que cubrirán temas relacionados con el diálogo y las relaciones interreligiosas, la identidad y el pluralismo.

También los preparará para contrarrestar el discurso del odio y promover la diversidad religiosa y cultural en su trabajo.