Loading...

Los expertos piden una respuesta urgente para proporcionar una educación de calidad a los niños desplazados, migrantes y refugiados

28 Jun 2021

Los expertos en migración y los líderes políticos que asistieron a un evento el 24 de junio en la 47ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos pidieron una respuesta urgente para proporcionar una educación de calidad a los grupos marginados, haciendo hincapié en los niños desplazados, migrantes y refugiados.

El acto fue organizado por Arigatou International en Ginebra y patrocinado por el Centro Mundial de Educación en Situaciones de Emergencia de Ginebra, ACNUR, UNICEF, la UNESCO y el Centro de Diálogo Internacional (KAICIID).

La pandemia del COVID-19, que ha provocado cerca de 4 millones de muertes en todo el mundo, ha dado lugar a un recrudecimiento de los conflictos, a la inseguridad política y financiera y a nuevas dificultades para los migrantes y refugiados en muchas comunidades. El discurso del odio, la estigmatización, la xenofobia y la incitación a la discriminación durante la crisis sanitaria han provocado la creación de una cultura de desconfianza.

Según un estudio financiado por la UE, "sCAN - Specialised Cyber-Activists Network", gran parte de esto se debe a la pandemia. "A medida que la pandemia se expande, crecen los fenómenos en línea de teorías conspirativas, rumores, noticias falsas y contenidos de odio relacionados con esta enfermedad global".

El número de niños refugiados en el mundo ha crecido un 26% desde el año 2000 y podría llenar medio millón de aulas. "La inclusión en la educación es un aspecto crucial tanto para prevenir como para responder a las crisis en los conflictos", dijo el profesor Mohammed Abu-Nimer, asesor principal del KAICIID, que moderó el acto.

Entre los principales ponentes en el acto se encontraban la Dra. Angeliki Aroni, responsable de la Unidad de Integración y Apoyo de la Secretaría Especial para la Protección de Menores No Acompañados, del Ministerio de Migración y Asilo de Grecia; Asha Khan, Directora Regional de UNICEF para Europa y Asia Central y Coordinadora Especial de la Respuesta a los Refugiados y Migrantes en Europa; y María Lucía Uribe, Directora Ejecutiva de Arigatou International Ginebra.

Estabilidad para migrantes y refugiados

La sesión comenzó con observaciones sobre la importancia de una educación inclusiva, desde el punto de vista de los derechos del niño, para garantizar que ofrezca oportunidades para que los migrantes, los refugiados y los miembros de las comunidades de acogida aprendan unos de otros.

"Los niños deben tener acceso a una educación formal, pero debemos proporcionarles vías alternativas de educación", dijo Fadi Yarak, Director General de Educación del Ministerio de Educación y Enseñanza Superior del Líbano. "Estas vías alternativas deben ser flexibles. Deberíamos pasar de la educación formal a diferentes vías en las que todos los niños tengan la oportunidad de aprender y continuar en su vida. La estabilidad es muy importante, los emigrantes y los refugiados tienen un mayor índice de movilidad en el que deberían recibir una educación continua".

Los ponentes destacaron las amenazas a las que se enfrentan los niños pequeños en algunas partes del sur de Asia y Europa. "La educación es clave para la integración económica, social y cultural de los refugiados, los migrantes y las comunidades de acogida", dijo Asha Khan, Directora Regional de UNICEF para Europa y Asia Central y Coordinadora Especial de la Respuesta a los Refugiados y Migrantes en Europa. "En UNICEF creemos que es la perspectiva más importante para una vida mejor. UNICEF también observa con preocupación que la intolerancia, la xenofobia, la discriminación y el racismo están aumentando en Europa y Asia Central. Están amenazando la cohesión social e impidiendo que las niñas y los niños puedan aprender y prosperar".

El KAICIID ha desempeñado un papel fundamental en la mejora de los servicios disponibles para quienes buscan refugio en Europa. El Programa para la Inclusión Social de las Personas que Buscan Refugio en Europa Central busca mejorar la inclusión social y mejorar la participación en la sociedad europea a través del diálogo interreligioso e intercultural.

Iniciado en 2017, el programa actúa como convocante para los agentes religiosos y los líderes políticos a través de la Red para el Diálogo. El programa también proporciona capacitación a las organizaciones que trabajan en áreas de inclusión social para refugiados y migrantes. El evento anual insignia de la Red para el Diálogo, el Foro de Diálogo Político Europeo sobre Refugiados y Migrantes, pone en contacto a los principales líderes políticos, agentes religiosos y expertos para debatir sobre la inclusión social en Europa en un intento de producir recomendaciones políticas concretas y prácticas.

Grecia se ha convertido en la primera línea de llegada de refugiados a Europa en la última década, cuando más de un millón de refugiados pasaron por el país en 2015-2016. La Dra. Angeliki Aroni, responsable de la Unidad de Integración y Apoyo de la Secretaría Especial para la Protección de Menores No Acompañados, del Ministerio de Migración y Asilo de Grecia, habló de algunos de los retos educativos a los que se enfrentan los niños pequeños migrantes que llegan a Grecia.

"Muchos niños son analfabetos, están muy poco escolarizados y muchos de ellos tienen una larga ausencia del entorno escolar", dijo. "Tenemos un flujo constante, ya sea interno o externo, y esto crea problemas a las escuelas y al sistema educativo. Tenemos unos registros académicos previos limitados o inexistentes para ubicar a estos alumnos como corresponde".

La importancia del artículo 29

María Lucía Uribe, directora ejecutiva de Arigatou International Ginebra, habló del artículo 29 de ACNUR, cuyo texto incluye la disposición de que la personalidad, los talentos y las capacidades mentales y físicas del niño deben desarrollarse al máximo, al tiempo que se desarrolla su respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales.

"Este es un marco muy importante para nosotros y debería ser el marco de las políticas y la programación inclusivas. Sabemos que las diversas causas de los desplazamientos -el cambio climático, la inestabilidad y las crisis financieras- siempre tienen los impactos más negativos en los más vulnerables. Los niños migrantes y refugiados suelen llegar a los países de acogida desarraigados de lo que les da una sensación de normalidad, afectados por la violencia, la ansiedad y el estrés".

La ponente que cerró la sesión, la Dra. Rebecca Telford, Jefa de Educación de ACNUR, habló de la importancia de un esfuerzo renovado para ayudar a los niños refugiados. "Lo que realmente me inspira es escuchar la aspiración colectiva que tenemos por los niños refugiados y migrantes, que no siempre se ha garantizado en el pasado, y el compromiso de vivir el pacto mundial sobre los refugiados, que ha establecido esta relación global y la promesa de trabajar juntos para proporcionar un apoyo integral a las poblaciones desplazadas y a los gobiernos para garantizar que el acceso a una educación de calidad realmente beneficie a todos".