Loading...

Los becados europeos se reúnen para recibir formación sobre diálogo, consolidación de la paz y cohesión social

17 Agosto 2021

La semana pasada, la promoción de becados europeos de 2021 del KAICIID realizó su segunda serie de sesiones de formación en la sede del Centro en Viena (Austria) y en línea. Durante los siete días que duró el encuentro, los becados se formaron sobre el diálogo, visitaron lugares religiosos y prepararon sus propios proyectos de diálogo interreligioso.

La promoción de este año cuenta con 20 líderes religiosos, profesores y profesionales de 13 países europeos. Entre el grupo hay representantes del budismo, el cristianismo, el hinduismo, el islam y el judaísmo. La sesión de la semana pasada fue la primera vez que la promoción se reunía en persona, ya que las anteriores sesiones de formación se llevaron a cabo de forma virtual debido a la pandemia del COVID-19. 

Repartidos en dieciséis sesiones de formación, los becados recibieron clases sobre los principios básicos del diálogo interreligioso, las concepciones y las percepciones erróneas del diálogo, los diferentes modelos de comunicación intercultural, la importancia del compromiso político, el papel de los líderes religiosos en la construcción de la paz y el papel del diálogo para promover el derecho a la libertad de religión y de creencias. Cada sesión fue dirigida por un experto en el campo del diálogo interreligioso.

Los becados también tuvieron la oportunidad de visitar tres lugares de culto diferentes: el Centro Islámico de Viena, la Iglesia de Cristo de Viena y la Stadttempel, una de las sinagogas de la ciudad. Estos viajes permitieron a los participantes establecer un vínculo entre ellos y desarrollar una mayor apreciación de la importancia pedagógica que tienen las visitas a los lugares de culto, así como debatir los valores y los aspectos comunes entre sus distintas confesiones.

"[Las sesiones de formación de la semana pasada fueron una] oportunidad para conocer a personas que de otro modo no habría conocido, representantes de diferentes comunidades religiosas y representantes de otras organizaciones", dijo Arijana Aganovic, una profesional de los derechos humanos de Bosnia. "Pude ampliar mi red de personas que trabajan en el ámbito del diálogo interreligioso y los derechos religiosos".

En una sesión centrada en cómo la identidad y la percepción afectan a las relaciones interculturales, se enseñó a los becados las causas de los prejuicios y la discriminación, y se les ofrecieron consejos prácticos sobre cómo promover el entendimiento mutuo. Esto implica aprender a escuchar, ser consciente de las propias suposiciones, suspender los juicios y los prejuicios cuando se conoce a gente nueva, y cuestionar las consecuencias del comportamiento.

Los becados también recibieron instrucciones sobre la importancia de los espacios seguros -físicos, emocionales, cognitivos, culturales y espirituales- y la mejor manera de crearlos. Con estas habilidades, los participantes están mejor equipados para facilitar las interacciones entre personas de diferentes tradiciones religiosas y culturales.

 “Esta sesión me ayudó a comprender el papel que desempeña la identidad religiosa para las personas, que en realidad es importante utilizar la religión como una herramienta positiva, para aumentar la comprensión, y que la religión puede comportarse como un paraguas que puede motivar a las personas a comprometerse más con los valores humanos y universales en la sociedad", dijo Skender Brucai, uno de los becados y académico religioso del University College Beder de Albania.

Tras completar su segunda serie de formación -la primera se celebró en sesiones virtuales a principios de este año-, los participantes en el Programa de Becados Europeos llevarán a sus países de origen sus conocimientos recién adquiridos para facilitar el diálogo, la comunicación intercultural y la promoción de la cohesión social.  

Allí utilizarán esta experiencia para poner en marcha iniciativas que aborden los retos interreligiosos del mundo real a los que se enfrentan las comunidades locales. Los anteriores programas de los becados han incluido proyectos interconfesionales para jóvenes, formación en diálogo interreligioso e intercultural para jóvenes líderes, campañas de concienciación sobre la incitación al odio y actos diseñados para capacitar a las mujeres en el ámbito de la elaboración de políticas.

“Intentaré informar a mi comunidad primero, y luego intentaré acercarme a las autoridades locales, aportar mi experiencia de aprendizaje y expresar el uso del diálogo entre los diferentes grupos religiosos", dijo el Pandit Juan Carlos Chellaram de España, reflexionando sobre el valor de lo que había aprendido durante la última semana. 

"Ahora tengo el respaldo del Programa de Becados del KAICIID, que se considera un programa y una organización muy prestigiosos. Esto es ahora una tarjeta de presentación para mí", añadió.

En las próximas semanas, los becados finalizarán sus propuestas de iniciativas y comenzarán el proceso de ejecución de los proyectos. Esto puede llevar varios meses y cuenta con el apoyo de pequeñas subvenciones financieras del KAICIID. A finales de año, una vez que los distintos proyectos estén en marcha, los becados se graduarán del programa.