Loading...

Los becados del KAICIID hacen un llamamiento urgente para hacer frente a la incitación al odio en Internet y animar a los educadores a adoptar planes de estudios multirreligiosos

09 Oct 2020

La consolidación de la paz, la prevención de conflictos, el cambio climático, la igualdad entre los géneros y las asociaciones multirreligiosas ocuparon ayer un lugar destacado en el programa, ya que decenas de becados del KAICIID, pasados y presentes, representantes de la juventud de varias de las principales religiones e instituciones de política mundial se reunieron virtualmente para participar en el Foro de Jóvenes y Becados del KAICIID.

En la reunión se celebraron una serie de fructíferos debates entre dirigentes juveniles de todo el mundo, así como entre los becados y ex becados internacionales del Centro de Diálogo Internacional antes del Foro Interreligioso del G20 que se celebrará la semana próxima en Riad (Arabia Saudí).

El Foro de Jóvenes y Becados del KAICIID celebrado ayer fue el último evento previo al Foro Interreligioso del G20 de la próxima semana.

El Foro de Jóvenes y Becados comenzó con el Excmo. Sr. Faisal bin Muaammar, Secretario General del Centro de Diálogo Internacional (KAICIID) rindiendo homenaje a los talentos de los becados. "A menudo he dicho que nuestros becados son nuestros verdaderos embajadores del diálogo", dijo. "Los 250 hombres y mujeres que se llaman a sí mismos becados del KAICIID representan lo mejor del diálogo interreligioso, y representan el cambio que queremos ver en el mundo".

Basándose en los conocimientos adquiridos en seis reuniones regionales a las que asistieron más de 500 participantes este año, el Excmo. Sr. Faisal bin Muaammar subrayó la importancia de escuchar a los dirigentes juveniles. "Nuestro objetivo es llevar las voces de nuestros becados y de los jóvenes a los oídos de los líderes mundiales reunidos en la Cumbre del G20. El objetivo del Foro Interreligioso del G20 es asegurar que las voces religiosas, tan diversas como sea posible, estén representadas e incluidas en la formulación de políticas. Ese diálogo interreligioso se reconoce como una herramienta para construir sociedades pacíficas y prósperas".

“A nuestros compañeros y a los jóvenes que se unen a nosotros hoy, les diré esto: tienen la desgracia de vivir en tiempos interesantes. El COVID-19 está remodelando nuestro mundo, y su generación, lamentablemente, será la más afectada por las decisiones tomadas por los líderes mundiales para hacer frente a la pandemia. El cambio climático, los desastres naturales, los conflictos y la desigualdad están aumentando. La mitad de la población mundial tiene menos de 30 años. Ustedes son los líderes del mañana, y el mundo es suyo. Les invito a aprovechar esta oportunidad para hablar con honestidad, para reflexionar profundamente sobre los desafíos que todos afrontamos, y para decir claramente a los líderes mundiales lo que ustedes quieren que hagan.”

Organizado conjuntamente por el KAICIID, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas, la Asociación del Foro Interreligioso del G20 y el Comité Nacional para el Diálogo Interreligioso e Intercultural del Reino de Arabia Saudí, el Foro Interreligioso del G20 ofrece una plataforma anual en la que las redes de actores vinculados a la religión e inspirados en ella se comprometen con importantes cuestiones mundiales, dentro del amplio marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el programa del país anfitrión del G20.

El Excmo. Sr. Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé, Alto Representante de las Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones, recordó a los asistentes la importancia de potenciar a los dirigentes y grupos juveniles. "Estamos tratando de empoderar a los hombres y mujeres jóvenes, y a la sociedad dirigida por jóvenes, y reconocer que son agentes poderosos para el cambio social", dijo. "Creo que a lo largo de los años hemos desarrollado muchos programas y proyectos para reunir a jóvenes de diferentes culturas y religiones, y demostrar que pueden respetarse mutuamente, que pueden hablar entre sí, que pueden trabajar juntos y que pueden crear lo que llamamos una humanidad única".

S.E. Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé destacó algunos de los desafíos que enfrentan las poblaciones jóvenes de todo el mundo durante la actual pandemia de coronavirus.

“Es una carga tremenda y un desafío mental para todos, pero particularmente para los jóvenes", dijo. "La pandemia agravó aún más todos los desafíos que tienen que enfrentar los jóvenes de ambos sexos. Millones de personas han perdido sus empleos y cientos de miles siguen sin recibir educación debido al cierre parcial de escuelas y universidades. La falta de respuesta a esos retos llevó a la alienación de los jóvenes y a su confianza en el sistema político.”

Los actos del día culminaron con la presentación de docenas de recomendaciones de talleres compuestos por becados del KAICIID y líderes juveniles. Entre ellas figuraban recomendaciones reunidas por los becados en su calidad de embajadores de la consolidación de la paz y la prevención de conflictos, educadores y movilizadores de jóvenes y mujeres.

Los dirigentes juveniles también aportaron recomendaciones sobre la lucha contra los discursos de incitación al odio y la utilización de los medios de comunicación social como espacio para el diálogo, así como sobre las necesidades de las jóvenes refugiadas y migrantes, y los problemas ecológicos.

Las recomendaciones incluían la reforma de las universidades de nivel superior y las instituciones de educación de adultos para aplicar planes de estudios multirreligiosos y capacitación en materia de diversidad, la protección contra la intimidación cibernética y el tratamiento del aumento del populismo y el odio y la violencia de extrema derecha en toda Europa y los Estados Unidos.

Otras recomendaciones tienen por objeto financiar investigaciones sobre la conexión entre la teología y la ecología para incorporar las conclusiones como parte de los programas sobre el cambio climático, y la elaboración de un conjunto de herramientas multimedia de alfabetización ecológica que podría utilizarse como guía educativa para ayudar a salvaguardar el planeta.

Una de las principales esferas de preocupación de los becados y los dirigentes juveniles en 2020 es la continuación del empleo de los medios de comunicación social, que utilizan 3.800 millones de personas en todo el mundo, como instrumento para difundir discursos de incitación al odio.

"Vivimos en una aldea global y tal vez ahora lo que podría describirse con precisión como una cabaña mundial", dijo la Sra. Jemima Nartey, Vicepresidenta del Comité Scout Mundial. "Gracias al poder de Internet, comunicar y socializar es más fácil que nunca, especialmente en esta época de COVID. Desafortunadamente, esto también trae consigo un peligro global específico, el discurso del odio en línea. Esto ha tenido lugar generalmente en las redes de medios sociales como WhatsApp, Facebook y Twitter, debido a su popularidad entre la gente, pero más especialmente entre los jóvenes. De repente, se están utilizando deliberadamente para atacar a personas o grupos en referencia a atributos como la raza, la religión, el origen étnico, la orientación sexual, el género de la discapacidad y otros".

La profesora Katherine Marshall, miembro del Consejo Consultivo del Foro Interreligioso del G-20 e investigadora jefe del Centro de Diálogo para el Desarrollo de las Religiones Mundiales en el Centro Berkley de la Universidad de Georgetown, destacó la importancia de incluir las voces de los jóvenes en las cuestiones que afectan al G20.

"La juventud no es el futuro, es el presente", dijo. "Necesitamos las ideas, la energía, la fuerza de los jóvenes. El reto es siempre encontrar buenas maneras de poner sus voces sobre la mesa, para asegurarse de que no se les descuida y muchas organizaciones tienen la tendencia a no escuchar a los jóvenes. Creo que el espíritu de esta reunión de hoy y de nuestra participación en el G20 es en gran medida poner esas voces de frente y con claridad en los complejos procesos.

El Foro se cerró con una sesión interactiva llevada a cabo por los jóvenes y los becados y con una actuación cultural en un instrumento tradicional de Oud interpretado por un miembro de SALAM para la Comunicación Cultural.

El Foro Interreligioso del G20, que ya está abierto a la inscripción, tendrá lugar en línea, transmitiéndose desde Riad (Arabia Saudí) del 13 al 17 de octubre.