Loading...

Las voces religiosas en Asia piden un mayor aprecio y protección de la diversidad

05 Ago 2020
Participants in KAICIID's South and South East Asian Fellows Programme in Kuala Lumpur, 2016

Más de 50 líderes religiosos, junto con representantes de organizaciones religiosas, altos líderes políticos de organismos intergubernamentales regionales panasiáticos, así como expertos e investigadores, se reunieron virtualmente hoy para analizar la utilización de la cooperación interreligiosa en Asia a la hora de hacer frente a desafíos conjuntos que van desde el cambio climático hasta la desigualdad económica.

La consulta, que reunió a participantes de 16 zonas horarias distintas, fue la cuarta de una serie de reuniones regionales que forman parte del Foro Interreligioso del G-20, que conecta a comunidades religiosas de todo el mundo en un amplio proceso de consultas sobre temas que van desde las repercusiones de la pandemia de COVID-19 hasta la gobernanza y la religión, los desafíos socioeconómicos y la protección del medio ambiente.

“Este foro interreligioso del G20 proporciona una plataforma anual con redes de actores vinculados a la religión e inspirados en la fe en una agenda global dentro de los marcos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el país anfitrión, el Reino de Arabia Saudí, este año", señaló Faisal Bin Muaammar, Secretario General del KAICIID.

"El KAICIID se siente honrado de formar parte de este comité organizador. Esperamos aportar algo a la cumbre del G20 que refleje el trabajo conjunto entre algunas de las organizaciones más importantes en el ámbito interreligioso.”

En las deliberaciones de los participantes se reflexionó sobre el hecho de que la diversidad religiosa y la cooperación interreligiosa son una realidad en la vida de muchos países del Asia meridional y sudoriental, pero también se pidió mejorar la integración a la hora de elaborar políticas que protejan esa diversidad.

Los participantes de países de toda la región advirtieron de la creciente polarización y pidieron que se tuvieran en cuenta los puntos de vista religiosos, no sólo en cuestiones humanitarias y de salud como el COVID-19, sino también como guías éticas y morales para la elaboración de políticas.

“La diversidad define el carácter del continente. Pero la colaboración interreligiosa en la región a menudo se queda en la presentación de los programas, sin llegar a enriquecer las acciones prácticas sobre el terreno", señaló el Dr. Kezevino Aram, miembro de la Junta del KAICIID y Director del Shanti Ashram en la India.

La profesora Katherine Marshall, Directora Ejecutiva de World Faiths Development Dialogue y miembro del Consejo Asesor del Foro Interreligioso del G-20, declaró:

"Nuestra esperanza es que el Foro Interreligioso del G20 sea reconocido como un grupo para un compromiso formal, porque pensamos que estas voces religiosas, tanto en su práctica como en su postura ética y moral, encajan en las decisiones políticas".

Los debates de la reunión se centraron en tres temas: educación, juventud y mujeres; el imperio de la ley, los derechos y la religión; y la forma de movilizar a los grupos religiosos para responder a los catástrofes naturales y a la degradación del medio ambiente. Los participantes destacaron que, en cada esfera, las voces religiosas tienen un importante papel que desempeñar:

“A menudo suponemos que la religión es regresiva, pero en realidad, muchas de las religiones de Asia han sido útiles con sus contribuciones a la igualdad entre los géneros y la lucha contra la corrupción", destacó el Dr. Dicky Sofjan, investigador jefe del Consorcio Indonesio de Estudios Religiosos (ICRS).

"El G20 debe adoptar una postura firme a favor de la libertad religiosa, no sólo en Asia, sino en todo el mundo. Con el aumento del populismo y el conservadurismo tenemos que pensar en infraestructuras políticas y legales para asegurar que la libertad de religión y creencia esté garantizada en todos los países en los que trabajamos", declaró el Dr. Sofjan.

La reunión se volverá a convocar por segundo día mañana, 6 de agosto, y culminará con la presentación de una serie de recomendaciones a los responsables políticos sobre los enfoques temáticos de la Cumbre del G20.

El Centro de Diálogo Internacional (KAICIID), junto con sus aliados principales, como la Asociación del Foro Interconfesional del G20, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas (UNAOC) y el Comité Nacional para el Diálogo Interconfesional e Intercultural de Arabia Saudí, está dando apoyo a estas consultas, que ayudarán a dar forma a una serie final de recomendaciones a los líderes mundiales que asistan a la cumbre del G20, prevista para noviembre en Riad.