Loading...

La plataforma de diálogo de la región árabe se prepara para constituir un foro de jóvenes árabes

04 Sep 2018

La conferencia internacional “Diálogo interreligioso para la paz: promoción de la convivencia pacífica y la ciudadanía común, organizada por el KAICIID en Viena el pasado mes de febrero, fue testigo de la puesta en marcha de la Plataforma interreligiosa para fomentar la cooperación y el diálogo en el mundo árabe. Dicha plataforma representa una herramienta de coordinación y cooperación eficaz e inclusiva a escala regional para crear un marco en el que los líderes de las instituciones religiosas y los grupos de interés que trabajan en el ámbito del diálogo tienen la oportunidad de colaborar en el desarrollo de varios programas dirigidos a fomentar la coexistencia, establecer la paz y promover la ciudadanía común y una cohesión social pacífica. Entre las iniciativas que lleva a cabo esta plataforma figuran programas de desarrollo de capacidades en varios campos, como, por ejemplo: los medios sociales como espacio para el diálogo, el Programa de Becas para la región árabe y una red de facultades e institutos musulmanes y cristianos en el mundo árabe, con el fin de fortalecer las capacidades de educadores y partes interesadas dedicados a la promoción de la enseñanza de una cultura de diálogo interreligioso e intercultural.

 

Desde su creación, la Plataforma interreligiosa para fomentar la cooperación y el diálogo en el mundo árabe se esfuerza por formular y ejecutar diferentes tipos de proyectos y programas con el objetivo de fomentar la comunicación entre las instituciones y líderes religiosos y los grupos de interés que trabajan en el campo del diálogo; coordinar los esfuerzos para hacer frente a los desafíos que afrontan las sociedades árabes; fortalecer la relación entre la población, las instituciones y líderes religiosos y los responsables de la formulación de políticas a nivel internacional, regional y nacional, con el fin de lograr los objetivos humanitarios recogidos en su documento fundacional; desarrollar programas y planes de acción específicos que contribuyan a la promoción de la coexistencia pacífica y apoyen la ciudadanía común a escala regional y local; y proporcionar a las instituciones y líderes religiosos y a los grupos de interés involucrados en el diálogo todos los recursos necesarios para fomentar el diálogo entre los pueblos y fortalecer sus capacidades y su desempeño para que puedan cumplir su misión.

Las instituciones y líderes religiosos que fundaron la Plataforma han investigado sobre la importancia de poner en marcha diversos programas e iniciativas locales y regionales para fomentar la convivencia y la cohesión social sobre la base de la ciudadanía común. Entre las sugerencias que se presentaron al final de la reunión celebrada en el Líbano, se planteó realizar un estudio inicial: explorar la creación de un Foro de Jóvenes Árabes para el Diálogo Interreligioso e Intercultural con objeto de promover la moderación, el entendimiento y la cooperación entre las comunidades a través de un diálogo profundo, basado en el objetivo común de la convivencia. Este estudio se llevó a cabo en el marco del Programa de Becas para la región árabe, como parte de las iniciativas de los becados.

En este programa, los participantes asistieron a talleres y reuniones con líderes religiosos en el Líbano, y realizaron giras de promoción del diálogo interreligioso y del conocimiento del Otro mediante el aprendizaje sobre las diferentes culturas y tradiciones religiosas. Con ello se pretende fomentar un entorno inclusivo para la diversidad religiosa, cultural y étnica, apoyar la convivencia y poner de relieve los objetivos fundamentales de las religiones que llaman al diálogo y el entendimiento.

El Dr. Mohammed Al-Sammak, miembro de la Junta Directiva del KAICIID, manifestó: “se ha encomendado a la Plataforma que trabaje apoyándose en el principio de que el extremismo y el terrorismo son enemigos comunes de la humanidad. Para combatirlos, se requiere una cooperación eficaz basada en los valores compartidos entre los musulmanes y los cristianos de la región”.

Fahad Abualnasr, Director General del KAICIID, señaló a su vez: “nuestro papel consiste en respaldar las actividades de diálogo de la Plataforma, con las que se persigue mejorar la convivencia pacífica y la ciudadanía común en la región. Estamos convencidos de que la cooperación y la inclusión conducirán a un futuro mejor y a soluciones duraderas”.

El padre Matta Zakaria, representante de Su Santidad el Papa Tawadros II, dijo que “el diálogo se ha convertido en una necesidad. Debemos abrir nuestros corazones a una transformación real, con el objetivo de convivir y de promover la cohesión social y la ciudadanía común”.

El Sheij Omar Al-Rosan, representante del Departamento Iftaa’ en Jordania, declaró que el objetivo de este foro es inculcar los valores del diálogo, afirmando los principios de ciudadanía y comunidades comunes y evitando las guerras y la violencia, sobre todo las cometidas en nombre de la religión, y los peligros que entrañan el terrorismo y el extremismo.

Mohammed Al-Amine, representante de la Fundación Al-Amine para el Diálogo, afirmó que “hoy en día sigue siendo necesario que los organismos internacionales y regionales coordinen sus esfuerzos, desarrollen programas de trabajo estratégicos, promuevan una cultura de diálogo, formulen un discurso religioso moderado que fomente la convivencia e inculquen los valores de la diversidad”.

El Dr. Said Al-Qeeq de Palestina mencionó que este foro propicia la comunicación entre los diferentes líderes religiosos, instituciones y partes interesadas implicados en el diálogo, con el fin de hacer frente a los retos a los que se enfrentan las sociedades árabes.