Loading...

La Cruz Roja y el Centro Internacional de Diálogo apoyan la integración de las personas que buscan refugio

21 Junio 2018

Viena, 21 de junio de 2018. El 20 de junio de 2018, la Cruz Roja Austríaca y el Centro Internacional de Diálogo (KAICIID), con sede en Viena, coorganizaron una conmemoración del Día Mundial de los Refugiados, como señal del compromiso de ambas organizaciones con la promoción de una integración exitosa. 

La celebración, que tuvo lugar en la sede del KAICIID en Viena bajo el lema “Siempre bienvenidos”, convocó a líderes religiosos de alto nivel, trabajadores humanitarios y personas en busca de asilo, con el fin de expresar apoyo a los recién llegados a las comunidades y de describir las mejores prácticas para una integración sin fisuras. 

“En un momento en que la retórica puede generar división, es alentador ver cómo las comunidades de fe reafirman su compromiso de dar la bienvenida a los recién llegados”, afirmó Naomi Hunt, Responsable de Proyectos del KAICIID para la Inclusión Social de los Refugiados en Europa. 

Según informes de las Naciones Unidas, 65,6 millones de personas de todo el mundo han sido desplazadas de sus hogares, lo cual representa la cifra más alta que se haya registrado jamás. En un esfuerzo por apoyar a las personas que buscan refugio en Europa, el Proyecto de Integración mediante el Diálogo del KAICIID se esfuerza por aumentar la capacidad de integración tanto de los recién llegados como de las comunidades europeas que los reciben. 

A lo largo de los últimos dos años, el programa ha capacitado a mujeres de origen migrante para que actúen como facilitadoras del diálogo y ayuden a otras personas que buscan refugio a adoptar un enfoque proactivo y dialógico frente a su propia integración. El programa es un reflejo del mandato del KAICIID de utilizar el diálogo interreligioso e intercultural como herramienta para promover la convivencia pacífica y la cohesión social. 

“Los líderes y las instituciones del ámbito religioso están en una posición única para dar la bienvenida al Otro y servir como modelo en el logro de sociedades inclusivas y cohesionadas”, aseguró Hunt. “Es una gran alegría trabajar en asociación con la Cruz Roja, una organización humanitaria mundial de primer nivel, para demostrar conjuntamente el apoyo a quienes buscan refugiarse de la guerra y la violencia”.

“El KAICIID mantiene el compromiso de ayudar a las instituciones confesionales y seculares a trabajar codo a codo para abordar las preocupaciones y los valores comunes, fortaleciendo así el tejido que une a nuestras comunidades”.