La consulta del Foro Interreligioso del G20 Europeo se centra en los desplazados, la desigualdad y el medio ambiente

29 Jun 2020
Multiplier training for People Seeking Refuge

Dirigentes religiosos, responsables políticos, expertos y representantes del mundo empresarial en Europa se reunieron virtualmente el 29 de junio en el segundo de cinco foros regionales con el fin de formular recomendaciones de política antes del Foro Interreligioso del G-20, cuya reunión está prevista para octubre en Riad (Arabia Saudita).

El Centro de Diálogo Internacional (KAICIID) y sus aliados más importantes, como la Asociación del Foro Interconfesional del G-20, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas y el Comité Nacional para el Diálogo Interconfesional e Intercultural de Arabia Saudí, dan apoyo conjunto a las consultas, que ayudarán a conformar una serie final de recomendaciones a los líderes mundiales que asistan a la cumbre del G-20, prevista para noviembre en Riad.

Antes de la cumbre del G-20, los dirigentes religiosos y políticos de la Región Árabe, Europa, África, América y Asia se reúnen para examinar los problemas específicos de la zona, entre ellos las respuestas al COVID-19, el acceso a la educación, los derechos de la mujer, los jóvenes, la consolidación de la paz, la gobernanza, y la justicia ambiental.

Esta consulta europea se produce tras la primera reunión regional, que abarca la Región Árabe y está dirigida por el KAICIID, que durante casi un decenio ha gestionado programas dirigidos a fomentar la ciudadanía común, el diálogo, la protección de las minorías y la prevención del discurso de odio. En 2018, el KAICIID estableció la primera plataforma regional multirreligiosa de líderes religiosos cristianos y musulmanes.

En la consulta europea del Foro Interreligioso del G-20 celebrada el 29 de junio, el Excmo. Sr. Emmanuel, Metropolitano de Francia, que también es Presidente de la Junta Directiva multirreligiosa del KAICIID, aprovechó sus declaraciones iniciales para poner de relieve cuestiones de desarrollo sostenible que constituyen una prioridad para las Cumbres del G-20, entre ellas la reducción de la pobreza y la desigualdad; la mejora de la salud y el bienestar, el tratamiento de los problemas de los desplazamientos, la migración y las corrientes de refugiados, así como la protección del medio ambiente.

En su discurso, el Metropolitano Emmanuel reflexionó sobre los numerosos retos que plantea el brote de coronavirus, que ha provocado 10 millones de casos, 500.000 muertes y confinamientos en todo el mundo. Del mismo modo, describió los tres grupos de trabajo especiales que elaborarán recomendaciones significativas en aspectos como el empoderamiento de las personas y el fortalecimiento de la igualdad entre los géneros, y el compromiso religioso con las preocupaciones ambientales.

“Como líderes y expertos que trabajan en la convergencia de la religión y la política, somos conscientes de las formas en que las comunidades religiosas han respondido al desafío y de las maneras en que han aprendido a adaptarse. La mayoría de nosotros nunca olvidará la Pascua de este año, la Pesaj, el Ramadán de este año y las formas en que la vida de cada comunidad religiosa se ha visto afectada."

"Nuestras conciencias también se han visto afectadas por otras pandemias -las tensiones extremadamente duras del racismo- tanto personales como estructurales; las cargas de la desigualdad, en todas sus múltiples formas; el sufrimiento de las personas que "no pueden respirar"; la interminable inundación de refugiados y personas desplazadas; la continua degradación del medio ambiente; y un sinnúmero de otros males que nos afectan mientras nos refugiamos y la distancia social en nuestros hogares.”

El Vicepresidente de la Comisión Europea para la Promoción de Nuestro Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, pronunció un poderoso discurso de apertura en el que destacó la importancia de las aportaciones de las partes interesadas religiosas europeas en las prioridades del G20 de este año.

“Los admirables ejemplos de solidaridad de los que hemos sido testigos durante la pandemia no deben limitarse a los tiempos de crisis, sino que también deben formar parte de nuestras políticas futuras. Este espíritu de solidaridad está muy presente a nivel europeo y la Comisión Europea lo considera un componente esencial de su estrategia para después de la crisis. A través de nuestro diálogo organizado seguiremos centrándonos en cuestiones relacionadas con los valores fundamentales y las preocupaciones éticas, que deberían estar en el centro de las políticas de la UE. Nos aseguraremos de que hagan realidad y no se queden en palabras vacías.”  

El Presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos, el Rabino Jefe Pinchas Goldschmidt, que copreside el Consejo de Liderazgo Musulmán-Judío (MJLC), apoyado por el KAICIID, planteó la cuestión de la importancia de que las instituciones europeas ofrezcan una protección sólida del derecho fundamental a la libertad de religión o de creencias. "Este tema debe ser abordado en las futuras reuniones del Foro Interreligioso del G20 para asegurar que haya una protección legal de la libertad religiosa o de creencias para todos". 

 El pasado mes de octubre, el KAICIID celebró una conferencia internacional de dos días que reunió en Viena a más de 150 líderes religiosos, responsables políticos, expertos de la sociedad civil y de los Derechos Humanos para debatir las formas de reconocer y combatir los discursos de odio.

Los oradores de la consulta europea también destacaron la difícil situación de los migrantes en Europa, donde el KAICIID ha apoyado el establecimiento del Consejo de Liderazgo Judío-Musulmán, y aplica un programa para las personas que buscan refugio. Esta última iniciativa abarca la Red para el Diálogo, integrada por 25 dirigentes religiosos, académicos y agentes de la sociedad civil que trabajan en programas para mejorar la inclusión social de los refugiados y los migrantes, y la creación de un conjunto especial de instrumentos de facilitación del diálogo, en el que se exponen orientaciones prácticas para los refugiados y los migrantes en Europa, así como para los países de acogida.

“El principio rector de las relaciones entre las comunidades musulmanas y el resto de la sociedad europea es el respeto y la comprensión interculturales", dijo Su Excelencia el Gran Muftí Nedzad Grabus, de la Comunidad Islámica de Eslovenia, y copresidente del MJLC. "Tanto si son recién llegados como si son ciudadanos de larga duración, muchos musulmanes luchan contra los discursos negativos, los prejuicios y los malentendidos. Alentamos iniciativas como el Foro de Diálogo Político Europeo sobre Refugiados e Inmigrantes del KAICIID, que comparte las mejores prácticas de las que pueden aprender las ciudades y los estados.”

 

Reunión de la Región Árabe

El 27 de junio, en una reunión virtual del Foro Interreligioso del G20 centrada en la Región Árabe, más de 70 dirigentes religiosos, responsables políticos y expertos en medio ambiente se centraron en las prioridades previas a la Cumbre del G20 de este año en Riad, así como en los objetivos a largo plazo para la región. Entre ellos figuraban el fortalecimiento de la cohesión social y la promoción de la coexistencia pacífica en la Región Árabe, así como la protección del medio ambiente.

Entre los asistentes se encontraban dirigentes de Irak, Líbano, Siria, Jordania, Arabia Saudí, Egipto, Argelia, Túnez, Marruecos y Palestina. 

“Estas reuniones de consulta constituyen una plataforma y una gran oportunidad para conocerse mutuamente y para consultar y cooperar entre individuos, agentes sociales y líderes religiosos para contribuir a recomendar y presentar recomendaciones para la cumbre del G20", dijo Faisal bin Muaammar, Secretario General del KAICIID.

“Nos enorgullece presentarles los objetivos de la cumbre del G20 y los objetivos del Foro interreligioso para la sostenibilidad, la cohesión y la cooperación, que reflejarán las prioridades de los objetivos propuestos por el Reino de Arabia Saudí", continuó. 

“Si no hubiera sido por la respuesta pública a la instrucción de los líderes religiosos acerca del suministro de alimentos y de los equipos de protección personal sanitario, que complementaba los esfuerzos de los individuos, las instituciones y la comunidad, hoy en día estaríamos hablando de una lamentable catástrofe humanitaria”. 

señaló S.E. Ivan Faeq Yaqoub Jabro, Ministra iraquí de Migración y Desplazamientos en su discurso sobre la importancia de las decisiones de las instituciones religiosas ayudando en términos políticos.

Entre los ponentes, se encontraban también el Dr. Iyad Abumoghli, Director de Compromiso Estratégico de la iniciativa Fe para la Tierra con las Organizaciones Confesionales, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, S.E. Fayez al Shahry, Miembro del Consejo Supremo del Reino de Arabia Saudí.

Los dirigentes religiosos, los responsables políticos y los expertos de la Región Árabe se reunirán de nuevo el 3 de julio para presentar recomendaciones que se incluirán en un programa previo al Foro Interreligioso del G-20, cuya reunión está prevista en Riad (Arabia Saudí) en octubre.