Loading...

La Beca de Periodismo y el Foro Político llevan el diálogo a los medios de comunicación de la región árabe

21 Febrero 2022
Dialogue Journalism Fellowship participants

La periodista saudí Suzana Aldosary sabe que su trabajo requiere la capacidad de transmitir mensajes de tolerancia y aceptación.

Por eso viajó a Túnez para participar en un curso de formación del recientemente lanzado programa Medios de Comunicación para la Paz, dirigido por el programa de la región árabe del KAICIID, en colaboración con la organización alemana Medios de Cooperación y Transición (MiCT).

El taller de cuatro días, celebrado en Túnez del 17 al 20 de febrero, reunió a 28 periodistas de 12 países árabes, que fueron seleccionados para participar en la Beca de Periodismo de Diálogo, un programa organizado por el KAICIID y MiCT bajo el paraguas de la Plataforma Interreligiosa para el Diálogo y la Cooperación en la región árabe.

    "Aprendí que ser periodista tiene que ver con la paz" dijo Aldosary tras finalizar el taller, que es el primero de los tres que se celebrarán a lo largo del programa de becas.

Un manual para entender el diálogo interreligioso

La formación pretendía dotar a los jóvenes periodistas, en su mayoría de entre 30 y 35 años, de conocimientos relacionados con el diálogo intercultural, la resolución de conflictos y la ética de los medios de comunicación, que podrán utilizar en su trabajo diario.

Según Maya Sukar, consultora de desarrollo de capacidades del KAICIID en la región árabe, un programa de formación sobre el diálogo dirigido a los periodistas de la región árabe se hizo necesario tras los levantamientos y conflictos que siguieron al estallido de la Primavera Árabe entre 2010 y 2011. Después de eso, dijo Sukar, la información poco ética sobre la religión y el origen étnico ha desencadenado consecuencias desagradables.

    "El poder de doble filo de los medios de comunicación ha planteado la cuestión de si los periodistas han hecho más daño que bien al cubrir los conflictos en la región árabe", dijo Sukar.

"Informar sobre la religión y la etnia en una zona sensible a los conflictos como la región árabe requiere el compromiso y el apoyo de los periodistas que defienden los valores comunes y contrarrestan la difusión de la ignorancia, la intolerancia y el odio".

Los talleres incluidos en el programa de becas están diseñados para mejorar la comprensión de los periodistas del análisis de conflictos y del papel de la diversidad interreligiosa en la promoción de la construcción de la paz en la región. Más concretamente, contrarrestan el periodismo tendencioso y sus implicaciones, desarrollan técnicas de diálogo y ofrecen a los participantes un espacio seguro para compartir experiencias y conocimientos sobre su trabajo informando sobre religión y conflictos.

    "Nos dimos cuenta de que había un vacío en el mundo de los medios de comunicación. Muchos programas hablan de cómo comprobar los hechos y contrarrestar la desinformación, pero ninguno de ellos se centra realmente en el diálogo interreligioso", dijo la directora del proyecto MiCT, Christa Waegemann".

"Al desarrollar este programa y diseñar las formaciones, hemos querido crear un conjunto de herramientas para que los becarios salgan de él no sólo capaces de entender la comprobación de hechos y el periodismo ético, sino también de saber cómo abordar el tema del diálogo interreligioso en la región árabe".

Trabajar para el futuro

Un panel de líderes religiosos y expertos en medios de comunicación se dirigió a los becarios durante el primer taller. El padre Rifaat Bader, director del Centro Católico de Estudios y Medios de Comunicación, con sede en Jordania, y miembro fundador del PIDC, explicó que aprender a utilizar los medios de comunicación como herramienta para lograr la paz y la cohesión, en lugar del conflicto y la división, será especialmente importante tras la pandemia del COVID-19, que ha aumentado las diferencias y tensiones socioeconómicas.

"Dentro de los medios de comunicación hay un ángel y un demonio, así que amplifiquemos la voz del ángel", dijo.

"Tenemos una gran oportunidad ahora, después de la pandemia, de adoptar una voz más humana y dialogar para resolver los problemas y promover la solidaridad".

Panel de líderes religiosos y expertos en medios de comunicación

Según Bassel Al Torjoman, periodista de Independent Arabia que también estaba entre los panelistas, programas como Medios de Comunicación para la Paz tendrán un impacto positivo en el futuro de la región árabe.

    "El trabajo que hace el KAICIID no es sólo para hoy", dijo. "La televisión, la radio y todos los medios de comunicación son clave para construir nuestro futuro en una lógica de convivencia. Nada es más importante que trabajar por el futuro".

Los participantes en el programa proceden de diferentes países y entornos religiosos, lo que refleja la diversidad de la región árabe.

Entre ellos, la presentadora de televisión marroquí Mantanna Maalaynine se sintió motivada a participar en el programa porque considera que el diálogo interreligioso es un tema crítico que amplía un nuevo horizonte para la convivencia entre naciones y civilizaciones.

"Me he presentado a este programa porque el diálogo interreligioso es muy importante", dijo. "Hoy he aprendido mucho en el taller".

Becados visitando la histórica mezquita AlZaytouna

Entre la segunda y la tercera formación, los becarios de periodismo recibirán una pequeña subvención para poner en marcha iniciativas destinadas a promover el uso del diálogo como herramienta para la consolidación de la paz en la región.

Como segundo elemento del programa "Medios de Comunicación para la Paz", se espera que en los próximos meses se ponga en marcha un Foro de Política Mediática. Se espera que ofrezca un espacio de colaboración entre los líderes religiosos, los editores y los becados, y que elabore una Carta para los medios de comunicación por la paz en la región árabe.