Líderes religiosos planifican acciones para prevenir los crímenes atroces

25 Abr 2015
Fes Plan of Action co-organized by KAICIID and UN

FEZ - Los participantes en el foro con líderes religiosos organizado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de Proteger, el Centro Internacional de Diálogo con sede en Viena (KAICIID), la Delegación Interministerial de Derechos Humanos (DIDH) del gobierno de Marruecos y la Rabita Mohammadia de los Ulemas en Marruecos desarrollaron un “Plan de Acción para la Prevención de la Incitación a Cometer Crímenes Atroces”.

El Plan de Acción se seguirá desarrollando en cinco reuniones regionales durante el próximo año, en las cuales los líderes religiosos y las organizaciones religiosas lo fortalecerán y desarrollarán con elementos adicionales específicos. El Plan de Acción y una Declaración serán adoptados en una reunión plenaria de líderes religiosos que está prevista para 2016.

En el borrador del Plan de Acción los participantes llamaron la atención sobre las ocho principales áreas a ser consideradas:

“Monitorizar” la incitación a cometer crímenes atroces para asegurar una respuesta diferenciada y efectiva. Este diagnóstico se centrará en preguntas como “¿Quién incita?”, “¿a través de qué medio?”, “¿quién escucha?” y “¿quién reacciona?”.

Desarrollar y difundir mensajes “alternativos” para contrarrestar la incitación y el discurso del odio utilizando los medios de comunicación, incluyendo los medios sociales.

Participar en el diálogo con los portavoces y el público potencial: Participar en el diálogo con los responsables de la incitación e identificar incentivos para el cambio.

Desarrollar y revisar la educación, los planes de estudio y el desarrollo de capacidades: Incorporar la apreciación de todas las culturas, religiones y una apreciación de la importancia de la convivencia civil.

Participar en, o fortalecer actividades de diálogo interreligioso e intrarreligioso con el fin de garantizar la comprensión, el respeto y la comunicación. Esto podría lograrse a través de visitas conjuntas a lugares de culto, oraciones conjuntas por la paz y acciones conjuntas a nivel comunitario.

Participar en el diálogo sobre los agravios: Abordar temas que los extremistas religiosos monopolizan, a través de puntos de vista precisos y matizados, apuntando a aquellos que pueden ser particularmente vulnerables a la incitación a cometer crímenes atroces.

Fortalecer la claridad de pensamiento y de mensaje: Reconocer y respetar el derecho a la libertad religiosa y de creencias (artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP).

Colaborar con líderes políticos: Promover la relación entre el liderazgo religioso y político para fortalecer el apoyo político para la prevención de la incitación; promover la reforma legal y política apropiada según el Plan de Acción de Rabat (adoptado en Rabat, Marruecos, el 5 de octubre de 2012).

El Plan también recomienda otras medidas, entre ellas formar para el diálogo; identificar y crear redes de  líderes religiosos que trabajan activamente para prevenir o contrarrestar la incitación a cometer crímenes atroces en todo el mundo; comprometer a la juventud y garantizar una perspectiva de género en todas las acciones propuestas y realizadas.

Sobre la Oficina de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de Proteger

El asesor especial sobre la Prevención del Genocidio actúa como catalizador para crear conciencia sobre las causas y dinámicas del genocidio, alertar a los actores pertinentes cuando existe el riesgo de genocidio, así como para movilizar y abogar por acciones oportunas.

Sobre el KAICIID

El KAICIID es una organización intergubernamental cuyo mandato consiste en promover mundialmente el uso del diálogo para prevenir y resolver conflictos, así como para mejorar el entendimiento y la cooperación. Durante un proceso de negociación y desarrollo de siete años, se fue diseñando el mandato y la estructura del KAICIID para fomentar el diálogo entre personas de credos y culturas distintas, ya que el diálogo tiende puentes entre animosidades, reduce el miedo e inculca el respeto mutuo.

Sobre la Delegación Interministerial de Derechos Humanos

La Delegación Interministerial de Derechos Humanos (DIDH) en Marruecos es un organismo gubernamental que trabaja para implementar políticas oficiales relacionadas con la defensa, respeto, protección y promoción de los derechos humanos, en coordinación con las entidades gubernamentales de Marruecos y organizaciones colaboradoras.

Sobre la Rabita Mohammadia de los Ulemas en Marruecos

La Rabita Mohammadia de los Ulemas es una institución de interés público con sede en Rabat, Marruecos. Apoya a los académicos mediante el logro de los objetivos de educar en los valores del islam moderado, cooperando con organizaciones con objetivos similares con el fin de promover los aspectos académicos y culturales en la educación islámica, así como mejorar la cooperación entre líderes de opinión, expertos e instituciones educativas.