Loading...

Líderes interconfesionales como ejemplos de la diversidad en el diálogo: El Secretario General del KAICIID sigue resaltando la importancia de los líderes religiosos y del diálogo interconfesional en Davos

25 Enero 2019

Mientras los principales líderes políticos y económicos mundiales, así como influyentes personalidades de más de cien países acudían a la localidad suiza de Davos para el encuentro anual del Foro Económico Mundial (FEM), el Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) aprovechó su primera participación en dicho foro para seguir haciendo hincapié en la importancia de las organizaciones y los líderes religiosos como actores indispensables en cuanto al liderazgo y el fomento del diálogo para la cooperación mundial.

En el debate de expertos titulado “El liderazgo y el diálogo interconfesional para la cooperación mundial”, el Secretario General del KAICIID, Faisal Bin Abdulrahman Bin Muaammar, destacó el valor intrínseco de los líderes religiosos como promotores de la paz y la reconciliación en muchas comunidades que han sufrido la devastación por el mal uso de la religión para sembrar las semillas del odio y la división, que a menudo conducen a la violencia y el conflicto.

“Nunca debemos desestimar el hecho de que más del 84% de la población del mundo se identifica con una creencia o tradición religiosa y que, por lo tanto, se ha ganado su derecho a tener voz y ser escuchada. Durante demasiado tiempo la religión ha sido percibida injustamente por muchos, en todos los niveles de la sociedad, como la causa fundamental de los conflictos y las crisis a las que se enfrenta el mundo en el presente. Sin embargo, la realidad es que la religión es parte necesaria de la solución. Esta es la convicción que ha llevado al KAICIID a defender a los líderes religiosos, con su singular influencia de base, como valedores de una solución basada en el diálogo y a reforzar su papel como aliados inseparables de los responsables políticos para la consolidación de la paz y la lucha contra las narrativas extremistas, independientemente de si son de carácter político o religioso”, explicó el Secretario General.

Bin Muaammar se refirió al preocupante y creciente extremismo de extrema derecha y del populismo en Europa, a raíz de la intensificación de la crisis de los refugiados y las migraciones. “Cada vez es más habitual que las minorías religiosas y étnicas existentes se perciban como extranjeras, en lugar de iguales con una ciudadanía común y compartida”.

El KAICIID, que se ha convertido rápidamente en uno de los principales defensores del diálogo interreligioso e intercultural a nivel mundial desde su creación en 2012, trabaja actualmente con más de 40 destacadas organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil internacionales, incluidas las Naciones Unidas, el PNUD, la Unión Africana, la UNESCO, la Organización para la Cooperación Islámica, la OSCE y la Oficina de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de Proteger. El KAICIID contribuye de manera decisiva al Plan de Acción de las Naciones Unidas para Líderes y Actores Religiosos a fin de Prevenir y Contrarrestar la Incitación a la Violencia que Podría Desembocar en Crímenes Atroces (2017).

 

Logros clave:

En 2018, el Secretario General Faisal Bin Muaammar fue elegido copresidente del consejo asesor del grupo de trabajo interinstitucional de las Naciones Unidas sobre religión y desarrollo. El consejo asesor representa una mejora significativa del papel que desempeñan las organizaciones y los actores religiosos en las Naciones Unidas y en el panorama político internacional.

Por otra parte, el KAICIID también participó el año pasado en la cumbre interconfesional del G20 en Buenos Aires, la cual, en opinión de Bin Muaammar, fue “testimonio del trabajo pionero del KAICIID en la construcción de puentes de cooperación entre líderes religiosos y responsables políticos para encontrar soluciones sostenibles a favor de la convivencia pacífica”.

“Los líderes religiosos son promotores creíbles y eficaces de la paz y la reconciliación. Las plataformas de diálogo interconfesional e intraconfesional que el KAICIID apoya en Nigeria, Myanmar, la República Centroafricana, la región árabe y Europa seguirán proporcionando evidencias sólidas y tangibles de que los líderes y actores religiosos, tanto hombres como mujeres, están consiguiendo cambios positivos. No debemos subestimar el papel de las mujeres y los jóvenes como agentes igualmente eficaces del cambio, de la consolidación de la paz y del fomento de la tolerancia”, afirmó el Secretario General.

Asimismo, resaltó la amplia labor que ha emprendido el KAICIID al impartir formación sobre los medios sociales a jóvenes de toda la región árabe, empoderando así a mujeres y hombres jóvenes para que promuevan narrativas de tolerancia y convivencia.

La participación del KAICIID en Davos, así como la de otras organizaciones religiosas, indica el creciente reconocimiento que se otorga actualmente a las organizaciones y los líderes religiosos como aliados en los diálogos necesarios para encontrar respuestas a retos de gobernanza, sociales, económicos, políticos y tecnológicos a los que se enfrenta el mundo hoy en día.