Junta Directiva alza su voz en el primer día de la ONU para las víctimas de la violencia motivada por la religión

22 Ago 2019

La Junta Directiva multirreligiosa del Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) ha emitido hoy (22 de agosto) el siguiente pronunciamiento con motivo del primer Día de Conmemoración de las Víctimas de Actos de Violencia basados en la Religión o las Creencias, instaurado mediante una resolución de las Naciones Unidas a principios de este año:

 

“La Junta Directiva del KAICIID hace llegar sus más sentidas condolencias y reza por todas aquellas personas que han sufrido la muerte, heridas o el duelo como consecuencia de la religión que profesan.  Condenamos de la manera más enérgica posible a quienes señalan a sus víctimas por su credo, o a quienes buscan distorsionar y representar indebidamente la religión con el objetivo de justificar la violencia.

En esta primera conmemoración del sacrificio de estas víctimas, auspiciada por las Naciones Unidas, reiteramos que no existe ningún sistema de creencias que justifique el hecho de causar daño a inocentes. Las personas que se reúnen para orar en comunión tienen un derecho especial a la seguridad y la libertad de expresión.

Todas las confesiones se basan en la dignidad fundamental de la persona, centrada en los valores de la paz y la tolerancia.

Percibimos de manera cada vez más alarmante la escalada de ataques contra comunidades religiosas, desde los recientes ataques a iglesias de Sri Lanka hasta los perpetrados contra las mezquitas en Nueva Zelanda o las sinagogas en Estados Unidos.  Hacemos un llamamiento a las autoridades locales y a la comunidad internacional para que intensifiquen los esfuerzos para proteger a quienes acuden a lugares de culto o desean expresar sus creencias sin miedo.

Asimismo, instamos a reforzar las iniciativas para proteger y promover las identidades religiosas de todos los creyentes, con el propósito de contrarrestar tendencias como el discurso del odio y brindar un espacio a las minorías religiosas que con frecuencia se enfrentan a amenazas de violencia, exclusión social o discriminación”.