El Centro Internacional de Diálogo, un compromiso intergubernamental por la paz

19 Oct 2018

Cuando el Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) se acerca a su sexto aniversario en noviembre de 2018, la organización, fruto del compromiso de los Gobiernos de Austria, Arabia Saudí y España, con la Santa Sede como observador fundador, ha llegado a casi 18 000 personas de todo el mundo. En tan solo sus últimos tres años, el Centro, un esfuerzo intergubernamental de consolidar la paz mediante el diálogo, ha creado plataformas interreligiosas en África, Asia, Europa y la región árabe y ha formado a más de 5000 personas en diálogo interreligioso.

Para alcanzar estos logros, la estructura de gobernanza exclusiva del Centro ha sido clave. Con un Consejo de las Partes compuesto de los estados fundadores, una Junta Directiva que incluye a nueve representantes de cinco religiones y un Foro Consultivo que reúne a más de 40 miembros de religiones del mundo, organizaciones religiosas e instituciones culturales, los órganos rectores del KAICIID reflejan el objetivo de la organización de unir a responsables políticos y líderes de comunidades religiosas en un diálogo que dé como resultado soluciones concretas para abordar los retos a los que se enfrenta el mundo actualmente.

La combinación única de Estados (Austria, España, Arabia Saudí y la Santa Sede como observador fundador) y líderes religiosos es una garantía de la independencia del Centro: una manera de mostrar claramente ante el mundo que el KAICIID no representa a una sola religión ni a un solo gobierno. Gracias a ello, hemos podido establecer alianzas con organismos internacionales como las Naciones Unidas, pero también con comunidades religiosas de todo el mundo.

En lugares donde la religión se ha manipulado a favor de la violencia, el KAICIID ha creado plataformas interreligiosas a favor de la paz y la reconciliación. Mediante estas plataformas, y siguiendo el mandato del Centro, el KAICIID crea espacios para el diálogo entre líderes religiosos de diferentes comunidades, y entre líderes religiosos y responsables políticos. Para respaldar el trabajo del Centro se proporciona asistencia económica y técnica de forma continuada.

En Europa, mediante el Consejo de Liderazgo Musulmán-Judío, líderes de ambas comunidades dialogan sobre retos comunes de la región, como, por ejemplo, el discurso del odio, la xenofobia y las leyes que limitan la práctica religiosa. En Myanmar, el KAICIID creó la Iniciativa por un Myanmar Pacífico, la red interreligiosa más importante del país que promueve el diálogo entre budistas y musulmanes. Recientemente también formó a un grupo de parlamentarios en diálogo interreligioso.

En Nigeria, el Foro de Diálogo Interconfesional para la Paz concluyó recientemente una visita de apoyo en cinco provincias en las que el conflicto entre los pastores musulmanes fulani y los campesinos cristianos ha agravado las tensiones etnorreligiosas. Además, el Centro colabora con una coalición de comunidades religiosas y organizaciones de la sociedad civil para promover un proyecto de ley que haga frente al discurso del odio a través del parlamento. En la República Centroafricana, presta su apoyo a la Plataforma Interconfesional y colabora también con la creación de 16 oficinas locales que abarcan todas las prefecturas del país. En la región árabe, el Centro fundó la Red de facultades e institutos religiosos, con la que colabora para crear el primer plan de estudios conjunto sobre diálogo interreligioso; y, en febrero de 2018, el KAICIID presentó la Plataforma interreligiosa para fomentar la cooperación y el diálogo en el mundo árabe.

 

Efecto multiplicador: la educación de los promotores de la paz

Desde su creación, el Centro Internacional de Diálogo ha priorizado el desarrollo de capacidades de líderes y profesionales religiosos que pueden dirigir esfuerzos para la paz en sus comunidades mediante el diálogo interreligioso. Más de 5000 personas han recibido formación, la cual incluye el emblemático Programa de Becas del Centro, que imparte formación sobre el diálogo a profesionales de la educación a mitad de su carrera, nuestra colaboración con la Organización Mundial del Movimiento Scout y divulgación entre más de 4000 jóvenes sobre el uso de los medios sociales para promover el diálogo interreligioso.

Hemos elaborado manuales de formación sobre el diálogo interreligioso en inglés, francés, árabe, birmano, español, alemán y ruso. Estos manuales se pueden descargar gratuitamente y cualquier persona del mundo los puede utilizar. También se puede descargar el juego y la herramienta educativa Dialogo! dirigida a los jóvenes. Se acaba de presentar con el propósito de facilitar conversaciones sobre temas sensibles de una manera divertida y participativa.

Asimismo, el Centro ha creado y mantiene una base de datos en línea de conocimientos sobre el diálogo interreligioso que incluye publicaciones, vídeos y webinarios. Ha producido también el primer curso en línea del mundo acreditado por una universidad, totalmente gratuito y disponible para todos sobre diálogo interreligioso, acreditado por la Universidad de Montreal.

 

Uniendo esfuerzos: alianzas internacionales

A lo largo de su historia, las aportaciones y el apoyo de aliados locales e internacionales han sido esenciales en todos los programas y las actividades del KAICIID. El enfoque multilateral del Centro está en consonancia con el llamamiento que realizan las Naciones Unidas de establecer alianzas con múltiples partes interesadas a fin de conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además, mediante su trabajo con responsables políticos y actores religiosos sobre el diálogo interreligioso e intercultural por la paz y la cohesión social contribuye directamente a los ODS 4, 5, 11, 16 y 17.

Recientemente, el KAICIID ha observado una creciente demanda de la comunidad internacional respecto a recibir desarrollo de capacidades sobre cómo utilizar el diálogo interreligioso en sus programas. Tan solo durante el último mes, el Centro celebró dos debates de expertos en el Foro de Derechos Fundamentales sobre los espacios que comparten la religión y los derechos humanos; durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, se alió con el Fondo de Población de las Naciones Unidas y la Unión Europea en un evento sobre el papel fundamental que desempeñan las mujeres en el diálogo interreligioso para la resolución de conflictos; y organizó un taller conjunto con la OSCE sobre religión y conflicto. También en septiembre, el KAICIID fue elegido para copresidir el consejo asesor en materia religiosa del Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas, que fortalece la colaboración y la participación entre las Naciones Unidas y las entidades religiosas.

Otras alianzas incluyen a la Unión Africanala Oficina del Asesor Especial de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de Proteger, el PNUD, la UNAoC y la Organización Mundial del Movimiento Scout. El KAICIID copreside la PaRD, la asociación sobre la religión y el desarrollo establecida por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania y la GIZ, y es miembro principal de la Red de Pacificadores Religiosos y Tradicionales, una red del Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia.