El Secretario General del KAICIID insta a los líderes religiosos y responsables políticos a reunirse para analizar el papel que tiene la educación religiosa en la integración de los refugiados en Europa

15 Sep 2017
KAICIID Secretary General Faisal Bin Muaammar speaks in Muenster, Germany, September 2017. Photo: KAICIID

El Secretario General del KAICIID, Faisal Bin Muammar, defendió en su intervención de ayer en el Encuentro Internacional de Sant’Egidio para orar por la paz celebrado en Münster, Alemania, la necesidad de un mayor y más continuo diálogo entre los líderes religiosos y los responsables políticos, con el fin de poner solución a la crisis de las migraciones. Calificando el fenómeno como “el reto humanitario más inmediato al que hacemos frente actualmente en una magnitud no vista desde la última guerra mundial”, el Secretario General recomendó utilizar el diálogo para “ayudar a las personas a profundizar en el principio de que las soluciones a los grandes retos no pueden estar en el cierre de los mares, la construcción de muros o la devolución de personas para que caigan de nuevo en manos de quienes han huido”.

El Encuentro Internacional de Sant’Egidio para orar por la paz es una reunión anual de los líderes políticos y religiosos más destacados de todo el mundo, que este año ha incluido a la Canciller de Alemania, Angela Merkel, al Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, al Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Mohammad al-Tayyeb, a Juan X, de la Iglesia ortodoxa de Antioquía, Patriarca de Antioquía y todo el Oriente (Damasco), al Cardenal Dieudonné Nzapalainga, de la República Centroafricana, y al Cardenal John Olorunfemi Onaiyekan y al Sultán Al Hajji Muhammad Sa'ad Abubakar III, ambos de Nigeria, entre otros.

Entre los ponentes también se encontraron varios miembros de la junta del KAICIID, como el Rabino Jefe David Rosen, la Reverenda Kosho Niwano y el Dr. Mohammad Sammak.

En su discurso, Bin Muammar destacó la necesidad de cooperación entre las distintas comunidades religiosas y los responsables políticos, afirmando que “cuando trabajamos aislados de los demás, solo podemos ver y solucionar parte del problema”.

“Hay que ir más allá, con el fin de garantizar que todos nosotros, los líderes religiosos y los responsables políticos, trabajamos para alcanzar los mismos objetivos. Debemos asegurar que nuestros esfuerzos se utilizan de un modo efectivo, evitando la duplicación. Solo cuando trabajamos conjuntamente podemos derrotar al terrorismo, la pobreza y el odio”.

El Secretario General destacó varios ejemplos de éxito del trabajo del KAICIID centrado en el diálogo interreligioso y entre representantes religiosos y políticos. Entre éstos, se incluye la presentación en julio, junto con las Naciones Unidas, del primer plan de acción específicamente diseñado para líderes religiosos que desean prevenir el discurso del odio y la incitación a la violencia.

“En la región árabe, el KAICIID está organizando la primera red de facultades teológicas y de la sharía, cuyos miembros trabajan en la elaboración de un plan de estudios compartido sobre el diálogo interreligioso. Esperamos que la próxima generación de académicos y líderes de la región árabe cuenten con el conocimiento del diálogo necesario para consolidar la paz, y sean más activos a la hora de defender la ciudadanía común para todos los integrantes de las sociedades árabes.

En Nigeria, nos sentimos orgullosos de respaldar los esfuerzos del Cardenal Onaiyekan y del Sultán Sa'ad Abubakar, que nos acompañan hoy, para fortalecer la cohesión social en el país a través de una plataforma en la que personas de todas las religiones pueden cooperar en beneficio del país”.

El Secretario General invitó a los participantes del encuentro, entre los que se contaban líderes religiosos y responsables políticos del más alto nivel de todo el mundo, a aprovechar la experiencia única del KAICIID en el campo del diálogo para crear más oportunidades de que este ocurra: “La estructura única del KAICIID es una respuesta a una necesidad especial; la necesidad de cooperación constructiva y equitativa entre comunidades religiosas y gobiernos.

En febrero de 2018, organizaremos una reunión en Viena para revisar nuestro progreso en el apoyo al diálogo, con el fin de preservar la diversidad de la región árabe. Actualmente, estamos trabajando para poner en marcha una plataforma de cooperación entre líderes religiosos y responsables políticos en la región. El propósito de esta plataforma es crear un espacio en el que los líderes religiosos, la comunidad internacional y los gobiernos nacionales y regionales puedan dialogar sobre soluciones sostenibles que conduzcan a la paz en la región árabe”.

El Secretario General intervino en una reunión de expertos titulada “Vivir juntos”, en la que estuvo acompañado por el Dr. Biyanto, M. Ag., de la Universitas Islam Negeri Sunan Ampel de Muhammadiyah, en Indonesia; Guirguis Ibrahim Saleh, intelectual ortodoxo copto, de Egipto; Michel Santier, Obispo católico de Francia; Bin Shen, Obispo católico de la República Popular China; el Arzobispo Policarpo de la Iglesia ortodoxa siria; y Pshtiwan Sadiq Abdullah Khoshnaw, Ministro de Educación y Asuntos Religiosos de la autonomía kurda. La reunión estuvo presidida por Johan Jozef Bonny, Arzobispo católico de Bélgica.