Loading...

El papel de los líderes religiosos en la América Latina post-COVID

21 Jul 2020

Líderes religiosos, políticos y expertos de América Latina se reunieron en una consulta virtual para tratar acerca del modo en el que las voces religiosas pueden fortalecer las respuestas regionales a la pandemia de COVID-19, que ha encontrado su nuevo epicentro en América Latina.

La consulta forma parte del proceso del Foro Interreligioso del G-20, que conecta a las comunidades religiosas de todo el mundo en un amplio proceso de consultas sobre temas que van desde el impacto de la enfermedad hasta la gobernanza y la religión, pasando por los desafíos socioeconómicos y la protección del medio ambiente.

El Centro de Diálogo Internacional (KAICIID), junto a aliados clave como la Asociación del Foro Interconfesional del G-20, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas (UNAOC) y el Comité Nacional para el Diálogo Interconfesional e Intercultural de Arabia Saudí están apoyando conjuntamente las consultas, que ayudarán a dar forma a una serie final de recomendaciones a los líderes mundiales que asistan a la cumbre del G-20, prevista para noviembre en Riad.

Con respecto a los fundamentos de esta reunión, el Embajador Álvaro Albacete, Secretario General Adjunto del Centro de Diálogo Internacional (KAICIID), ha señalado: "La crisis de COVID-19 está reorientando las agendas globales. Éste es un momento para el diálogo y para que podamos aliviar el sufrimiento causado por la pandemia, pero también para que hagamos frente a las desigualdades sistémicas que ha expuesto”.

Hasta ahora, todos los países de la región han notificado casos y, si bien las dos naciones más pobladas de América Latina, Brasil y México, han registrado el mayor número de muertes -más de 67.000 y 32.000 respectivamente-, Perú, Chile y Ecuador también se han visto gravemente afectados y han notificado miles de casos y fallecimientos. Como los expertos advierten que el pico de la pandemia en América Latina puede estar aún a semanas de distancia, las comunidades religiosas se han reunido, como en muchas otras partes del mundo, para proporcionar ayuda y apoyo espiritual a los que sufren. Al mismo tiempo, las comunidades religiosas se han visto imposibilitadas de practicar su culto del modo tradicional, ya que los oficios, bodas, bautismos, funerales y demás ritos se mantienen supeditados a las normas de salud pública.

Las medidas políticas deben tener en cuenta a las voces religiosas, y los responsables políticos y los líderes religiosos deben aprender y escucharse mutuamente. América Latina tiene una larga tradición de coexistencia interreligiosa y de diálogo sostenido entre las comunidades religiosas y los líderes políticos", dijo Albacete.

La reunión contó con el apoyo de varias organizaciones religiosas e interreligiosas de América Latina, entre ellas la Secretaría General Iberoamericana, el Consorcio Latinoamericano para la Libertad Religiosa, Religiones por la Paz de América Latina y el Caribe, el Congreso Judío Latinoamericano, el Consejo Argentino para la Libertad Religiosa (CALIR), la Comisión Nacional Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

“América Latina es una región con inmensos desafíos sociales y económicos en la que las comunidades religiosas desempeñan un papel fundamental para la convivencia, el diálogo y la igualdad social. La transferencia de esa valiosa y rica experiencia a los líderes del G-20 es vital y urgente", señaló Rebeca Grynspan, Secretaria General de la Secretaría General Iberoamericana y ex Segunda Vicepresidenta de Costa Rica durante la consulta.

Al dirigirse a los participantes, el Cardenal Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana, se refirió a las graves repercusiones económicas que la pandemia ha tenido en los segmentos más vulnerables de las sociedades latinoamericanas.

“La pandemia de COVID-19 es una pandemia democrática, y es global en cuanto a su propagación exponencial. Sin embargo, al mismo tiempo, es elitista en cuanto a su tratamiento. Muchos hermanos y hermanas de nuestra región están sufriendo las consecuencias de un sistema de salud que no atiende a grandes sectores de la población", dijo.

El rabino Michael Schlesinger, de la Congregación Paulista Israelita (IPC) de Argentina, se refirió a la importancia del diálogo interreligioso para hacer frente a esta pandemia sin precedentes. "Estamos siendo testigos de enormes desafíos. Estos desafíos no son desafíos cristianos, musulmanes o judíos. Son desafíos humanos. Por esta razón, recomiendo que continuemos fortaleciendo los mecanismos de diálogo y fomentando el acercamiento entre creyentes de diferentes religiones", señaló.

La consulta de América Latina se produce después de otras dos reuniones regionales, que abarcan la Región Árabe y Europa, en las que los dirigentes religiosos, los encargados de formular políticas y los expertos debatieron temas como el fortalecimiento de la cohesión social y la promoción de la coexistencia pacífica, la protección del medio ambiente, el fomento de la convivencia ciudadana, el diálogo, la protección de las minorías y la prevención de la incitación al odio.