Loading...

El nuevo plan de acción de la UE sobre inclusión social apunta a la necesidad de promover sociedades inclusivas

15 Dic 2020

El autor: Johannes Langer es el director del Programa para la inclusión social de personas que buscan refugio en Europa del KAICIID. Cada año, ejerce un papel destacado en la organización del Foro de Diálogo Político Europeo para Refugiados e Inmigrantes (EPDF, por sus siglas en inglés) del KAICIID, una plataforma que reúne a los partes interesadas que trabajan en la inclusión social de los refugiados y los inmigrantes en Europa.


A finales de noviembre, la Unión Europea publicó el "Plan de Acción sobre Integración e Inclusión 2021-2027", que se basa en el anterior Plan de Acción de 2016, en el cual se esbozan las medidas, los principios y los mecanismos de apoyo para promover la "inclusión para todos", y se identifican los obstáculos a la integración que pueden dificultar la plena participación de los refugiados y los migrantes.

Este Plan de Acción, que es un documento importante y oportuno, es pertinente para todos los que trabajamos en el ámbito de la inclusión social de los refugiados y los migrantes y que alienta a todos a comprometerse con este nuevo cambio hacia un enfoque más inclusivo

El documento, que sustituye al anterior Plan de Acción para la integración de los ciudadanos de terceros países, representa un paso adelante en la construcción de una narrativa de sociedades más diversas e inclusivas. Mediante este énfasis en la "inclusión para todos", el nuevo Plan de Acción encarna la disposición de la Unión Europea a garantizar que todas las personas que lleguen y residan en la Unión Europea tengan la oportunidad de desarrollar una vida digna y de participar activamente en la sociedad. 

La inclusión y la integración no son un proceso unidireccional que deben lograr los migrantes por sí solos, sino un proceso social que nos involucra a todos. La integración es un proceso bidireccional, que "requiere esfuerzos tanto de la persona como de la comunidad de acogida".

Tal y como se indica en el Plan de Acción, la integración y la inclusión pueden y deben ser un proceso en el que todos salgan ganando y que beneficie a toda la sociedad. Como los agentes sobre el terreno ya reconocen, para tener éxito es necesario un proceso bidireccional en el que se ofrezca a los refugiados y los migrantes apoyo para integrarse y que éstos, a su vez, hagan un esfuerzo activo para convertirse en miembros activos de la sociedad. Al reafirmar su compromiso con los procesos de integración que se basan en la inclusión social y cultural de los migrantes y refugiados y su participación activa en las sociedades europeas, la Unión Europea ha demostrado su liderazgo para dirigir un intercambio y un diálogo significativos y, de ese modo, fomentar la diversidad. Esto es más posible que nunca, cuando se establecen alianzas sólidas y las partes interesadas tienen canales abiertos entre sí.

En la programación del KAICIID, tratamos de promover este objetivo mediante el uso del diálogo intercultural, por ejemplo, a través del Foro de Diálogo Político Europeo sobre Refugiados y Migrantes. Tras el primer Foro celebrado en Atenas en octubre de 2019, el segundo Foro de Diálogo Político Europeo sobre Refugiados y Migrantes, celebrado los días 3 y 4 de noviembre de 2020, que el KAICIID organizó junto a la Red para el Diálogo y el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania y la Representación de la Comisión Europea en Alemania, pone de manifiesto nuestro papel de convocantes para reunir a líderes políticos, dirigentes religiosos, académicos y representantes de la sociedad civil para aprender unos de otros y fortalecer las políticas de inclusión social.

Acogemos con especial satisfacción el hecho de que el Plan de Acción se centre en las mujeres migrantes y la necesidad de adoptar medidas más firmes para promover su integración. Las mujeres migrantes suelen enfrentarse a un doble obstáculo para su integración: como migrantes y como mujeres. Los estudios han demostrado sistemáticamente que sus resultados en materia de empleo son peores que los de los hombres y las mujeres no migrantes. Su participación en las sociedades de acogida y su capacidad para aprovechar las oportunidades de integración disponibles se ven a menudo obstaculizadas por sus responsabilidades familiares y de cuidado de los hijos.

En consecuencia, suelen estar excesivamente cualificadas para los puestos que ocupan o tienden a tener un empleo a tiempo parcial, entre otras circunstancias. Estas cuestiones se han abordado activamente en el Programa de Refugiados del KAICIID mediante la elaboración de una serie de ciclos de diálogo específicos para mujeres que dieron lugar a un conjunto de herramientas que se puede consultar gratuitamente en nuestro sitio web y que estará disponible el año próximo como curso en línea.

En el Plan de Acción también se señala el papel fundamental que desempeñan las iglesias y las comunidades religiosas a la hora de lograr de una política de integración verdaderamente eficaz y amplia. En el KAICIID estamos convencidos de que las comunidades y los actores religiosos tienen que desempeñar un papel clave en los procesos de integración que a menudo se siguen pasando por alto. Desde la acogida y el recibimiento de refugiados y migrantes, hasta el apoyo pastoral y educativo, pasando por la creación de un sistema de apoyo social y la creación de un espacio de diálogo e inclusión entre las comunidades de acogida y los refugiados y migrantes, las comunidades religiosas están en la vanguardia de los procesos de inclusión social. La participación activa de los actores religiosos de diversas religiones, desde los cristianos hasta los hindúes y desde los musulmanes hasta los judíos, nos permitirá construir una Europa más cohesiva. Vivimos este ejemplo a través de nuestro apoyo a la Red para el Diálogo, presentada oficialmente en marzo de 2019. Sus 25 miembros son organizaciones religiosas y seculares que trabajan en la inclusión social de los refugiados y los migrantes, y utilizan el diálogo intercultural o interreligioso en su labor.

En el reciente segundo Foro de Diálogo Político Europeo, que concluyó recientemente, se debatió profundamente sobre muchas de estas cuestiones. Los participantes en el Foro formularon varias recomendaciones, tanto para la UE como para los gobiernos nacionales, especialmente en el ámbito de la formación, el desarrollo y la financiación de los sistemas de enseñanza académica y no académica. Esperamos con interés apoyar la aplicación de este Plan de Acción a través del Foro, la Red de Diálogo, nuestro Programa de Refugiados y otros mecanismos.