Loading...

El KAICIID subvencionará propuestas interreligiosas para afrontar el COVID-19

28 Mayo 2020

Las comunidades religiosas están en primera línea de las respuestas a la pandemia de COVID-19, previniendo la propagación de la infección y apoyando a los grupos más vulnerables de la sociedad. El Centro de Diálogo Internacional (KAICIID) ofrece pequeñas subvenciones para iniciativas a corto plazo destinadas a organizaciones y personas de la Región Árabe, Myanmar y Nigeria que respondan a la pandemia, en particular mediante un enfoque interreligioso.

El KAICIID hace un llamamiento a propuestas para proyectos que puedan mejorar el papel del diálogo interreligioso en la respuesta al COVID-19 y a favor de la promoción de la salud pública.

Se dará prioridad a las iniciativas interreligiosas centradas en la participación comunitaria y la sensibilización sobre los grupos más vulnerables. Estas iniciativas deberían abordar los efectos de la crisis en diversos ámbitos como la educación, el desempleo, el apoyo psicológico, la lucha contra el estigma social y la violencia doméstica.

Entre los proyectos con posibilidad de ser admitidos se incluyen los que aborden:

  • La promoción del papel de diversos líderes e instituciones religiosas como socios activos junto con los encargados de la formulación de políticas, los gobiernos y las instituciones internacionales para hacer frente a la pandemia;

  • El aumento del papel del diálogo para responder a la pandemia y promover la salud pública;

  • El apoyo y empoderamiento a los grupos vulnerables como los ancianos, las personas con condiciones de salud especiales, las mujeres, los niños y los refugiados;

  • La difusión de información y formación sobre el virus, la higiene, la prevención, etc;

  • La confrontación a los problemas de salud mental y responder al creciente problema de la violencia doméstica en tiempos de cuarentena;

  • La lucha contra la estigmatización, el discurso de odio y las noticias falsas en el contexto de la pandemia;

  • La promoción de la cohesión social mediante la construcción de puentes entre las diversas comunidades religiosas, étnicas, políticas y regionales;

  • El fomento de la cooperación intergeneracional, la participación de los jóvenes, el cuidado de los ancianos y el empoderamiento de la mujer.

 

Se dará preferencia a los enfoques y proyectos innovadores que empoderen a las mujeres y los jóvenes. El proyecto debe completarse en 2020.