Loading...

El Gran Rabino David Rosen habla sobre la cooperación entre religiosos y laicos en el Foro de Derechos Fundamentales

20 Jun 2016

Gran Rabino David Rosen

El Foro de Derechos Fundamentales de 2016, organizado por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA, por sus siglas en inglés), reunió a más de 100 expertos para examinar los temas cruciales a los que se enfrenta Europa en materia de derechos humanos y buscar soluciones a través del diálogo focalizado. Con motivo del foro celebrado en Viena del 20 al 23 de junio, los participantes exploraron tres temas fundamentales relacionados con los derechos humanos: la mitigación de la incesante crisis de refugiados; la discriminación y exclusión; así como la violación de la privacidad y de los datos personales.

Los participantes, de diversas procedencias, examinaron las posibles mejoras en los derechos fundamentales, la gobernanza basada en los derechos, el empoderamiento de los titulares de los derechos y el crecimiento sostenible. Tras el debate y el intercambio de conocimientos, el foro concluyó con la presentación de una lista de sugerencias prácticas para resolver estas cuestiones, dirigida a las organizaciones internacionales, los gobiernos y la sociedad civil.

El Gran Rabino David Rosen, miembro de la Junta Directiva del Centro Internacional de Diálogo (KAICIID), habló desde su experiencia sobre el espacio común entre la comprensión de las tradiciones religiosas y el ejercicio de los derechos humanos, y destacó la importancia de la cooperación entre instituciones religiosas y laicas.

En relación con las vías de las que dispone la sociedad contemporánea para encontrar y luchar por un “espacio común”, Rosen planteó el asunto como la búsqueda del “delicado equilibrio entre el avance en materia de derechos individuales y de identidades colectivas”, a la vez que reconoció que esta búsqueda plantea una serie de retos en los que las tradiciones religiosas y sus representantes tendrán un papel decisivo. “Lo que debemos evitar a toda costa es pensar que estos derechos y estas necesidades se oponen unos a otros. Esto solo serviría para acrecentar el sentimiento de alienación y hostilidad”, declaró Rosen.

“En la Europa actual, en particular, es esencial que los organismos laicos asuman un compromiso constante y constructivo con las comunidades religiosas, a fin de seguir negociando esta difícil, pero necesaria, tensión por el bienestar del conjunto de la sociedad en general”, concluyó Rosen.

 

La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea es uno de los organismos comunitarios descentralizados que facilita asesoramiento especializado en una variedad de temas a las instituciones y Estados miembros de la UE, y que vela por que se protejan los derechos fundamentales de su población. El Foro fue concebido como una plataforma inclusiva e innovadora para atraer a colaboradores, incluidos reconocidos expertos, responsables políticos y profesionales de todos los campos.