Loading...

El Consejo de Liderazgo Judío-Musulmán de Europa envía un mensaje de unidad interconfesional en el acto de conmemoración de Srebrenica

13 Julio 2022

Altos dirigentes religiosos judíos y musulmanes se reunieron el lunes en Bosnia-Herzegovina para conmemorar conjuntamente el 27º aniversario de la masacre de Srebrenica.

En un momento de aumento del antisemitismo y la islamofobia en Europa, la visita contó con la presencia de imanes y rabinos del Consejo de Liderazgo Judío-Musulmán de Europa (MJLC, por sus siglas en inglés), apoyado por el KAICIID, que se reunieron para enviar un poderoso mensaje de cooperación interconfesional, coexistencia y unidad.

"Mostrar solidaridad con el dolor de nuestros hermanos y hermanas musulmanes es mostrar nuestro amor y solidaridad con ellos", dijo el rabino jefe David Rosen, miembro honorario del MJLC y miembro de la Junta Directiva de KAICIID, que estuvo presente en la ceremonia.

"Espero que esta peregrinación judeo-musulmana a un lugar de tan terrible carnicería y sufrimiento de los musulmanes en particular, pero de la humanidad en general, profundice las relaciones positivas entre musulmanes y judíos", añadió el rabino Rosen.

Recordando Srebrenica

La ceremonia anual de conmemoración de Srebrenica recuerda la matanza de más de 8.000 hombres y niños bosnios (musulmanes bosnios) en la ciudad y sus alrededores durante la guerra de Bosnia. La matanza, que comenzó el 11 de julio de 1995 y duró más de diez días, fue calificada de genocidio por el Tribunal Internacional de Justicia, y ha sido descrita por las Naciones Unidas como el peor crimen en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, casi tres décadas después de la masacre de Srebrenica, el odio religioso sigue siendo una amenaza constante para la paz y la estabilidad en Europa. Investigaciones recientes sugieren que los delitos de odio contra los musulmanes se han intensificado en el continente en los últimos años, mientras que los ataques antisemitas contra las comunidades judías de Europa están en su punto más alto de la década

Con esta nueva ola de intolerancia religiosa, es más importante que nunca recordar y aprender las lecciones de las atrocidades del pasado, dicen los líderes religiosos de alto nivel.

"Vivimos en los puntos de inflexión de nuestra época. Estamos siendo testigos del aumento de la xenofobia, la islamofobia y el antisemitismo en el discurso público", dijo el muftí Dr. Nedzad Grabus, muftí de Sarajevo y copresidente del MJLC.

"Hay muchos indicios que confirman que nuestras sociedades están atravesando diferentes retos y dificultades para aceptar nuevas realidades. Por eso debemos reconocer que el populismo conduce a la deshumanización del otro", añadió el muftí Grabus, que dirigió la visita a Srebrenica.

Además de rendir homenaje a las víctimas de la masacre, la visita está contribuyendo a concienciar sobre los peligros de la discriminación y el odio religiosos, que pueden intensificarse rápidamente si no se controlan, como demuestran los trágicos sucesos de Srebrenica.

Este mensaje es especialmente importante en Bosnia-Herzegovina, donde las tensiones étnicas vuelven a aumentar. En las últimas semanas, las Naciones Unidas han instado a los líderes políticos del país a "pasar la página de la retórica y las políticas de división", en medio de los crecientes temores de una nueva violencia.

Dos religiones unidas

Creado en 2016, el MJLC se creó con el apoyo de KAICIID como medio para contrarrestar los prejuicios, la desinformación y la violencia contra las personas que practican las religiones judía y musulmana.

La iniciativa reúne a personalidades de alto nivel de las comunidades musulmana y judía de Europa para hacer frente a la creciente intolerancia religiosa, así como para asesorar en la elaboración de políticas relacionadas con la libertad de religión y de creencias.

En el pasado, el MJLC -compuesto a partes iguales por miembros judíos y musulmanes- ha organizado talleres de creación de coaliciones y ha defendido la libertad religiosa frente a posibles prohibiciones, como la de ciertas formas de sacrificio ritual a nivel nacional.

El MJLC también se ha esforzado por aprovechar la curación interconfesional tras los ataques por motivos religiosos, rindiendo homenaje a las víctimas del tiroteo en la sinagoga de Halle en 2019, y compartiendo el pesar por la profanación de tumbas musulmanas en Eslovenia en 2021.

Unidad en Auschwitz

Las comunidades musulmana y judía de Europa han sufrido una enorme crueldad y trauma en el pasado reciente. La condena de las circunstancias que condujeron a estas atrocidades es un medio importante para que los fieles de ambas religiones preserven un sentido de paz, seguridad y pertenencia.

"El MJLC reconoce que la campaña por los derechos de las comunidades minoritarias es más poderosa cuando los grupos religiosos se defienden mutuamente", dijo Frances Rose, responsable de programas del KAICIID. "Los representantes musulmanes y judíos que están de luto juntos y condenan estas atrocidades no sólo fortalecen el vínculo entre las comunidades, sino que subrayan que hay normas legales y morales universales en Europa que no pueden ser descartadas". Con la guerra en Ucrania, que pone en peligro a millones de personas, representa un llamamiento a los europeos para que estén muy atentos a la amenaza de los delitos de odio hacia determinados grupos religiosos, étnicos o culturales y para que actúen si se producen".

Con esto en mente, una delegación de miembros de la junta directiva del MJLC viajó a Polonia a principios de este año para participar en el servicio de conmemoración del Día del Recuerdo del Holocausto 2022 en Auschwitz-Birkenau, el antiguo campo de concentración nazi.

El viaje, al igual que la visita a Srebrenica, formaba parte de la conmemoración conjunta de las tragedias musulmanas y judías por parte del MJLC, diseñada para enviar una clara señal de solidaridad entre ambas confesiones. 

Programa de la región europea de KAICIID

El Programa de la Región Europea del KAICIID -del que el MJLC es un componente clave- tiene como objetivo elevar el diálogo y la cooperación interreligiosos reuniendo a líderes religiosos, educadores, profesionales del diálogo, políticos y otras partes interesadas.

Al facilitar las actividades interreligiosas, el KAICIID actúa como convocante de la comunicación intersectorial e intercomunitaria, abordando las divisiones, orientando las políticas y fortaleciendo la cohesión social en toda Europa.