Loading...

COVID-19 y Religión: Nuevas formas de culto y de servicio a los necesitados

18 Mar 2020

La religión une a la gente. A medida que los responsables sanitarios de todo el mundo recomiendan evitar los contactos innecesarios que puedan provocar una infección por COVID-19, la situación está llevando al distanciamiento social y al auto-aislamiento.

A raíz de estas medidas, las comunidades religiosas de todo el mundo están modificando responsablemente sus prácticas de observancia, trasladando las reuniones de la comunidad a Internet y rezando por la mejora de la situación.

Muchos de los becados del KAICIID son los encargados de dirigir estos esfuerzos en sus respectivas comunidades religiosas locales y mundiales, ofreciendo soluciones prácticas y esperanza en medio de la confusión y el pánico.

En Europa, que actualmente es el epicentro de la pandemia de coronavirus, los gobiernos están prohibiendo las reuniones públicas y restringiendo la libre circulación, y también se han cerrado muchos lugares de culto.

Mabrouka Rayachi, becada del KAICIID en 2015 y supervisora del profesorado de religión islámica en la Baja Austria del Ministerio de Educación y Autoridad Islámica Oficial de Austria, cuenta que los miembros de la comunidad musulmana local han empezado a saludarse en lugar de abrazarse, besarse o darse la mano, y que se están reuniendo en línea, en lugar de hacerlo físicamente en la mezquita.

"que dios alivie la carga del covid"

"En mi comunidad, de unas 70 mujeres en Viena, decidimos repartirnos 30 capítulos del Corán. Cada una lee su parte con la intención de pedirle a Dios que alivie la carga de la crisis del COVID-19 de los parientes, los amigos y la humanidad", comenta Rayachi. "Usamos Facebook y WhatsApp para intercambiar información y disfrutamos de un tiempo valioso con nuestros hijos. Este difícil momento es una oportunidad preciosa para que nos centremos en el amor y la solidaridad".

En ese amor y esa solidaridad se incluye el servicio a la comunidad y el cuidado de los vecinos mayores, que son particularmente vulnerables a la infección.

En el Reino Unido, el Rabino Alexander Goldberg, becado de 2015, es Decano del Colegio de Capellanes y Capellán Coordinador de la Universidad de Surrey, donde viven 16.000 estudiantes y 2.000 empleados. Su equipo de capellanes cristianos, musulmanes, judíos, hindúes, budistas, sijs, bahaíes y humanistas rezan por los miembros de la comunidad que se encuentran aislados y en cuarentena, y les brindan atención pastoral utilizando herramientas de videoconferencia y grupos de WhatsApp.

"Estamos estableciendo sistemas de compañerismo a través de esos grupos para que las personas aisladas puedan ser contactadas y tengan un flujo de visitantes y chats en línea", dijo el rabino Goldberg. "También estamos creando pequeños grupos de oración. Lo más preocupante del aislamiento es sentirse solo. Estamos tratando de contrarrestar esa desgracia".

Su equipo de capellanes también está implementando cambios prácticos para limitar la propagación del virus. Los cristianos ya no comparten el vino sacramental, se ha pedido a los judíos que no besen los mezuzás y los rollos de la Torá, y se aconsejó a los hindúes que tiraran el polvo de colores al aire, en lugar de presionarlo directamente en la cara de la gente durante el reciente festival de Holi.


Download KAICIID´s "Interfaith Dialogue in Action" Guidebook!


A medida que las recomendaciones oficiales para reducir la transmisión del coronavirus se hacen más estrictas, al rabino Goldberg le surgen más preguntas que respuestas.

"Se acerca el Ramadán. Si la gente está aislada, ¿cómo les damos dátiles y comida para ayudarles a romper el ayuno? También se acerca la Pascua. ¿Cómo entregamos productos matzá y kosher a los estudiantes si están aislados? ¿Cómo realizamos los rituales de nacimiento y circuncisión bajo cuarentena y encierro? ¿Las sinagogas seguirán abiertas para los bar mitzvahs?" se preguntaba el rabino Goldberg.

El Rabino Jeff Berger, becado de 2016 y capellán multirreligioso de la Policía de Hertfordshire, en el Reino Unido, aconseja a las personas mayores, a las que están en riesgo debido a enfermedades respiratorias y a cualquiera con síntomas de resfriado o gripe, que escuchen los servicios religiosos en línea en lugar de asistir a la sinagoga. Los voluntarios contactan con los más vulnerables a través del teléfono, visitándoles a domicilio y ayudándoles con las tareas domésticas.

En Singapur, que ha recibido grandes reconocimientos por sus esfuerzos hasta ahora exitosos de contención del coronavirus, Tan Zhixia, becada maestra de 2019, ha dirigido los rituales y oraciones taoístas para el bienestar y la paz en el Templo del Emperador Celestial de Jade Yu Huang Gong, donde se encuentra como sacerdote residente. La entrada al templo ha sido restringida, pero la adoración continúa en su puerta.

"Hemos tenido que cancelar nuestros eventos más significativos"

"Se aconsejó a nuestros ancianos que redujeran las visitas de oración al templo, y hemos cancelado las actividades para disuadirlos y reducir el contacto con el público", dijo. "Hemos tenido que cancelar uno de nuestros eventos más significativos, una celebración para el día de la fiesta de nuestro Patriarca Supremo Laozi, y hemos pedido a los devotos que observen el próximo Festival Qingming (Día de barrido de tumbas) durante los días laborables para evitar la congestión pública en los crematorios y cementerios".

Los becados del África subsahariana, que empezaron a registrar casos de COVID-19 más tarde que en otras partes del mundo, esperan que los esfuerzos de intervención temprana todavía puedan evitar a sus comunidades algunos de los problemas que tienen otras regiones.


Read more stories about KAICIID´s work during the pandemic!


Respuestas de comunidades cristianas

La hermana Rose Kyaligonza, becada de 2018 y profesora del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de San Agustín de Tanzania, comenta que los feligreses de su iglesia están siguiendo a la mayoría de las comunidades católicas de todo el mundo en la abstención de usar el agua bendita comunal para hacer la Señal de la Cruz, en dejar de darse la mano cuando se comparte la señal de la paz y en recibir la Santa Comunión con la mano en lugar de hacerlo directamente con la lengua.

"Estamos rezando por la intervención de Dios en esta crisis de COVID-19, pidiendo la curación, y rezando por la protección de los que aún no están infectados", dijo Kyaligonza. "Rezamos para que Dios se apiade de su pueblo y para que se obtenga una cura".

El Padre Stephen Ojapah, sacerdote católico de la Sociedad Misionera de San Pablo de Nigeria (MSP) y becado de 2019, dirige las oraciones interreligiosas para los cristianos y los musulmanes en el idioma local hausa de su diócesis en el noroeste de Nigeria. 2018 El becado Mohammed Kassim, Director del Departamento de Administración Académica del Colegio Universitario Islámico de Ghana, cuenta que su comunidad ha sustituido las actividades congregacionales por el culto desde el hogar.

Lo mismo ocurre en América Latina, donde la becada de 2015 Victoria Peláez, coordinadora del Diálogo Interreligioso para el Desarrollo de Guatemala, informa que se han cancelado las actividades de Cuaresma y Semana

Santa y que se está alentando a los cristianos a seguir la misa por radio, televisión o Facebook en vivo.

En la India, donde los casos confirmados de COVID-19 están comenzando a aumentar, las diferentes comunidades están adoptando distintos enfoques.

El becado de 2019 Yudhistir Govinda Das, Director de Comunicaciones de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna (ISKCON) en la India, comenta que los Hare Krishnas están evitando las reuniones y los festivales masivos, limpiando los templos con desinfectante y proporcionando a los monjes residentes máscaras y desinfectante para las manos.

"Se están llevando a cabo ceremonias especiales de oración y kirtan (llamada y respuesta tradicional) en pequeños grupos para rezar al Señor Krishna por los afectados y por la protección de los demás", dijo. "También estamos cantando el Mantra Dhanvantari, una oración especial al Señor Supremo en su forma de sanador para la salud y el bienestar de todos".

En los lugares donde los templos han cerrado al público, las transmisiones de vídeo en directo permiten a los adoradores participar en los rituales de oración puja, y ver a las deidades desde sus casas. El programa de ISKCON de Alimentos para la Vida también está ayudando a varias agencias del gobierno a distribuir alimentos a los ancianos y otras personas más vulnerables al COVID-19.

Becados del kAICIID estan coordinando esfuerzos a nivel mundial

El becado de 2019 Kenu Agarwal coordina los esfuerzos interreligiosos para la organización social Ahimsa Vishwa Bharti en Delhi. Los fieles de su comunidad hindú han comenzado recientemente a recitar el Mantra Mahamrityunjaya para evitar una muerte prematura. "Tanto los líderes como los devotos tienen fe en Dios y en sus oraciones", dijo.

Por su parte, el becado de 2015 Yusuf Daud, Director del Centro PhiloSufi para el Diálogo Interreligioso e Intercultural del Instituto SophiaCitra de Indonesia, ha coordinado las oraciones interreligiosas de seis religiones y 18 provincias para hacer frente al coronavirus, y ve un rayo de esperanza en la crisis actual.

"No debemos considerar necesariamente la enfermedad como nuestro enemigo. Más bien, podemos verla como un mecanismo del cuerpo para limpiarnos, purificarnos y equilibrarnos en los planos físico, emocional, mental y espiritual", dijo.

A medida que la crisis del COVID-19 continúa, mientras la incertidumbre influye en la ansiedad y el aislamiento físico se convierte en una obligación incómoda para tantos, los becados del KAICIID y todos los líderes religiosos continuarán desempeñando un papel vital al reunir responsablemente a las comunidades en un culto y una respuesta compartidos.