Loading...

Con un nuevo liderazgo y un nuevo país anfitrión, el KAICIID comienza una nueva etapa

30 Oct 2021
KAICIID Headquarters

Faisal bin Muaammar concluyó este mes su segundo y último mandato como secretario general del Centro Internacional de Diálogo (KAICIID), tras nueve años de gestión al frente de la organización. En sus últimos días de servicio, firmó el nuevo acuerdo de sede del Centro en Portugal, asegurando así la continuidad de la labor del KAICIID en los años venideros.

Al pronunciar su último discurso en el Foro Político del Diálogo Europeo en Lisboa, organizado por el KAICIID, bin Muaammar expresó los sentimientos agridulces de su inminente partida.

    "Ha sido un honor para mí servir a este Centro, que ha influido en el mundo con el diálogo interreligioso. A veces es muy emotivo desprenderse de una parte de tu corazón, pero es algo que tenemos que hacer".

Bin Muaammar desempeñó un papel decisivo en la creación y el mantenimiento de una institución mundial única y constante en su cometido. Con su dirección, el KAICIID se desarrolló a partir de la visión fundacional del Rey Abdullah bin Abdulaziz, del Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, y del Papa Benedicto XVI.

A principios de esta semana, la Junta Directiva multirreligiosa del KAICIID agradeció calurosamente a bin Muaammar su labor: "La Junta reconoce el valor de la inquebrantable dedicación, la manifiesta sinceridad y la sensibilidad estratégica de bin Muaammar al servicio de los nobles objetivos del KAICIID. Encomendamos sus esfuerzos al Consejo de las Partes, bajo cuya dirección y supervisión se han hecho realidad los objetivos del Centro de tender puentes de diálogo y entendimiento entre seguidores de religiones y culturas, dentro de una impronta programática global en expansión."

El mandato del secretario general adjunto del KAICIID, el Embajador Álvaro Albacete, también ha finalizado este mes tras ocho años de servicio en el Centro.

    "Este destino ha sido la culminación de mi profunda afinidad con la Diplomacia, la Religión y las Relaciones Internacionales, ya que el Centro es la realización de una visión histórica y simbólica. El KAICIID no es una iniciativa más en el espectro del acercamiento entre religiones y culturas. Es una iniciativa que adquirió forma 'interestatal', con un estatus que permite al Centro participar en la dinámica 'gubernamental' a través de colaboraciones con organizaciones hermanas", señaló.

Principales logros

Comenzando con un humilde Centro de Diálogo y una pequeña plantilla, los dirigentes salientes aumentaron exponencialmente el alcance del Centro, impactando a miles de personas en todo el mundo. Aunque sus logros son demasiado extensos para enumerarlos en su totalidad, los más destacados son

  •     La presidencia de la inauguración del KAICIID en 2012, que contó con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y diversos líderes religiosos de alto nivel en una abrumadora demostración de apoyo a los objetivos del Centro.
  •     El posterior establecimiento de numerosas plataformas de diálogo interreligioso en África, la Región Árabe, Asia y Europa, que han unido a líderes religiosos de alto nivel y de base de las principales religiones del mundo.
  •     Una amplia cartera de programas destinados a combatir el discurso del odio, fomentar la cohesión social y promover la ciudadanía común en todo el mundo.
  •     La organización de destacadas conferencias internacionales como Unidos contra la violencia en nombre de la religión, El poder de las palabras: El papel de la religión, los medios de comunicación y la política en la lucha contra la incitación al odio, el Foro Interreligioso del G20 y el Foro de Diálogo Político Europeo, que han reunido a cientos de responsables políticos, líderes religiosos y la sociedad civil para abordar los apremiantes retos mundiales y promover políticas inclusivas.
  •     La firma de más de 15 memorandos de entendimiento con organismos de las Naciones Unidas, organizaciones regionales e instituciones religiosas y académicas.
  •     La creación de un Programa mundial de becas, que ha dotado a cientos de líderes jóvenes y dinámicos de competencias en materia de diálogo interreligioso, resolución de conflictos y consolidación de la paz. A través del programa, los becados se encargan de poner en marcha programas de diálogo en sus propias comunidades que han tenido un impacto en miles de personas en todo el mundo.

Más información sobre los Programas del KAICIID

Más información sobre los programas del KAICIID

Antes de dirigir el KAICIID, bin Muaammar promovió la tolerancia interreligiosa y construyó el entendimiento intercultural mediante la fundación del Centro Rey Abdulaziz para el Diálogo Nacional (KACND) y su gestión de la Biblioteca Pública Rey Abdulaziz (KAPL) en Riad. Tres años después de supervisar la creación de la KAPL, encabezó la creación del Catálogo de la Unión Árabe (AUC) de la biblioteca, una plataforma digital única en el mundo árabe. En la actualidad, el AUC cuenta con más de 1,2 millones de registros bibliográficos.

Por su parte, antes de incorporarse al KAICIID, el Embajador Albacete había sido embajador en misión especial encargado del diálogo interreligioso e intercultural para el Ministerio de Asuntos Exteriores español. Había trabajado para la Comisión Europea en Bosnia-Herzegovina y para el Banco Interamericano de Desarrollo en Argentina, Bolivia, Panamá y Paraguay. Formado en Driving Government Performance por la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard, también había sido profesor invitado de la École Nationale d'Administration de Francia. El Embajador Albacete también ha desempeñado diversos cargos en el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, como la División para las Naciones Unidas, director de Asuntos Parlamentarios, subdirector del Gabinete del ministro y embajador.

A partir del 1 de noviembre, Elham Alshejni dirigirá la organización como secretaria general Adjunta interina. Alshejni, directora de Gestión Ejecutiva del Centro, ha estado en el Centro desde 2016, aportando más de 24 años de experiencia en la Liga de los Estados Árabes, ocupándose de diversas carteras, la última de las cuales fue dirigir su departamento de Derechos Humanos.