Loading...

Comunicado de la Junta Directiva del Centro de Diálogo Internacional (KAICIID) tras el mortal ataque acontecido en Viena

3 Noviembre 2020
KAICIID Board of Directors

Al menos cuatro personas murieron y muchas resultaron heridas en un ataque con armas de fuego en Viena, Austria, anoche. Una quinta persona, que se cree que es uno de los atacantes, fue abatida por las fuerzas de seguridad. La policía cree que un llamado "motivo islamista" está detrás del ataque. 

En respuesta, la Junta Directiva multirreligiosa del Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) emitió la siguiente declaración:

Todos conocemos personalmente Viena, ciudad que ha acogido al KAICIID desde su fundación hace ocho años como parte del compromiso de Austria con la paz, el diálogo y el intercambio interreligioso e intercultural.

    "Hacemos llegar nuestras condolencias a las familias y los seres queridos de los afectados por este acto asesino, y expresamos nuestra profunda solidaridad con Austria, que es víctima de un aparente nuevo ciclo de violencia terrorista que se está produciendo en Europa.

    "Nos horroriza que la violencia de esta naturaleza haya encontrado su camino en esta ciudad de paz, esta ciudad de cultura y belleza, esta ciudad que durante siglos ha actuado como un faro de civilización y esperanza.

    "La misión del KAICIID es promover el diálogo interreligioso e intercultural en la búsqueda de la paz, la reconciliación, la comprensión y el respeto mutuos. El Centro ha trabajado incansablemente a través de sus programas y asociaciones para fomentar el respeto y evitar que la manipulación cínica de la religión se utilice para forjar un camino hacia la violencia y la exclusión.

    "Los miembros de la Junta del KAICIID son altos representantes de las religiones del mundo. Como tales, condenamos categóricamente estas acciones, reafirmamos el compromiso de todas las religiones con la santidad de la vida humana y rechazamos totalmente cualquier mal uso de la religión para justificar la violencia.

    "Uno de los propósitos de estos terribles actos es sembrar el miedo y la división, acentuar las diferencias y hacer añicos los acuerdos sociales establecidos que se basan en la aceptación mutua. Hacemos un llamamiento a la calma y a la solidaridad, y confiamos en que la reputación de Austria como país de tolerancia e inclusión seguirá desafiando las perversas motivaciones que subyacen a este ataque.