Loading...

Celebrando el Día de la Diversidad con Diálogo y el Movimiento Scout

25 Mayo 2021

Los líderes mundiales de la Organización Mundial del Movimiento Scout se reunieron virtualmente la semana pasada para celebrar el Día Mundial de la Diversidad Cultural y demostrar cómo se utiliza el diálogo para ayudar a enmarcar soluciones a algunos de los temas más importantes de nuestro tiempo, incluyendo el bienestar emocional, los roles de género, la espiritualidad y los asuntos sociales.

Los scouts de todo el mundo están trabajando para poner en práctica sus habilidades de diálogo intercultural e interreligioso y compartir conocimientos con sus comunidades en un intento de aumentar el nivel de comprensión sobre otras culturas. El seminario web del viernes proporcionó una valiosa visión general del uso del diálogo en diferentes entornos de Oriente Medio, África, América Latina, Europa y Asia. 

La colaboración del Centro Internacional de Diálogo con la OMMS se remonta a 2013, cuando se iniciaron las actividades de entrenamiento bajo los auspicios del emblemático Programa de Diálogo para la Paz (DfP, por sus siglas en inglés).

El seminario web estuvo moderado por el asesor principal del KAICIID, Patrice Brodeur. "Para celebrar el Día Mundial de la Diversidad Cultural, la OMMS y el KAICIID se han unido para organizar una jornada en la que se hable de la diversidad del diálogo en el mundo", dijo.

Al comienzo del seminario web, Cynthia Márquez, directora de la red de Mensajeros de la Paz de la OMMS, destacó la importancia de la colaboración del KAICIID con la OMMS. "Esta es una colaboración conjunta entre el KAICIID y la OMMS, que comenzó en 2013. Nuestros caminos se unieron y encontramos muchas cosas en común y muchas misiones compartidas", dijo. "La más importante es el entendimiento mutuo y la promoción de la cultura de la paz".

El Día Mundial de la Diversidad Cultural es una fiesta internacional anual sancionada por las Naciones Unidas, que se celebra el 21 de mayo, para promover la diversidad. A menudo se conoce como el Día de la Diversidad, y supone una oportunidad para que las comunidades de todo el mundo comprendan la importancia de la diversidad cultural como medio para convivir en armonía.

El Programa Diálogo para la Paz (DfP) fue creado por y para los jóvenes y tiene como objetivo institucionalizar el diálogo como parte de la OMMS, al tiempo que crea oportunidades para que los Scouts y los jóvenes de todo el mundo diseñen sus propias iniciativas locales de diálogo intercultural e interreligioso. Los scouts que participan en actividades, talleres y formaciones pueden ganar una de las tres insignias codificadas por colores que destacan un aspecto concreto del conocimiento y la promoción del diálogo por parte de los scouts.

Las insignias son: una insignia verde para el "logro del diálogo personal", una insignia roja para la "acreditación de formador de diálogo", o una insignia azul para la "acreditación de facilitador de diálogo". Hasta junio de 2020, 9.000 personas de las seis regiones scouts -África, Región Árabe, Asia-Pacífico, Eurasia, Europa y América- habían aprovechado los programas de Diálogo para la Paz. Las sesiones han producido una sólida cohorte internacional de 40 formadores y facilitadores acreditados.

Diálogo y diversidad en acción

Los ponentes del viernes fueron John Dyrick M. Dormis de FaithFull en Filipinas, Jon Rasmussen de Circles of Compassion en Dinamarca, Amanda Flores de Diálogo por la Paz en Nicaragua, Nika Gorovska de Eurasia Wood Badge and Dialogue en Ucrania y Amine ben Salah de Dialogue of Supporting COVID Action en Túnez.

Los ponentes se turnaron para explicar el modo en el que el diálogo ha ayudado al movimiento a hacer frente a los numerosos retos desencadenados por la pandemia del COVID-19, entre ellos el bienestar mental y el diálogo interreligioso.

Jon Rasmussen, Consultor de Diversidad e Inclusión de la OMMS, habló de la importancia de abordar cómo la pandemia ha exacerbado los problemas de salud mental, especialmente entre los jóvenes.

A principios de este año, con la reapertura de los colegios en el Reino Unido, pediatras, psicólogos y organizaciones benéficas advirtieron de un aumento de los casos de salud mental infantil y alertaron de una "crisis sobre la crisis" que afectaba a los niños vulnerables durante la pandemia. Algunos servicios benéficos de salud mental afirmaron haber visto un aumento del 70% en la demanda durante los últimos tres meses, en comparación con el año anterior.

Junto con Sohini Jana, becada del KAICIID, Rasmussen puso en marcha un espacio semanal en línea para que la gente hable de su salud mental. Las sesiones han atraído a jóvenes de todo el mundo, como Colombia, Sri Lanka y Ghana.

"El Círculo de Compasión en línea es un espacio seguro global. La compasión está en el centro de todo lo que hacemos", dijo Rasmussen. "Observar la situación de la salud mental en muchos países, fue duro. Hablar de las luchas emocionales y las enfermedades mentales se considera un tabú, es vergonzoso y pone a la familia en una mala situación. Por lo tanto, muchas personas no tienen ningún lugar al que acudir, lo que se traduce en un gran aumento de las tasas de suicidio, especialmente entre los jóvenes".

Otros líderes scouts de todo el mundo hablaron de la importancia de utilizar el diálogo para facilitar el entendimiento a través de las fronteras durante la pandemia.

Amine ben Salah, Director Ejecutivo de la Organización de Scouts de Túnez, habló de sus experiencias en la región árabe, y de la importancia de utilizar el diálogo para comunicar información precisa sobre el coronavirus. "Hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar a otros que necesitan apoyo y cuidados adicionales", dijo. "Mis amigos de la región árabe se pusieron en contacto conmigo para dirigir algunas sesiones de diálogo para ayudar a otros líderes en sus esfuerzos sobre el terreno. Utilizar el diálogo puede ayudar a superar esta crisis".

Los líderes de los scouts que asistieron al seminario web del viernes destacaron a menudo los retos a los que se enfrenta el movimiento tras la pandemia, ya que las economías se paralizaron y las poblaciones se refugiaron en sus lugares. La pandemia también ha desatado un torrente de discursos de odio en línea, a menudo dirigidos a comunidades ya marginadas.

Para combatir el discurso del odio, John Dyrick M. Dormis, de los Boy Scouts de Filipinas, puso en marcha una red interconfesional que reúne a diferentes comunidades, entre ellas la católica y la musulmana.

"Quería que los scouts procedentes de diferentes creencias religiosas mostraran que, a pesar de nuestras diferencias, podemos trabajar juntos para lograr la cohesión social", dijo. "Este proyecto fue posible gracias a una subvención del fondo Diálogo por la Paz, la OMMS y el KAICIID. Nuestro proyecto está dirigido y organizado por jóvenes".

"Nuestro objetivo es mostrar que, a pesar de nuestras diferencias de creencias religiosas, los jóvenes pueden seguir trabajando juntos por el bien común de la comunidad creando una red de líderes de grupos interconfesionales", continuó.