En el Caux Forum de 2018, el Secretario General del KAICIID se hace eco de las llamadas a la acción hacia una paz inclusiva

11 Jul 2018

El Secretario General del KAICIID, Bin Muaammar, ofreció un discurso en la sesión inaugural del CAUX Forum 2018 en Suiza. Su participación llevó el nombre de "Diálogo y rehumanización del otro: ¿construir muros del miedo o construir confianza?".

El Caux Forum de este año, titulado "Hacia una paz inclusiva", es una continuación del CAUX Forum de 2017, donde se debatió sobre las causas profundas del extremismo desde seis perspectivas diferentes: origen étnico y raza, género, política, religión, economía y ecología.

En 2018, con el nombre "Hacia una paz inclusiva", da un paso adelante y avanza en la discusión, para correr el foco de las causas del extremismo a nuestra participación en la búsqueda de soluciones sostenibles para crear un mundo mejor.
Durante su discurso, el Secretario General Bin Muaammar hizo hincapié en la importancia de fomentar la igualdad de derechos y la ciudadanía común para alcanzar una paz inclusiva: "La exclusión distorsiona nuestras vidas. La exclusión causa dolor... La solución no es el miedo. La solución consiste en crear esperanza para un mundo mejor. La solución no radica en culpar al otro por los problemas mundiales. La solución es afirmar que todas las personas tenemos los mismos derechos y una ciudadanía común".

Abordó la necesidad de derrotar el miedo con diálogo transformador. "Si entablamos diálogo respetuoso para aprender sobre la comunidad, cultura, historia o religión del otro, derrotamos el miedo con esperanza", afirmó.

El Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) brinda apoyo para la formación de plataformas para el diálogo interreligioso inclusivo en pos de la paz inclusiva, en cuatro regiones donde la manipulación de identidades religiosas ha generado conflictos violentos. El Centro, creado hace cinco años, cuenta con expertos de países de la región árabe, Nigeria, Myanmar y la República Centroafricana.

Bin Muaammar relató las experiencias del Centro en dichas regiones: "No los sorprendería saber que las condiciones para la violencia comienzan con la ignorancia, la exclusión y con la pobreza material y espiritual: una sensación de desesperanza y aislamiento. Comienzan con la manipulación de la identidad religiosa para justificar la violencia en nombre de la religión, tanto por políticos como por algunos autodenominados líderes religiosos".
Afirmó que la historia nos ha enseñado que la seguridad y la ciudadanía común protegen nuestra dignidad. La educación forma la tolerancia por el otro y crea las condiciones para lograr una paz inclusiva.

El Centro Internacional de Diálogo se originó con el fin de tender puentes entre el mundo secular de los responsables políticos y el mundo religioso de los líderes comunitarios, incluidos mujeres y jóvenes.

El Secretario General destacó el valioso papel que desempeñan los líderes religiosos e instó a los participantes del Forum a incluir el diálogo interreligioso en las posibles soluciones hacia una paz inclusiva. Para finalizar, hizo una llamada a la acción: "Debemos entender que la religión es parte de la solución y, no, la causa del problema. Los líderes religiosos y el diálogo interreligioso deben ser parte integrante del proceso de búsqueda de la solución para construir un futuro respetuoso, tolerante e inclusivo.

El principal objetivo del CAUX Forum de este año, "Hacia una paz inclusiva", consiste en crear un espacio donde debatir activamente soluciones creativas, eficaces y sostenibles para abordar los extremismos de toda índole, adoptando las herramientas de diálogo, reflexión personal, intercambio de experiencias, transformación discursiva y participación inclusiva. El KAICIID se está asociando con el Caux Forum para ofrecer capacitaciones sobre diálogo interreligioso como herramienta para la paz.