Loading...

Ayudar a los refugiados y migrantes mediante el acceso a la educación en línea

26 Abr 2021

La importancia de establecer enfoques formales e innovadores en materia de educación para empoderar a los refugiados y migrantes ha sido un punto clave en la agenda de un taller de dos días de duración celebrado la semana pasada.

El taller virtual, "Informar e inspirar una nueva era de la educación digital para los refugiados y los migrantes en Europa", estuvo marcado por la colaboración de la Red para el Diálogo, patrocinada por el KAICIID, con SIRIUS - Red de Políticas sobre la Educación de los Migrantes, una organización de afiliados fundada por la UE, que está ubicada en Bruselas y que promueve la inclusión social de los niños y los jóvenes de origen migrante en Europa, mejorando su acceso al derecho universal a la educación.

El taller se celebró bajo el paraguas del programa de la región de Europa del KAICIID y su Iniciativa de Cohesión Social.

El acto atrajo a destacados responsables políticos que trabajan para una serie de ministerios europeos, así como a organizaciones internacionales como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Centro Internacional para el Desarrollo de Políticas Migratorias (ICMPD, por sus siglas en inglés).

Los asistentes hablaron de algunos de los retos a los que se enfrentan actualmente los estudiantes inmigrantes y sus padres en países de toda Europa. "Tras la recesión de 2008, el apoyo a los estudiantes inmigrantes se diluyó", dijo Mary Ryan, presidenta de la ONG Immigrant Parents and Guardians Support Association, que apoya a los padres inmigrantes en el acceso a la información sobre el sistema educativo en Irlanda.

"Aunque se ha recuperado parte de ella, no es adecuada", añadió. "La acogida de los estudiantes inmigrantes depende realmente de cada colegio, de cada profesor, de cada director o de cada iniciativa que se lleve a cabo, y hay algunos proyectos excelentes que se están llevando a cabo en Irlanda, pero demasiados estudiantes inmigrantes se están quedando en la cuneta".

El taller en línea reunió a 15 participantes de la Red para el Diálogo del KAICIID y a 20 participantes de la Red SIRIUS, entre los que se encontraban organizaciones de la sociedad civil y religiosas, profesores, académicos, padres de familia de origen inmigrante y refugiados, y políticos. Entre los participantes había gente procedente de Bulgaria, Irlanda, Eslovenia, Polonia, Austria, Grecia y Serbia, Suiza, Italia y Noruega.

"Nuestro principal objetivo era convocar un espacio de diálogo entre los responsables políticos y los miembros de la Red para el Diálogo y SIRIUS, para analizar cómo la educación digital puede ayudar en la educación inclusiva de los refugiados y los migrantes", dijo la Dra. Aleksandra Djuric Milovanovic, directora del Proyecto de la Red para el Diálogo. "Reunir a estos agentes permitió trabajar en ideas concretas en ciertos países europeos sobre cómo se puede superar la brecha digital en la educación durante el COVID-19, pero también más allá de la pandemia".

 

Establecer objetivos concretos para la puesta en práctica

Aunque se hizo hincapié en facilitar una experiencia educativa inmersiva a través del aprendizaje entre iguales, el diálogo con otros responsables políticos y especialistas en educación ocupó un lugar destacado en el programa. El taller también hizo uso de pequeños equipos de planificación de múltiples partes interesadas que ayudaron a los políticos y a los expertos a desarrollar objetivos SMART con vistas a ponerlos en práctica después del taller.

Entre los puntos del orden del día de los talleres figuraban la búsqueda de un apoyo holístico en la educación y el diálogo con los responsables políticos, el uso de las lenguas académicas y sociales en ausencia de una escolarización presencial, la importancia de proporcionar un apoyo educativo más amplio a los refugiados en los centros y a los inmigrantes recién llegados, así como recomendaciones sobre cómo los educadores y los responsables políticos podrían apoyar y dialogar con los padres y las comunidades de inmigrantes.

Los asistentes dedicaron el segundo día del taller a investigar y recomendar una serie de objetivos SMART para mejorar la educación de los niños inmigrantes. Varios de estos objetivos surgieron listos para ser implementados.

"Nuestro objetivo SMART es organizar un taller con las partes interesadas en Austria para que los profesores puedan recibir educación o formación avanzada para ofrecer las primeras clases de lengua en un entorno digital en toda Austria", dijo Nadine Punz, profesora de una nueva escuela de enseñanza media de Viena (Austria). "Pensamos en las partes interesadas, como el Ministerio de Educación, gestores, profesores de lengua e investigadores, y, por supuesto, en los representantes de los padres y los estudiantes y las comunidades, como la comunidad árabe o la comunidad turca".

El taller en línea constituyó también una importante oportunidad para entablar un diálogo entre responsables políticos y profesionales sobre los usos de la educación digital y cómo podría adaptarse para un beneficio universal en un futuro próximo. La pandemia mundial de coronavirus, que ha provocado 3 millones de muertes en todo el mundo, hizo que el acceso a la educación presencial se interrumpiera durante la mayor parte de 2020 en países de todo el mundo. Si bien la tragedia del COVID-19 ha acelerado la promesa de una mayor accesibilidad a través del aprendizaje digital -lo que refleja una tendencia importante hacia la adopción de la educación digital en toda Europa-, actualmente hay un conocimiento limitado a nivel de políticas sobre cómo garantizar una educación inclusiva para los niños refugiados y migrantes en este mundo digital.

Las investigaciones sobre el cierre de escuelas el año pasado debido a la pandemia del COVID -19 señalan algunas disparidades educativas flagrantes entre los niños de diferentes orígenes. Según un informe de McKinsey, la pandemia se ha cebado especialmente con las comunidades negra, hispana e indígena. Según el informe, los estudiantes de color llevan entre tres y cinco meses de retraso en su aprendizaje, mientras que los estudiantes blancos llevan entre uno y tres meses de retraso.

Los asistentes hablaron de algunos de los problemas más acuciantes a los que se enfrentan los niños inmigrantes y sus familias durante la pandemia. "El problema de saber cómo tratar a las familias migrantes se ve como un problema y no como una oportunidad", dijo Ilaria Ungaro, activista de derechos humanos de Lombardía (Italia). "También identificamos problemas de alfabetización digital, los diferentes niveles de alfabetización digital en las familias y que este problema se incrementó durante la pandemia cuando todo se conectó a Internet. Así que se hizo aún más difícil dialogar con las familias y los profesores y también apoyar a los estudiantes".

"Informar e inspirar una nueva era de la Educación Digital para los refugiados y migrantes en Europa" se propuso alcanzar una serie de objetivos. Entre ellos, mejorar la forma en que los responsables políticos y los profesionales pueden ser más inclusivos en sus propios planes y acciones nacionales de educación digital mediante el uso del diálogo; fortalecer la capacidad de los miembros de la Red para el Diálogo en el ámbito de la educación, así como desarrollar una red para que los Ministerios de Educación y los profesionales mejoren su trabajo de educación digital.

Algunos de los asistentes salieron de sus grupos de trabajo con planes de campañas de promoción en sus países de origen. "Basándonos en nuestro conocimiento de las buenas prácticas, decidimos trabajar en la educación dual", dijo Bistra Ivanova, presidenta de la ONG Multi Kulti Collective de Bulgaria, que trabaja para mejorar la integración de los inmigrantes y los refugiados, el desarrollo comunitario y la educación.

"Decidimos crear una campaña de promoción para poner este tema en la agenda con el ministerio, con otras partes interesadas, así que creamos un plan para ponerlo en práctica. Pusimos indicadores medibles muy particulares en la elaboración de un documento con expertos internacionales", añadió.

"Como red, SIRIUS está encantada con el éxito del taller y las enseñanzas recogidas. Esperamos que nuestras conclusiones influyan en la reiteración y aplicación continuas tanto del Plan de Acción de Educación Digital de la UE como de las iniciativas del Espacio Europeo de la Educación", dijoMialy Dermish, Directora Ejecutiva de la Red SIRIUS. "La inclusión es una necesidad para una Europa feliz, sana y resistente, no sólo por esta continua pandemia, sino también por la tendencia a un mayor aprendizaje en línea mostrada por los gobiernos nacionales y la Comisión Europea".