Loading...

Teatro para el cambio: Llevando el psicodrama a Arabia Saudí

01 Jul 2021
Two former students of psychodrama, have launched a unique initiative in Saudi Arabia
Dos antiguos alumnos de psicodrama han lanzado una iniciativa única en Arabia Saudí para establecer vías de entendimiento mutuo y cohesión social

Dos antiguos alumnos de psicodrama, disciplina que utiliza técnicas de artes escénicas para establecer vías de entendimiento mutuo y cohesión social, han puesto en marcha una iniciativa única en Arabia Saudí llamada Teatro para el Cambio.

Shahad Altukhaim y Ameera Alnejaim afirman que los conocimientos que adquirieron durante su formación en Londres y Nueva York aportan a su país una metodología fresca e inexplorada destinada a fomentar el consenso más allá de las barreras de género, sociales y religiosas.

El proyecto, apoyado por el KAICIID a través de su Proyecto Dialogue-60, que promueve el diálogo y la cooperación interreligiosa e intercultural en el mundo árabe, ha reunido hasta ahora a cerca de 80 hombres y mujeres de diversas edades.

Un reto y una necesidad

"No existe ningún otro proyecto o institución dedicada al aprendizaje del psicodrama, no sólo en Arabia Saudí sino en todo Oriente Medio", afirma Altukhaim.

Esta joven de 27 años, graduada en la London School of Psychodrama, apasionada por los temas de salud mental y que también ha trabajado como podcaster y life coach, afirma que ambos campos, el de la psicoterapia y el de las artes escénicas, se están desarrollando en su país, y que liberar su potencial conjunto para el diálogo y la comprensión mutua era un reto y una necesidad.

La aplicación del psicodrama como terapia de grupo sirve de método creativo y versátil para promover una cultura de diálogo que aporte un cambio positivo tanto dentro de las comunidades como entre ellas.

 

“Las metodologías para tratar la salud mental aquí no son frecuentes", explica Altukhaim. "Tenemos terapias básicas disponibles, tenemos carreras de psicología, pero no tenemos formación en terapia de diferentes tipos de campos que impliquen algo creativo como la danza, la música o la poesía, que en realidad pueden ser herramientas muy poderosas.”

 

Las artes y la cultura, continúa Altukhaim, están evolucionando en Arabia Saudí: "El campo de las artes y la cultura está todavía en sus primeros años, pero lo que estamos haciendo no es sólo arte y cultura: estamos fusionando dos campos y esto no existe aquí".

Los dos jóvenes emprendedores están gratamente sorprendidos por la respuesta a su iniciativa.

"Hemos notado un gran interés desde el principio", dice Alnejaim, que estudió en el Hudson Valley Psychodrama Institute de Nueva York.

"Mucha gente se interesó inicialmente por el teatro", recuerda. "No sabían exactamente lo que ofrecíamos, pero sabían que era teatral. Luego empezó a venir más gente y a pedirnos que hiciéramos más sesiones o que exploráramos un tema concreto. Esto fue sorprendente, pero también nos mostró que había una necesidad generalizada y un hambre por el tipo de conexión que trabajamos."

Ameera Alnejaim está diplomada en diálogo cultural e internacional

 

Alnejaim, de 26 años, también diplomada en diálogo cultural e internacional, coordinó una sesión de psicodrama en el marco de un curso sobre diálogo del KAICIID, en 2019, para jóvenes de la región árabe.

"Es solo un ejemplo de un tipo de grupo con el que se puede trabajar", dice. "Puedes hacerlo en hospitales, prisiones, escuelas, entornos corporativos, entornos individuales. Aquí adaptamos nuestro proyecto a la comunidad específica en la que estamos".

Incluir a los excluidos

Las mujeres no siempre pueden experimentar roles diferentes a los que les asignan las comunidades en las que viven, atestiguan los responsables del proyecto. Por eso, el juego de roles que supone el psicodrama es especialmente importante para ellas.

"Actividades como la actuación, el teatro, la música y el cine no han estado en la escena, aquí, ni para los hombres ni para las mujeres, pero particularmente para las mujeres esto es mucho más intimidante y desafiante, y hablo desde mi propia experiencia", dice Altukhaim.

Shahad es una apasionada de los problemas de salud mental y también ha trabajado como podcaster y life coach

"Personalmente, también he escuchado a otras mujeres que les resulta difícil poder expresarse de forma creativa debido a sus familias o a algunas expectativas sociales. Hay connotaciones y juicios de por medio, y por eso es tan crucial que les proporcionemos un espacio seguro para expresarse y actuar".

Según Alnejaim, es importante permitir que las mujeres dialoguen con seguridad, experimenten diferentes roles y estén ahí para las demás.

"Tiene mucho que ver con la inclusión de las excluidas", dice.

Las sesiones de grupo del proyecto, que juegan con la espontaneidad y la creatividad, se basan en la inclusión y el diálogo.

"Tenemos participantes de distintos credos, orígenes y etnias, y personas con discapacidades", dice Alnejaim. "Si nos dirigiéramos a un grupo específico excluiríamos a otros y perderíamos nuestro propósito de garantizar la diversidad y la variedad".

Aunque cada encuentro trata sobre un tema general, el tema específico de cada reunión suele ser elegido por los participantes o se convierte en dominante a medida que se desarrolla la sesión.

Por ejemplo, el conflicto entre las generaciones mayores y las más jóvenes sobre su comprensión de las tradiciones y las libertades fue el tema de una de las sesiones. Otras sesiones exploraron la espiritualidad:

"Hablamos de una espiritualidad accesible sin necesidad de una derivación espiritual", dice Altukhaim. "Mucha gente aquí se relacionaría con el culto, pero no con su propia conexión con el sentido de lo divino".

La naturaleza del duelo también figuró entre los temas destacados.

“El trabajo de duelo es muy poderoso y pensamos que era relevante al comenzar 2021, después de todo el dolor provocado en 2020 por el COVID-19", dice Altukhaim. "Trabajamos con un gran grupo en el que la mayoría de las personas acabaron imaginándose en la estación de invierno, con la caída de las hojas. Muchos de ellos habían pasado por la pena, el dolor y el aislamiento.”

El COVID-19 obligó a los dos organizadores a retrasar varias sesiones de su proyecto debido a las medidas preventivas para frenar las infecciones.

Pero la necesidad de que la gente se conecte a través del diálogo en persona y comparta sus emociones, dicen los organizadores, es innegable, debido tanto a los cambios en la sociedad como al impacto de la pandemia.

En el futuro, dicen Altukhaim y Alnejaim, Teatro para el Cambio puede ampliar su alcance aún más, para incluir a grupos como las chicas jóvenes de entornos desfavorecidos.

 

 

RELATED FEATURES

Arab Region
Zaid Bahraluloom cree que la definición de ciudadanía en Irak está cambiando. Hoy en día, dice, la mayoría de los iraquíes...Read more
Arab Region
Cuando el COVID-19 golpeó a Jordania en 2020, la Dra. Rania AlAyoubi sabía que todas las dificultades y tensiones provocadas...Read more
Arab Region
Dirigido por jóvenes y con sede en la gobernación de Tafila, en el sur de Jordania, Family Tec es uno de los proyectos de...Read more