Loading...

Superando la brecha digital: El diálogo en la era del COVID-19

10 Jun 2020

A medida que los participantes entran en la sala, cada uno toma su respectivo lugar en la mesa. Instalándose, mantienen sus micrófonos silenciados hasta que el moderador está dispuesto a comenzar la sesión de diálogo. Cada uno está listo para escuchar, para aprender, para conectar a través de las diferencias geográficas, religiosas y sociales.

Esta vez, sin embargo, entre ellos hay una barrera más que superar - una digital.

Debido a la pandemia de COVID-19, las empresas, las personas y las organizaciones de todo el mundo están pensando en cómo transmitir las experiencias personales por medios digitales. Los operadores turísticos están ofreciendo "vacaciones virtuales", las universidades y las escuelas están trasladando los cursos a la red y las "citas digitales" se están convirtiendo en una alternativa a los encuentros en persona.

La crisis también ha precipitado un cambio en los enfoques del diálogo intercultural e interreligioso.

Si bien el cambio plantea problemas, los aliados del KAICIID y los profesionales expertos en diálogo están encontrando formas ingeniosas no sólo de transmitir el diálogo en línea, sino de hacerlo efectivo en el proceso.

Aprovechando su amplia experiencia, están utilizando las herramientas digitales de manera intencional. Aunque parezca sorprendente, están descubriendo que el diálogo en línea puede fomentar relaciones transformadoras a través de las diferencias.

Consolidando la confianza y la seguridad online

 

La investigación académica sobre el potencial de Internet para fomentar el entendimiento interreligioso es un terreno con muchas disciplinas, que a menudo informa de "hallazgos ambivalentes o incluso contradictorios", señaló la Dra. Anna Neumaier, investigadora del Centro de Estudios Religiosos de la Universidad del Ruhr en Bochum.

El Dr. Mohammed Abu-Nimer, asesor principal del KAICIID y experto en resolución de conflictos y diálogo para la construcción de la paz, dijo que sintió esta ambigüedad al realizar en línea las interacciones que antes se realizaban cara a cara.

"Crear y establecer confianza y seguridad son partes fundamentales en cualquier relación", dijo Abu-Nimer, "pero especialmente entre personas de diferentes culturas, idiomas, orígenes y religiones".

Abu-Nimer explicó que, debido a la falta de movilidad y a las restricciones de distanciamiento social, la pandemia "ha golpeado en lo más profundo de estos conceptos básicos".

El principal desafío, dijo, ha sido modificar las prácticas que se hacían en persona para que funcionaran bien al hacerlas en línea.

Identificó algunos desafíos clave para las organizaciones que desean fomentar el diálogo en línea. El primer gran obstáculo, dijo, "es que la gente puede esconderse detrás de sus pantallas o sus micrófonos, apagando su cámara o silenciando su voz".

Esto impide una conexión verdadera y oculta la importancia de la vulnerabilidad y la sensibilidad a las señales no verbales y a la presencia física de los demás.

Otras de las dificultades que mencionó son la tendencia a que el diálogo en línea sea más cognitivo que afectivo, que el diálogo virtual se pueda percibir como desconectado del "mundo real", y que los participantes no puedan participar en rituales fuera de línea o encuentros y experiencias improvisadas.

Adaptarse a la nueva esfera virtual

Claudia Giampietro, becadal de KAICIID y abogada especializada en derecho canónico, que ayuda a las órdenes religiosas católicas de mujeres a elaborar nuevas políticas de protección de los menores y los adultos vulnerables, lo ha experimentado de primera mano.

Reflexionando sobre lo que ella llamó "sesiones presenciales" que tuvo con 30 mujeres religiosas católicas procedentes de Asia, África y Europa del Este en Roma el año pasado, Giampietro dijo que las interacciones a través de la danza, las celebraciones compartidas y la comida fueron "increíblemente enriquecedoras" y "ayudan a superar las diferencias".

El diálogo en línea puede sentirse como un sustituto empobrecido de tales encuentros.

Por lo tanto, Giampietro ha encontrado el proceso frustrante a veces. Otras dificultades para un acercamiento más profundo en las sesiones de diálogo virtual son la inestabilidad de la conexión a Internet, los miembros de la familia o los compañeros de habitación en nuestros campos visuales o auditivos, así como la presencia de otras distracciones, dijo.

Aún así, Giampietro ha encontrado formas de adaptarse y hacer efectivo el diálogo online. "Adaptamos los ritmos a una realidad diferente -la virtual- y calculamos el tiempo para asegurar la participación de todos", dijo, "así, los resultados son positivos y hay signos evidentes de compromiso por parte del grupo".

Creando un diálogo digital verdadero

Inmediatamente después de que entraran en vigor las medidas de distanciamiento social, el asesor especial del KAICIID, Patrice Brodeur, facilitaba el diálogo para la Organización Mundial del Movimiento Scout (OMMS) de manera que se acercara lo más posible a los diálogos fuera de línea.

Brodeur dijo que, si bien "hay algunas diferencias importantes entre el diálogo en persona y en línea", cree que "es posible tener un encuentro virtual que puede ser un verdadero diálogo".

Pero, añadió, hay algunas condiciones para que eso ocurra, algunas afectivas y otras técnicas. Por un lado, Brodeur señaló que los facilitadores deben familiarizarse con las tecnologías que se ofrecen y las prácticas más beneficiosas para la comunicación digital. Por otro lado, aprender a construir eficazmente relaciones de confianza y a cultivar posturas de compasión debe aprenderse a través de la experiencia.

Como ejemplos de cómo hacer que el diálogo en línea sea más funcional y fructífero, Brodeur señaló las organizaciones que han sido pioneras exitosas en el ámbito del diálogo en línea, especialmente Soliya, una organización sin ánimo de lucro con sede en Nueva York.

Soliya comenzó en 2003 -antes de que Skype o los medios sociales estuvieran disponibles- con la premisa de que las herramientas digitales podrían ayudar a crear conexiones reales entre los jóvenes de todo el mundo. Desde entonces, han estado utilizando tecnologías interactivas para ofrecer oportunidades de diálogo en línea y de educación intercultural - lo que ellos llaman "intercambio virtual".

Lo que Waidehi Gokhale, director general de Soliya, dijo que comenzó en el equivalente a "salas de chat poco estables" pronto se convirtió en un ecosistema tecnológico construido con un propósito que podía ser tan práctico y visible como fuera posible.

"Construimos nuestro portal de intercambio a medida, siempre teniendo el diálogo en mente", dijo Gokhale. También fue diseñado para acoger una variedad de capacidades de ancho de banda y para proteger la seguridad y la privacidad de todos los involucrados. El Portal de Intercambio también está pensado para ser una mesa redonda de pantallas de vídeo con un cuadro de chat en el medio, en lugar de una galería como en Zoom u otras plataformas de comunicación digital. También utilizan una metodología de "palo de charla", por lo que no hay un formato de micrófono abierto.

"Todo esto ayuda a crear intimidad, compromiso y seguridad entre los participantes", dijo Gokhale.

Trabajando con neurocientíficos del MIT, Soliya midió sus resultados a lo largo de los años y sabe que su "intercambio virtual" impulsado digitalmente funciona. Ahora, cuando el mundo se vuelca a las herramientas digitales para ayudar a facilitar el diálogo en una época de distanciamiento social, los individuos y las organizaciones han estado contactando a Soliya para recibir asesoramiento.

"Es mucho más fácil explicar lo que hacemos ahora", dijo Gokhale. "La gente solía ser escéptica con respecto a nuestra labor en el pasado, pero ahora ven la importancia y la viabilidad del intercambio virtual como un conjunto de aptitudes importantes y tangibles en un momento en que el diálogo y la colaboración son claramente el camino a seguir".

El diálogo a través de medios en línea puede llevar tiempo

Si bien el diálogo en línea puede presentar desafíos para garantizar la seguridad, la protección y la comodidad, Gokhale sabe que permite un amplio alcance geográfico, oportunidades para satisfacer la curiosidad con mayor osadía, un lugar seguro para practicar los conocimientos adquiridos en el mundo real y un aprendizaje que es "más pegajoso" a largo plazo.

Para ayudar a los demás, Gokhale compartió algunas sugerencias.

"En primer lugar, hay que ir más despacio y comprender que el intercambio en línea lleva más tiempo. Luego hay que contar con un moderador capacitado para fomentar la implicación del grupo, definir abiertamente y desde el principio las dinámicas, y ayudar a crear una sensación de seguridad y compromiso mutuo desde el principio", dijo.

Por encima de todo, dijo Gokhale, no importa si el intercambio es en persona o en línea, en plataformas como Zoom o Microsoft; los participantes deben estar dispuestos a entrar en conversaciones y decisiones con empatía.

Brodeur se hizo eco del énfasis de Gokhale en la facilitación y recomendó un "experto en la parte más oculta" que ayude a ocuparse de los detalles técnicos, mientras que el "experto en la parte visible" modera la conversación.

Todos estos esfuerzos toman tiempo, algo en lo que cada uno de los participantes estuvo de acuerdo.

Abu-Nimer instó a la paciencia, ya que los esfuerzos por hacer que todo sea lo más interactivo posible ayudan a crear una confianza y seguridad que son esenciales para un diálogo eficaz.

"Si se necesita tiempo para construir esto en persona, hay que trabajar aún más duro y ser aún más creativo para recrearlo en línea", dijo Abu-Nimer.

Pero, dijo, "se puede hacer".

 

RELATED FEATURES

International
Tunecina de nacimiento, musulmana por fe y austriaca por elección, Mabrouka Rayachi sabe perfectamente lo que es proceder de...Read more
International
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) , o Agenda 2030, presentados en una cumbre histórica de las Naciones Unidas...Read more
International
La Dra. Nourah Alhasawi y Janani Chaitanya han forjado una poderosa alianza a partir de su compromiso compartido con la...Read more