Loading...

Nandini Tripathi: Más allá de la esterilla

03 Mar 2020
Foto hecha por Altaf Qadri

A los 22 años, desencantada con la vida en los Estados Unidos y buscando volver a conectar con sus raíces indias, Nandini Tripathi se embarcó en un viaje espiritual a la pintoresca ciudad de Rishikesh, donde el río Ganges emerge prístino de las montañas del Himalaya.

Se suponía que su visita a este refugio de yoga mundialmente conocido sería algo temporal, una forma de reflexionar y reajustarse antes de empezar la escuela de medicina o cualquier otra obligación que se le presentara. Pero el Ganges tenía otros planes para ella.

"Sentí una profunda conexión energética con el río. Era más que un simple cuerpo de agua que fluía. Sentí como si hubiera vuelto a casa", dijo Nandini sobre sus primeros momentos en la orilla del Ganges.

Nandini sintió una conexión similar cuando conoció a su Santidad Pujya Swami Chidanand Saraswatiji, Presidente del Ashram Parmarth Niketan en Rishikesh, y con su visión de proteger el Ganges, una fuente vital de sustento físico y espiritual para cientos de millones de indios que sufre de contaminación intensa en tramos más avanzados de su cauce.

"Su visión abarcaba preocupaciones ambientales, científicas, agrícolas, culturales y espirituales, una visión que ayudaría a que el Ganges sobreviviera y siguiera siendo una fuente de inspiración", recuerda Nandini de su primer encuentro con Pujya Swami. "Cuando pidió ayuda para conservar el Ganges, inmediatamente levanté la mano. Pensé que sería una ocupación temporal de unos meses. No me imaginaba que se convertiría en toda una vida de servicio".

Nueve años después, Nandini sigue viviendo en el Ashram de Parmarth Niketan en Rishikesh, donde trabaja como directora de implementación, integración y comunicación de programas para la Alianza Mundial (GIWA) Interconfesional de Agua, Saneamiento e Higiene (WASH) y como coordinadora de proyectos para Ganga Action Parivar.

La GIWA colabora con líderes espirituales y civiles de todo el mundo para mejorar los niveles de agua potable, saneamiento e higiene, prestar servicios de socorro en casos de desastre y promover la conservación de los ríos y la preservación del medio ambiente. Nandini trabaja incansablemente reuniendo a las comunidades bahá'í, budista, cristiana, hindú, jain, musulmana y sikh, en un diálogo para avanzar en estos objetivos.

"Los líderes religiosos juegan un papel muy importante a la hora de abordar problemas aparentemente insolubles, como el acceso al agua potable y el saneamiento. Estas cosas nos afectan a todos, por lo que no es sorprendente que el diálogo y la armonía interreligiosa haya surgido de este trabajo", dijo.

Entre las principales prioridades de la GIWA en los últimos años se encuentran el poner fin a la defecación al aire libre, promoviendo el uso de inodoros sanitarios en la India.

"Cuando comenzamos este trabajo, resultó una novedad utilizar plataformas de fe para hablar de los inodoros. El GIWA difunde el mensaje de que, al igual que los templos mantienen limpios nuestros pensamientos, los inodoros mantienen limpios nuestros cuerpos", declaró Nandini. "El gobierno puso a disposición millones de inodoros en su campaña Open Defecation Free (ODF), pero la gente no los usaba. Conseguir que los líderes religiosos hablaran de estos temas inspiró un cambio de comportamiento permanente de un modo que las acciones de proveer e instalar infraestructuras nunca habían conseguido".

Las campañas de promoción y educación llevadas a cabo por el GIWA han sido intensas, pero también perspicaces. En el reciente Prayagraj Kumbh Mela, un peregrinaje y festival en el que hasta 150 millones de hindúes se reúnen para bañarse en aguas sagradas, el GIWA construyó un parque de baños y una cafetería respetuosa con el medio ambientedonde los visitantes podían sentarse y beber té sobre asientos de baño decorativos.

"La gente iba a los templos, se daban un baño sagrado, y luego venían a tomar selvas y pasaban el rato en nuestro café retrete", dijo Nandini. "Fue un gran éxito. Forramos las paredes con diferentes tecnologías de inodoros para que la gente pudiera ver cómo mejorar el saneamiento en sus comunidades y se inspirara para vivir de forma más sostenible".

La secretaria del GIWA, Parmarth Niketan Ashram, está liderando con su ejemplo, utilizando algunas de estas tecnologías para tratar y reutilizar las aguas residuales para la jardinería y otras necesidades cotidianas.

"Los sitios de peregrinación más venerados en el estado del Himalaya se encuentran cerca de nosotros en los orígenes del Ganges y sus afluentes. Queremos utilizar la fe como medio para inspirar a la gente a hacer peregrinajes más verdes y ser más conscientes del impacto que pueden producir en estos espacios", explicó Nandini.

El GIWA también dirige programas educativos para inspirar a los jóvenes de diferentes religiones a ser embajadores de la conservación del agua y de programas de empoderamiento de la mujer que van más allá del WASH, para promover la educación de las niñas y la gestión de la higiene menstrual y para oponerse al matrimonio infantil.

"Todos estos temas están entrelazados e interconectados. Las mujeres son las más afectadas por las crisis del agua y, a menudo, se enfrentan a otros obstáculos que les impiden buscar una mejora del WASH. Nuestro programa Mujeres por el Agua, el Saneamiento y la Higiene (Women for WASH) da formación a las mujeres para que sean artífices del cambio que desean ver en sus comunidades", dijo Nandini.

Estrechamente relacionado con GIWA está el servicio de Nandini con Ganga Action Parivar (GAP), una red de ingenieros, científicos, activistas, líderes espirituales, especialistas en medio ambiente y voluntarios que trabajan para restaurar y proteger el Ganga y sus afluentes en su estado natural de flujo libre.

Los negocios a lo largo de los bancos del Ganges contribuyen en gran medida a su contaminación, al igual que las personas que se deshacen de los residuos y lavan la ropa con un detergente no ecológico. GAP está trabajando para prohibir que las industrias arrojen efluentes tóxicos en el Ganges e impulsando una legislación que proteja el derecho del río a fluir como entidad viva, de manera similar a como los Derechos Humanos protegen a las personas. 

"El caudal del Ganges y el caudal del progreso de la India están vinculados", dijo Nandini. "El fundador del GAP y mi Gurú, S.S. Pujya Swami, a menudo dice que, si el Ganges muere, la India muere, y si el Ganges prospera, la India prospera".

Con las sequías e inundaciones que asolan las principales ciudades y amenazan a gran parte de la población de la India, el GIWA y el GAP están rejuveneciendo los ríos y reformulando los desechos como riqueza para promover el desarrollo sostenible. GIWA también tiene previsto colaborar con los líderes religiosos de Nigeria para hacer frente a las crisis humanitarias y ambientales de ese país, utilizando el diálogo interreligioso para acabar con las tensiones y las percepciones erróneas. Estos instrumentos ayudan a los participantes a reconocer su humanidad común.

"La armonía y el diálogo interreligioso son como el flujo del río", dijo Nandini. "La discriminación, los estereotipos y nuestra limitada comprensión del otro contamina y desvía la armonía. Necesitamos conectar con nuestra humanidad común y celebrar su rica diversidad para que la armonía fluya libremente."

Desde que llegó a Rishikesh hace casi una década, Nandini ha abrazado el Karma Yoga, expandiendo su práctica "fuera de la colchoneta y hacia el mundo" para servir desinteresadamente a los demás. Esta transformación ha profundizado su asociación con el Hinduismo, la India y el Ganges de un modo que nunca había pensado.

"Este trabajo me ha mostrado el modo de respetar el medio ambiente y otras creencias, y vivir y existir en armonía con toda la creación. Me ha enseñado que el mundo es una familia y que podemos ser recipientes e instrumentos de servicio. Claramente, el divino tiene un plan más grande para mí, y he decidido seguir esa corriente".

RELATED FEATURES

Central Asia
La no inclusión de las voces femeninas en los actuales procesos de paz de Afganistán podría suponer un serio golpe para las...Read more