Loading...

Los líderes religiosos se unen a la primera línea de respuesta sanitaria frente al COVID-19

28 Ene 2021
A priest stands next to emergency frontline health workers

Cuando Margaret Hoffman falleció la pasada primavera, sus restos mortales fueron trasladados desde California hasta su ciudad natal, en Wisconsin, y enterrados en la parcela que ella misma había elegido hace años. Se celebró una breve ceremonia cristiana y los asistentes cantaron el himno "The Old Rugged Cross" a petición suya. En muchos sentidos, todo sucedió exactamente como estaba previsto.

Sin embargo, algo que Hoffman no podía prever era que su funeral tendría lugar durante una pandemia mundial, lo que impidió que la mayor parte de su familia asistiera, salvo algunos primos lejanos.

Además de cobrarse la vida de millones de personas, el COVID-19 ha trastornado los rituales funerarios, como el de Hoffman, en todas las tradiciones religiosas y ha estimulado a los actores religiosos a responder con creatividad y compasión a los servicios de duelo y a la respuesta a las crisis.

Teniendo esto en cuenta, dos ex becados del KAICIID -la rabina Naomi Kalish en Estados Unidos y el venerable Swami Athmadas Yami Dharmapaksha en la India- han puesto en marcha proyectos de apoyo a los trabajadores de primera línea y de atención a los enfermos y moribundos durante la pandemia.

Sus proyectos, apoyados por las ayudas del KAICIID, han contribuido a proporcionar un consuelo muy necesario y a prevenir futuros conflictos.

Atención espiritual y asesoramiento sobre el duelo

Tras haber sido coordinadora de atención pastoral y educación en el New York Presbyterian Hospital/Morgan Stanley Children's Hospital, Kalish sabe que el apoyo espiritual y la compasión pueden aliviar el dolor y calmar la tensión intercomunitaria. 

"Cuando se afronta el sufrimiento humano, las áreas de conflicto humano pueden transformarse", dijo. Esto es especialmente vital en situaciones de crisis en las que es "importante que los líderes religiosos intervengan y den un paso adelante".

En estas situaciones, "los referentes religiosos tienen la oportunidad de ser una voz moral para la humanidad y encarnar un tipo de esperanza que trasciende las diferencias religiosas, culturales, nacionales y étnicas".

Ahora, en su nuevo cargo de directora del Centro de Educación Pastoral Harold y Carol Wolfe del Seminario Teológico Judío de Nueva York, está viendo cómo el COVID-19 ha provocado una angustia psicológica desmedida en los trabajadores sanitarios de primera línea.

Más allá de la esperanza y la ayuda, "la religión y la espiritualidad pueden proporcionar resiliencia durante la crisis", apuntó. Los capellanes que trabajan en sanidad están bien posicionados para proporcionar atención espiritual y asesoramiento en el duelo a los trabajadores de primera línea abrumados por la magnitud del virus.

Un grupo de becados del KAICIID sentados juntos en una catedral

Por ello, Kalish ha propuesto crear una biblioteca de recursos multirreligiosos de diálogo y atención pastoral para capellanes, estudiantes pastorales, personal sanitario y el público en general. Además de la biblioteca, Kalish planea utilizar el apoyo del KAICIID para impartir formación en línea a los profesionales de la salud sobre la atención a los pacientes de diversos orígenes religiosos.

Por encima de todo, Kalish espera que los recursos ayuden a los capellanes, voluntarios y trabajadores de primera línea a "entrar en la experiencia del otro" en medio de la crisis.

Respuesta a catástrofes y crisis

El reverendo Dr. Willard Ashley, psicoanalista profesional y especialista en respuesta a catástrofes, está de acuerdo en que los actores religiosos son fundamentales durante las crisis de salud pública. Ashley fue invitado por la red de antiguos becados del KAICIID a impartir una sesión en línea sobre la respuesta a las catástrofes para quienes están en primera línea de la pandemia mundial.

Aunque reconoce que es importante dejar que los médicos y las enfermeras se ocupen de la crisis médica en cuestión, los agentes religiosos pueden trabajar junto a los sanitarios para ayudar a disipar los temores y abordar las ansiedades que los profesionales de la medicina pueden no ser capaces de hacer.

"En primer lugar, tenemos la responsabilidad de investigar, de separar la realidad de la ficción para poder ser una fuente de información fiable en medio de la ansiedad y la agitación. En todas las catástrofes siempre hay rumores y la verdad se distorsiona, así que parte de lo que hacen los líderes religiosos es aportar un sano sentido de la realidad a la situación", dijo.

Si bien esto ha sido importante a lo largo de la crisis del COVID-19, Ashley añadió que es aún más significativo cuando el mundo entra en lo que él llama la "fase de la vacuna" de la pandemia.

"La gente va a preguntar a los líderes religiosos: '¿debo ponerla? No siempre van a preguntar primero al médico, a veces van a confiar más en nosotros y podemos calmar sus temores y ser una presencia pacífica en la tormenta".

También es importante que "los líderes religiosos actúen como organizadores de la comunidad". Eso empieza, dijo, con que los líderes religiosos "salgan de sus oficinas", para crear confianza y legitimidad. 

"Tenemos que salir más y conocer a otras personas y crear redes, más allá de las líneas políticas, sociales, raciales y religiosas".

Servicios funerarios durante COVID-19

En Kerala, Swami Athmadas Yami, miembro del KAICIID, ha recurrido a sus propias redes interconfesionales para crear el proyecto Dignity Funerals, apoyado por el KAICIID, y destinado a formar a líderes religiosos para que presten servicios funerarios tanto a las víctimas del COVID-19 como en general.

Un monje hindú compra una barrita de incienso a una mujer budista

Cuando la pandemia asoló Kerala, los centros de culto se cerraron y se interrumpieron importantes rituales religiosos. Lo más doloroso de todo, según Yami, fue que "muchas veces no se dio un funeral decente y digno a los muertos".

Mientras los líderes religiosos discutían la situación, Yami aprovechó su papel de líder de la "Samanwaya Giri" (Colina de la Integración) multirreligiosa para negociar una salida.

A través del proyecto Dignity Funerals, los clérigos de tres tradiciones - hindúes, musulmanes y cristianos - recibieron formación sobre diálogo interreligioso, así como sobre teología, filosofía y sobre los rituales de cada tradición para que pudieran apoyarse mutuamente. También fueron informados por profesionales de la salud sobre prácticas de entierro seguras.

"Esto ayudó al clero a formular rituales y ritos según la situación", dijo.

Según Yami, el proyecto superó las expectativas, ya que las comunidades religiosas se unieron en torno a soluciones críticas para apoyar el duelo y la pérdida. Y lo que es mejor, "ninguno de los clérigos y trabajadores enfermó o tuvo problemas de salud, y todo el proceso ha iniciado un intenso debate sobre las empresas interreligiosas", continuó.

De cara al futuro, Yami cree que los líderes de su comunidad están mejor preparados para hacer frente a las crisis mundiales, así como a la muerte y el sufrimiento, ofreciendo comprensión y un fuerte sentido de apoyo unificado. "Ahora podemos unirnos por el bien común tanto en los tiempos difíciles como en los mejores".

RELATED FEATURES

International
En sus propias palabras, el rabino Alex Goldberg ha hecho "ingeniería inversa" en su carrera. Siguió una educación rabínica...Read more
International
Tunecina de nacimiento, musulmana por fe y austriaca por elección, Mabrouka Rayachi sabe perfectamente lo que es proceder de...Read more
International
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) , o Agenda 2030, presentados en una cumbre histórica de las Naciones Unidas...Read more