Loading...

Los Jóvenes Embajadores luchan contra el discurso del odio y la discriminación en Marruecos

23 Marzo 2022
Public speaking training workshop organized by Youth Ambassadors against Hate Speech 2.0 in Kalaat Sraghna, Morocco.
Taller de formación en oratoria organizado por Jóvenes Embajadores contra el Discurso del Odio 2.0 en Kalaat Sraghna, Marruecos. (Foto:Jawad Ayet Lemkadam)

Imane Rabeh tenía sólo 15 años cuando presenció por primera vez los abusos verbales de una amiga en la escuela por tener un tono de piel ligeramente más oscuro.

La adolescente de la pequeña ciudad marroquí de Kalaat Sraghna intervino inmediatamente para defenderla y razonar con los demás niños de la escuela para poner fin a ese comportamiento. En ese momento, Imane supo que quería ayudar a acabar con el discurso del odio discriminatorio en su escuela y en su ciudad.

Marruecos es un país diverso y las minorías pueden ser objeto de incitación al odio y discriminación, sobre todo en edades jóvenes.

Iniciativas locales para combatir el discurso del odio

La Asociación Glimmer of Hope es una organización de la sociedad civil local que ha puesto en marcha programas para formar a los estudiantes como "embajadores de la juventud", para que trabajen en las escuelas y difundan una cultura de la tolerancia.

Estas iniciativas están diseñadas para combatir el discurso del odio tanto en línea como fuera de ella y cuentan con el apoyo del KAICIID como parte de su proyecto Dialogue360 que, desde 2020, ha apoyado 100 iniciativas para promover el diálogo interreligioso e intercultural en todo el mundo árabe.

La Asociación Glimmer of Hope fue fundada por un grupo de jóvenes marroquíes para ayudar a la comunidad local y realizar múltiples campañas de sensibilización en una ciudad que carece de actividades cívicas. Todas las actividades realizadas se ejecutaron en estrecha colaboración con el Consejo de la Juventud y la Consulta, otra iniciativa local, y fueron facilitadas por la Dirección Regional del Ministerio de Educación Nacional, que se comprometió a ayudar a la organización en la ejecución de sus programas.


Más información: ¿Qué es el discurso del odio?


Embajadores en preparación

En su primer año, el "Programa de Jóvenes Embajadores para la Tolerancia" formó a un grupo de 20 estudiantes de ambos sexos de entre 14 y 18 años sobre los conceptos de tolerancia y aceptación, lo que les permitió ser capaces de identificar las características del discurso del odio. El programa también integró a un grupo mayor de estudiantes en clubes de tolerancia y educación para que pudieran ser unidades activas en las actividades de las escuelas.

Estos clubes de tolerancia y educación han desempeñado un papel importante en la apertura de un espacio para que los estudiantes de esta remota ciudad participen en actividades cívicas y creen un sentido de comunidad, al tiempo que amplían sus horizontes.

Durante el segundo año del programa, "Jóvenes embajadores contra el discurso del odio 2.0" formó a un grupo de 18 estudiantes para que produjeran contenidos multimedia en línea, como vídeos, historias, artículos, fotos y animaciones para combatir el discurso del odio. El objetivo era compartir el contenido ampliamente en línea y dentro de los clubes de tolerancia y educación.

    Mohammed Aissa Lamzouwaq, director de Programas de la Asociación Glimmer of Hope, dijo que el segundo año complementó el primero ayudando a los Jóvenes Embajadores a impartir sesiones de formación sobre los efectos psicológicos y sociales de la incitación al odio.

Dijo que los talleres de formación ayudaron a los embajadores a aprender a escribir artículos, editar vídeos, tomar fotografías de alta calidad y relevantes, y crear contenidos valiosos y significativos que pudieran ser distribuidos en las plataformas de los medios sociales.

Especificidad cultural y discurso del odio

Lamzouwaq dijo que, como en cualquier ciudad o país, el discurso del odio o la discriminación en su ciudad natal, Kalaat Sraghna, tiene especificidades culturales. El discurso del odio proviene de los estereotipos asociados a los diferentes componentes de una sociedad, explicó, y "la discriminación en esta ciudad suele basarse en el género, por lo que el programa trabajó en la capacitación de las niñas para que asuman roles de liderazgo".

Añadió que otros tipos de discriminación se basan en el color, la discapacidad, la raza o la clase social.

Jawad Ayet Lemkadam)

Imane Rabeh, una de las embajadoras del programa, dijo que la formación había reforzado sus capacidades y conocimientos, especialmente en el ámbito de la oratoria, para poder desempeñar un papel activo en la lucha contra el discurso de odio y discriminación en su escuela.

Dijo que el último taller al que asistió fue impartido por el artista y actor marroquí Saleh Ben Salah, y que recibió formación sobre diferentes tipos de narración para ayudarla a desafiar las narrativas de odio.

Khadija El Arche, de 16 años, está trabajando actualmente en la filmación de un video corto que cuenta las historias de los estudiantes más vulnerables a los discursos de odio y discriminación en la escuela, estableciendo la diferencia entre la discriminación o el discurso de odio y la libertad de expresión.

El Arche habló de su experiencia como embajadora diciendo que siempre había querido formar parte de una iniciativa de este tipo porque fue testigo de varios incidentes en los que los estudiantes tuvieron que soportar la discriminación.

Ella dijo que, de no haber sido por la formación recibida, no habría podido convertirse en embajadora. El programa también ha ayudado a promover el valor de la igualdad de género en la escuela, y ha dado un papel efectivo a las niñas.

El Arche dijo que se esperaba que el programa más reciente tuviera un mayor impacto, ya que abordaba la incitación al odio en las plataformas de los medios sociales a través de contenidos multimedia.

 Jawad Ayet Lemkadam)

Para Lamzouwaq, no hay una fórmula mágica para acabar con el discurso del odio, pero el esfuerzo para acabar con él debe coordinarse y dirigirse a múltiples niveles, como las plataformas de medios sociales, los medios de comunicación convencionales y los responsables de la toma de decisiones.

    Dijo que "la esperanza está viva" gracias a las numerosas iniciativas apoyadas por el KAICIID.

Pero a pesar de su amplio éxito, el programa se enfrenta a un reto global en forma de pandemia de coronavirus, que afecta a la forma de reunirse de la gente. Esto significa que, a nivel local, el reto de compartir los contenidos producidos para asegurar que lleguen al público se vuelve más importante.

Si bien es cierto que lograr un cambio para acabar con la discriminación y el discurso del odio en el mundo puede ser una misión difícil, los jóvenes participantes no la consideran imposible, y están dispuestos a superar retos cotidianos como tener que viajar 20 km para formar parte de ella.

RELATED FEATURES

Arab Region
Las artes y la cultura se están convirtiendo cada vez más en herramientas prácticas para promover la cohesión social, la...Read more
Father Nehme Saliba, Photograph by Nadim Bou Habib
Arab Region
El padre Nehme Saliba nació en un Líbano multicultural en 1974, el mismo año en que estalló la guerra civil. Habiendo vivido...Read more
Lagadera leaders forum
Arab Region
Cuando William Tolbert, director de programas de la Red de Acción de Ayuda y Rehabilitación del Cuerno de África (HAARAN,...Read more