Loading...

NUESTRAS HISTORIAS

La religión en la ONU: de la justicia de género a la protección del medio ambiente, cómo las comunidades religiosas crean un cambio sostenible

En honor al 75º aniversario de las Naciones Unidas, los miembros del Consejo Asesor Multirreligioso (MFAC) analizan el papel de la religión y el trabajo basado en la fe en la promoción de los objetivos de desarrollo mundial y la paz y la seguridad internacionales. El MFAC también celebrará una conferencia en línea titulada "Religión en la ONU: Conmemorando el 75º aniversario de las Naciones Unidas y mirando al futuro" el 8 de septiembre a las 8:00 am (EST), que estará abierta al público.

Cuando la Prof. Azza Karam intentaba crear el Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Religión y Desarrollo Sostenible (IATF) durante su estancia en la ONU, se solía topar con un desafío que parecía incrustado en el ADN de la organización.

"Se supone que la ONU es la quintaesencia de la cultura universal, se supone que hay que atravesar las puertas y no tener ningún país, ninguna religión, y servir a todos", dijo.

Respetando este altruismo y admirando los amplios principios de los derechos humanos que hacen de la ONU lo que es, Karam todavía sentía que algo faltaba algo - el corazón. Se preguntaba, "¿cómo puedes servir a todos si no entiendes lo que toca el corazón de la gente, su fe?"

Motivada por el deseo de ver a los agentes religiosos más involucrados con la ONU, trabajó con personas de ideas afines para crear el IATF de la ONU en 2010. Hoy en día, comprende a más de 20 agencias de la ONU y trabaja con objetivos compartidos con socios clave en el mundo religioso.

En 2018, el Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas constituyó el Comité Asesor de Gestión de Riesgos para asesorar sobre áreas clave del mandato de las Naciones Unidas, como la justicia de género, la protección del medio ambiente y la consolidación de la paz. El KAICIID es la única organización intergubernamental que es miembro del MFAC y copresidió el consejo de 2018 a 2019.

El rabino Burton Visotzky, profesor adjunto de Midrash y estudios interreligiosos en el Seminario Teológico Judío de la ciudad de Nueva York, ya colaboraba con el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio y a menudo se le consultaba, junto con otros líderes religiosos desde, el IATF, hasta el punto de que se consideraba "el 'referente judío de la ONU'".

Junto con otros "amigos religiosos de la ONU" ha venido a colaborar con el MFAC desde que se fundó.

Aunque todavía en su infancia, Visotzky dijo que el MFAC ya ha tenido un impacto en la ONU. "Habiendo descubierto la religión, la ONU ha actuado con base en ese conocimiento y está deseando asociarse con nosotros de varias maneras".

Visotzky dijo que el deseo proviene de la experiencia práctica entre el personal de la ONU, "cada vez que los organismos de la ONU se dirigen a un punto de conflicto o donde hay una enorme pobreza, ¿a quién encontrarán ya trabajando allí? A personas religiosas. Ellas son las que trabajan con las organizaciones de desarrollo para sacar a la gente de la pobreza y construir la paz", dijo.

Hoy en día, organizaciones como la Fundación Budista Tzu Chi o el Proyecto Bhumi del Centro de Estudios Hindúes de Oxford consultan con la ONU para analizar el modo en que las comunidades religiosas pueden hacer su trabajo más eficazmente y cómo la ONU puede trabajar mejor con las comunidades religiosas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Karam, ahora Secretario General de Religiones por la Paz (RfP), considera que los religiosos son una parte central para lograr un desarrollo sostenible y abordar las cuestiones humanitarias. "La religión importa en el trabajo que hace la ONU, es el latido del corazón de todo lo que pensamos que podemos hacer para sanar a los pueblos del mundo", dijo.

Si bien "la religión en la ONU" puede parecer una extraña pareja para algunos, Bani Dugal, la principal representante de la comunidad internacional bahaí en la ONU y copresidente del MFAC, la considera una relación ideal. Después de todo, señala, con un 84% de la población mundial identificándose con un grupo religioso, "es algo natural".

Dugal conoce bien la ONU, ya que sirvió como parte de la comunidad de organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales en las Naciones Unidas desde 1994. Indica que, mientras la ONU tiene sus luchas, "es el lugar donde los gobiernos del mundo vienen a consultar y ahora, donde la diversidad de las religiones del mundo se une".

Lejos de ser un obstáculo, Dugal comenta que los diversos grupos religiosos involucrados con el MFAC, "inspiran a la gente en todos los niveles a mejorar y hacer lo mejor para la humanidad".

Jack Palmer-White, Representante Permanente de la Comunión Anglicana en la ONU, llamó a esto el "liderazgo profético" del MFAC.

"Somos capaces de motivar a la gente de base para que se involucren en la consecución de los ODS", dijo, "y eso es lo que hace que el MFAC sea más eficaz - ser capaz de acelerar los cambios que queremos ver en el mundo."

En términos concretos, Dugal compartió cómo el MFAC pudo ayudar a las Naciones Unidas a implementar campañas de inmunización (ODS#3, "Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades") en lugares como la India, donde las comunidades religiosas se mostraban a veces escépticas.

Palmer-White mencionó cómo en una de las reuniones informativas de Kofi Annan sobre religión, del MFAC -una conferencia organizada conjuntamente por el MFAC- presentó al Reverendísimo Julio Murray, Arzobispo de la Iglesia Anglicana de América Central, a una serie de asociados religiosos que todavía dan forma a su trabajo sobre los derechos de los jóvenes (ODS#4, "garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos").

"Si bien este tipo de coaliciones pueden producirse ad hoc, se producen mucho más fácilmente bajo la cobertura del MFAC", dice Palmer-White.

En cuanto al SDG#16 ("Paz, Justicia e Instituciones Sólidas"), Dugal comenta, "La ONU entiende que nosotros somos los que podemos llegar a los corazones y alcanzar lo más profundo de las comunidades para lograr el cambio que se requiere para lograr esa paz".

"[Se] ha confiado cada vez más en el MFAC para reunir múltiples voces sobre estas cuestiones y ampliar su alcance", continuó.  Aún así, el MFAC se enfrenta a desafíos. El mayor de ellos son las sospechas sobre si los grupos religiosos e inspirados en la fe deben ser consultados cuando son tan a menudo la causa de la división y la discordia.

Debido a esto Visotzky afirmó que, "la ONU mantuvo la religión a distancia". Las organizaciones religiosas correspondientes hicieron lo mismo con la ONU.

Por eso, Palmer-White enfatizó en la creación de confianza como una de las principales tareas del MFAC. "El cambio no es sólo un cambio repentino en la política, es la construcción de relaciones, la construcción de la confianza", dijo.

Desde que se fundó el MFAC, Palmer-White dice que ha habido un cambio radical en términos de alfabetización religiosa en la ONU. Cada vez más, los organismos y el personal de las Naciones Unidas están aprendiendo que los actores religiosos pueden proporcionar una visión íntima de los problemas de primera línea y a menudo tienen acceso a los lugares a los que las Naciones Unidas se esfuerzan por llegar.

Esto también requiere trasladar el trabajo de la ONU a las comunidades religiosas. "Es una calle de doble sentido", dijo Palmer-White, "donde la ONU construye mejores relaciones con las comunidades religiosas y las comunidades religiosas desarrollan una mejor relación con la ONU".

A su vez, esto facilita que se escuchen más voces, se formen más coaliciones y se haga un trabajo mejor y más sostenible, dijo.

En cuanto al trabajo del IATF de la ONU y del MFAC en el futuro, Visotzky dijo, "siempre habrá entidades religiosas que no quieran jugar bien con otros, pero todos compartimos una enorme gama de valores de cómo mejorar el mundo y cómo unir al mundo", dijo.

"En la medida en que podamos trabajar para lograr esos bienes comunes", dijo Visotzky, "mejor estaremos todos".

RELATED FEATURES

International
En todas las partes del mundo, las mujeres y los jóvenes se enfrentan a la discriminación, la marginación y la exclusión, y...Read more
International
Al hablar en la apertura de la primera "Asamblea sobre Mujeres, Religión y Diplomacia", la Prof. Azza Karam, Secretaria...Read more
International
En la búsqueda de una buena gobernanza, pocos pueden dudar que la religión desempeña un papel importante. La honestidad, la...Read more