Loading...

La creatividad crea cohesión social: Cómo convertir el arte en una herramienta de convivencia

30 Junio 2022
The crew of the enchanted village play - the Baalbek-Hermel Governorate, Lebanon.

Las artes y la cultura se están convirtiendo cada vez más en herramientas prácticas para promover la cohesión social, la convivencia y la reconciliación. Como han demostrado varias iniciativas exitosas, las artes y la cultura pueden ayudar a suscitar conversaciones sanas sobre asuntos difíciles, como las tensiones intercomunitarias y la violencia política, y provocar un cambio positivo en las comunidades locales. También tienen el potencial de obstaculizar las barreras para el diálogo y crear un espacio seguro para compartir diferentes narrativas.

Se cree que el teatro, en particular, es un medio y una herramienta para que las comunidades locales discutan cuestiones intercomunales, presenten diferentes narrativas de los conflictos y discutan las injusticias sociales.

En todo el mundo, varias organizaciones internacionales han utilizado el arte y la cultura para promover la cohesión social y combatir el discurso del odio. El KAICIID cree que el arte une a las personas y les ayuda a facilitar relaciones difíciles pero muy necesarias. El Centro ha apoyado varias iniciativas locales que utilizan el arte como herramienta para transmitir un mensaje de paz y cohesión social.

Más información: Teatro para el cambio: Llevando el psicodrama a Arabia Saudí

El arte como "fuerza de unión"

En el Líbano, el arte se está utilizando como herramienta para aplacar las tensiones interreligiosas y sectarias y eludir el extremismo entre los jóvenes. El país ha atravesado varios problemas políticos, económicos y sociales que se agravaron con el estallido de la pandemia. La falta de suministros básicos, como el combustible y el agua, ha contribuido a aumentar la tensión entre las diferentes sectas y grupos religiosos.

Con el apoyo del KAICIID, la organización Women's Platform to Lead (WPL) del Líbano lanzó "Mensajes a través del arte para promover el diálogo y la cultura de la tolerancia" con el objetivo de sensibilizar a la gobernación de Baalbek-Hermel, principalmente a los jóvenes, sobre la importancia del diálogo y la tolerancia y fomentar la convivencia y la aceptación interreligiosa.

La WPL reunió a unos 60 participantes para su actividad principal, una obra de teatro titulada "la aldea encantada". El equipo se dividió en dos grupos para que recibieran formación en las diferentes habilidades necesarias.

Uno de los grupos recibió formación sobre escritura e interpretación de obras de teatro, mientras que el otro recibió formación sobre técnicas de filmación, iluminación y edición de vídeo para producir vídeos promocionales para las plataformas de las redes sociales. La obra se presentó en tres de las principales ciudades suníes y chiíes de la gobernación.

Bassam Baki, coordinador del proyecto en WPL, afirma que "el arte en todas sus formas es un medio y una herramienta. Tiene el poder de unir a las partes en conflicto y permitirles congregarse por una causa, que es la paz y la cohesión social".

    Todos los participantes en el proyecto tenían entre 14 y 25 años. "Este es el grupo demográfico más descuidado en Líbano y, sin embargo, vulnerable al extremismo", explica Baki.

El proyecto llega en un momento vital, según Baki, ya que la violencia política aumentó en el contexto de las elecciones parlamentarias.

    Baki afirma que las artes tienen "poderes mágicos". "El uso de las artes en las actividades de diálogo interreligioso crea un entorno seguro para que los participantes expresen sus opiniones y les permite expresarse más libremente. También elimina la tensión entre grupos religiosos diferentes o conflictivos. Es una fuerza de unión", añade.

El proyecto se basó en otro anterior que también se puso en marcha en colaboración con el KAICIID, "Reducir la violencia doméstica a través de los medios de comunicación". Baki afirma que "la experiencia adquirida en la ejecución de un proyecto anterior con el KAICIID ha ayudado a la WPL a llevar a cabo este proyecto de forma profesional y a crear una red con las comunidades locales".

El proyecto pretendía inicialmente contar con 30 participantes, pero se presentaron más de 100 solicitudes cuando se publicó el anuncio del taller en Facebook. Unos 60 participantes participaron en la ejecución de la obra.

Hassan Ismail, uno de los participantes, afirma que la obra se ejecutó de forma profesional gracias a los esfuerzos anteriores. Dice que participar en talleres anteriores sobre libertad de expresión le preparó para este proyecto. Añade que todas las prácticas y experiencias adquiridas en las improvisaciones de los proyectos anteriores hicieron que la obra estuviera bien producida.

La obra cuenta la historia de un joven desempleado que lucha por encontrar trabajo para mantenerse y construir un hogar con la mujer que ama. Critica a la élite política del Líbano y a la política populista que potencia la división sectaria. 

Del Líbano a Egipto: El arte une a la gente

En Egipto, la organización Corazón de Egipto para la Educación y el Desarrollo puso en marcha otro proyecto, titulado "Convivencia entre personas de distintas religiones en el Alto Egipto". El proyecto pretende difundir los valores de la igualdad y la justicia utilizando las artes, el deporte y el diálogo como herramientas para difundir los valores de la coexistencia y la tolerancia. El proyecto se centra en las aldeas de la gobernación de Luxor y es la continuación de una de las iniciativas de Diálogo 360 de KAICIID en 2020.

    El coordinador del proyecto, Sameh Sabet Ata Soliman, explica la importancia del proyecto en su zona de destino, Luxor, y afirma que "Luxor es una de las gobernaciones más importantes del Alto Egipto, donde se considera una ciudad cultural y depende principalmente del turismo cultural. Cuenta con sitios turísticos arqueológicos, como los faraónicos, coptos e islámicos. A pesar de ello, los pueblos tienen un bajo índice de educación que suele provocar escaramuzas entre coptos y musulmanes, por lo que proyectos como éste son cruciales en la región".

El proyecto de Luxor se centra en la formación de unos 100 jóvenes cristianos y musulmanes para que aprendan a combatir el discurso del odio. Las artes se utilizan ampliamente como herramienta en estos talleres de formación. El proyecto también apoya tres iniciativas para hacer frente al discurso del odio y difundir la paz y la coexistencia, además de promover la protección de diferentes lugares religiosos en Luxor. También trabaja en la formación de 20 profesores de guardería sobre cómo promover la coexistencia entre niños de diferentes religiones, y detectar los signos de alerta temprana de la discriminación. 

    Para Soliman, como para Baki, "el arte es una fuerza unificadora". Añade que "transmitir ideas mediante el arte es mucho más atractivo que las herramientas convencionales, especialmente entre los jóvenes participantes".

    Soliman elogia el compromiso de los participantes y del público de las redes sociales. Para él, el éxito del proyecto "no habría sido posible sin el apoyo sostenido del KAICIID".

Lubna Jaber, una de las participantes, dice que era la primera vez que participaba en un taller sobre convivencia y tolerancia. Añade que ha aprendido mucho de él, "lo más importante es que el odio es un espectro y que puede ser sutil y no tan evidente". Jaber dice que estos talleres la han inspirado para poner en marcha su propia iniciativa en su comunidad local, centrada principalmente en el acoso motivado por tensiones religiosas en las escuelas.

Marihan Ahmed, otra participante, expresa su interés en lanzar su propia iniciativa local para combatir el discurso del odio después de haber asistido a uno de los talleres organizados por Soliman.

El "arte por el arte" es una expresión obsoleta para los constructores de la paz y los innovadores sociales de la región árabe. Para estos pioneros, el arte es una herramienta, un medio y un método para provocar un cambio positivo en sus comunidades.

RELATED FEATURES

Arab Region
Los sitios históricos y arqueológicos, junto con las esculturas, los monumentos y los manuscritos antiguos, son un...Read more
Father Nehme Saliba, Photograph by Nadim Bou Habib
Arab Region
El padre Nehme Saliba nació en un Líbano multicultural en 1974, el mismo año en que estalló la guerra civil. Habiendo vivido...Read more
Public speaking training workshop organized by Youth Ambassadors against Hate Speech 2.0 in Kalaat Sraghna, Morocco.
Arab Region
Imane Rabeh tenía sólo 15 años cuando presenció por primera vez los abusos verbales de una amiga en la escuela por tener un...Read more