Loading...

Jóvenes católicos, judíos y musulmanes se movilizan para proteger una exposición en memorial del holocausto

18 Agosto 2019

 

 

A lo largo de la avenida Ringstrasse de Viena, jóvenes resguardados bajo sus paraguas vigilan día y noche las fotografías de varios supervivientes del Holocausto. Desde su inauguración hace tres semanas, la instalación artística “Lest we Forget” (Para que no olvidemos) del artista germano-italiano Luigi Toscano ha sufrido actos de vandalismo hasta en tres ocasiones, en las que ha aparecido cubierta de esvásticas, insultos racistas y grandes rasgones provocados por cuchilladas.


Una exposición de fotografías de supervivientes del Holocausto se ha convertido en una consigna de resistencia multiconfesional frente al antisemitismo. La exposición “Lest We Forget” del artista italiano Luigi Toscano, que se inauguró en mayo, recorre la avenida Ringstrasse de Viena, desde el parque Volksgarten hasta más allá del emblemático palacio Hofburg. Por la Ringstrasse, que rodea el centro histórico de Viena, pasan cada día miles de turistas y personas camino al trabajo.

 

La muestra, compuesta por 50 retratos fotográficos de unos dos metros de alto, presenta los rostros y las historias de personas que sobrevivieron a la persecución nazi. Está expuesta en la famosa avenida vienesa desde el 7 de mayo.

 

 

Las fotografías han sufrido numerosos ataques vandálicos, sobre todo durante la noche. Muchas de ellas han resultado dañadas por cortes o quemaduras de cigarrillos.

 

Una iniciativa de cooperación interconfesional impulsada por la Unión de Estudiantes Judíos de Austria, Juventud Católica de Austria, Juventud Musulmana de Austria y Juventud Cáritas, ha permitido movilizar a voluntarios que vigilan la exposición durante las 24 horas con la determinación de proteger los rostros de los supervivientes de nuevos actos de vandalismo.

 

 

“Cuando me enteré de lo que había pasado y de que incluso había vuelto a ocurrir una segunda vez, me quedé sin palabras. Es terrible. Lo más impactante es que en pleno centro de la ciudad y después de tantos años, todavía haya gente que quiera destruir esto”, explica Fatima Ali, una joven musulmana que fue una de las primeras en ayudar a coser las imágenes dañadas.

 

En cuanto se tuvo conocimiento de estos actos, la asociación Juventud Musulmana de Austria hizo un llamamiento en los medios sociales para conseguir vigilancia nocturna.

“Cuando vimos las fotografías destrozadas de los supervivientes del Holocausto, supimos que teníamos que hacer algo. No queríamos que volviera a ocurrir. Deseábamos transmitir un mensaje muy claro: que este odio no puede dividirnos como austriacos”, afirma Nesrin El-Isa, miembro de Juventud Musulmana de Austria.

 

 

Una voluntaria vuelve a encender una vela colocada delante de un retrato. En los medios sociales se han pedido específicamente velas a prueba de agua, debido a los episodios de lluvia fría y viento, atípicos para esta estación. La temperatura ha llegado en ocasiones a los 10 ºC.

 

A esta iniciativa se sumaron pronto otras organizaciones civiles y religiosas que, en un acto de solidaridad interreligiosa, la hicieron llegar a sus miembros y organizaron grupos de acción en Facebook. Cáritas aportó tiendas de campaña y chaquetas; el personal del Museo de Historia Natural, que está cerca de allí, llevó café y té. Otras personas acudieron con palabras de ánimo y pizzas para los voluntarios.

 

 

Al atardecer, los voluntarios de las organizaciones religiosas cristianas, judías y musulmanas se reúnen para vigilar los retratos durante toda la noche.

 

“Hay una buena relación entre nuestras organizaciones”, apunta Fatima Ali, de Juventud Musulmana de Austria. “Simplemente empezamos a llamarnos unos a otros y, de repente, éramos 50 personas. Creo que no importa a quién le haya pasado, nos habríamos unido de todos modos porque hay un vínculo de solidaridad entre nosotros”.

 

 

“Oí lo que había pasado y pensé que era horrible. Quería ayudar, así que vine y me senté en esta silla vacía, sin más”, relata Nina, una estudiante de Viena. “Sentí que era algo que tenía que hacer”.

 

Los jóvenes, sentados bajo la intensa lluvia, con el rostro iluminado por la luz parpadeante de las velas, hacen turnos de vigilancia hasta la clausura de la exposición el 31 de mayo. Algunos incluso tienen útiles de costura para remendar las fotografías dañadas, puntada a puntada. Las heridas y los cortes infligidos en los rostros fotografiados han dado paso a cicatrices puntiagudas.

“Fue su primer impulso”, apunta Ariane Gollia, representante de Cáritas. “Querían reparar el daño que se había hecho”.

 

 

Un grupo de teatro local entrega velas a la gente que pasa.

 

Muchos de los congregados afirman que la vigilancia nocturna es un símbolo de la capacidad de cooperación interconfesional para unir a la gente cuanto una crisis intenta alejarlos.

“Nos ha conmovido profundamente este gesto de nuestros amigos de Juventud Musulmana de Austria”, ha escrito la Unión de Estudiantes Judíos de Austria en Facebook. “A pesar de lo descorazonador que fue el ataque a los retratos de los supervivientes de la Shoah, esta muestra de solidaridad humana, interreligiosa y de la sociedad civil nos da esperanza”.

“Estas personas querían destruir”, añade Ali. “Sin embargo, han unido a muchas personas: jóvenes y ancianos, distintas organizaciones, diferentes creencias. Eso es lo que han conseguido en realidad”.

 

 

Un iftar celebrado durante una de las últimas noches de vigilia sumó a cientos de personas más a la vigilancia, entre ellas, grupos cristianos, judíos y musulmanes, scouts, antifascistas y algunos participantes de otra manifestación cercana. 

 

 

 

RELATED FEATURES

Portuguese High Commissioner for Migration, Sonia Pereira, speaks during a panel discussion at the pre-EPDF workshop in Nacka/Sweden.
Europe
Más de 40 líderes religiosos, representantes de organizaciones de ayuda a los refugiados y responsables políticos se...Read more
Europe
Situada a medio camino entre Oriente Medio y Europa Occidental, Serbia se vio muy afectada por la "crisis de los refugiados...Read more
Members of the Muslim-Jewish Leadership Council (MJLC) attend International Holocaust Remembrance Day in Auschwitz (Photo: Weronika Kuzma)
Europe
En unos tiempos en los que aumenta el antisemitismo, el odio antimusulmán y la xenofobia en Europa, supone una gran imagen...Read more