Loading...

"En Portugal vemos a los inmigrantes como un recurso importante para el desarrollo de nuestro país"

18 Julio 2022
High Commissioner Pereira participating in the KAICIID-organized “European Policy Dialogue Forum” in Lisbon (Photo: N. Patricio/KAICIID)

Europa se enfrenta a su mayor movimiento de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, ya que 4,9 millones de ucranianos han huido de la guerra en el continente. Miles de afganos también han buscado protección en la Unión Europea, ya que la violencia generalizada en Afganistán ha provocado un número asombroso de víctimas civiles.

En este contexto, Sónia Pereira, Alta Comisionada para la Migración de Portugal, asistió el mes pasado a un taller sobre integración que contaba con el apoyo del KAICIID, que reunió a políticos y líderes religiosos para abordar los apremiantes retos de los refugiados y los migrantes en Europa.

En su intervención ante el KAICIID, Pereira expuso las medidas que los funcionarios gubernamentales pueden adoptar para acelerar la integración y explicó por qué los refugiados son un activo para la Unión Europea. La Alta Comisionada también abordó la importancia de fomentar el diálogo interreligioso y destacó el "Grupo de Trabajo sobre DRI" portugués como una iniciativa clave apoyada por el Alto Comisionado.

¿Cómo ha afectado la reciente afluencia de refugiados de Afganistán y Ucrania a los servicios de apoyo en la Unión Europea?

La guerra en Ucrania está ejerciendo una gran presión sobre nuestros servicios públicos, justo cuando estamos saliendo de dos años de pandemia. En Portugal, casi 40.000 personas han solicitado protección temporal, algo totalmente nuevo para nosotros. A principios de este año, también tuvimos una recepción de emergencia para afganos en riesgo. Acoger a un gran número de personas que necesitan protección en un corto periodo de tiempo es complejo.

Necesitamos urgentemente un enfoque coordinado a nivel europeo. El apoyo de la Comisión de la UE ha sido grande. Están concienciando de que los refugiados no tienen por qué concentrarse en los países fronterizos. También hay oportunidades en otros países un poco más alejados.

Afortunadamente, muchos de estos refugiados también han podido contar con el apoyo de la diáspora ucraniana. Muchos cuentan con el apoyo de sus familiares y amigos ucranianos, que ya vivían en Portugal antes de que comenzara el conflicto.

¿Qué medidas ha tomado Portugal para garantizar que estos refugiados tengan un acceso rápido a los servicios públicos?

A través del "mecanismo de protección temporal", el gobierno portugués ha activado el llamado "acceso rápido" para los desplazados de Ucrania. Una vez que los refugiados presentan una solicitud en línea y completan un control de seguridad básico, reciben números de seguridad social, salud y registro fiscal. Esto les da acceso inmediato a las prestaciones sociales, al empleo, a la formación, a los cursos de idiomas, etc., lo que les apoya en sus esfuerzos de integración.

Sin embargo, también sabemos que la mayoría de los refugiados ucranianos esperan volver a su país una vez terminado el conflicto, a diferencia de los refugiados de otras nacionalidades que han venido a Portugal para construir una nueva vida. Actualmente reciben apoyo, pero dudan en dar un paso más en su proceso de integración buscando empleo. Esto significaría reconocer que tal vez no puedan volver a casa tan rápido como esperaban.

Tenemos muchos niños ucranianos, por ejemplo, que asisten a escuelas portuguesas pero que siguen recibiendo clases en línea con profesores ucranianos. No sabemos cuánto tiempo podrá mantenerse esto. También supone una gran presión para las familias ucranianas.

¿Por qué cree que Portugal se ha ganado el reconocimiento de la UE por sus políticas de integración?

Creo que Portugal se ha ganado el reconocimiento por sus políticas porque vemos a los inmigrantes como un recurso importante para el país por su impacto positivo en el desarrollo, y no como una carga. Y hemos tratado de crear las condiciones y la inversión que hagan a Portugal atractivo para los inmigrantes.

La protección de los recién llegados es la consecuencia lógica de ver a los inmigrantes como un recurso positivo. Todas las áreas de nuestro gobierno están igualmente comprometidas en este proceso, así como los municipios, las organizaciones de la sociedad civil y las asociaciones de migrantes. También hemos mantenido estrechas relaciones con las organizaciones confesionales y la religión nunca ha sido un espacio de disputa en cuanto a la inclusión e integración de los migrantes.

    Más recientemente, ha habido un mayor reconocimiento de la discriminación y el racismo. El año pasado aprobamos el primer plan de lucha contra el racismo y la discriminación.

¿A qué retos se enfrenta todavía Portugal?

La vivienda sigue siendo una cuestión crucial en Portugal. Recientemente, hemos invertido en un programa en el que los ayuntamientos pueden acudir al mercado privado de alquiler y financiar a los refugiados que necesiten una vivienda.

Los refugiados e inmigrantes tienden a instalarse en zonas urbanas, pero hay municipios que intentan atraerlos a ciudades y pueblos más pequeños. Fundão, un municipio del interior de Portugal, ha tenido mucho éxito a la hora de atraer a afganos y ucranianos. Ha invertido en empresas de informática, una medida que contribuye al desarrollo de la región y ha ayudado a crear puestos de trabajo.

El gobierno también ha puesto en marcha una serie de medidas para garantizar que los inmigrantes se repartan por todo el país.

¿Qué importancia tiene incluir a los actores religiosos y a las organizaciones confesionales en los esfuerzos por integrar a los refugiados y a los migrantes? ¿Qué papel desempeña a este respecto el Grupo de Trabajo portugués sobre el Diálogo Interreligioso?

El Grupo de Trabajo es una de nuestras principales iniciativas. Coordinamos un grupo de 13 comunidades religiosas que se reúne una vez al mes. También tenemos un Día Nacional de la Libertad Religiosa -el 22 de junio- que hace hincapié en la libertad religiosa como parte de nuestros valores fundamentales.

Este grupo de trabajo se asocia con las comunidades religiosas para fomentar el entendimiento mutuo. También ofrecemos formación en materia de diálogo interreligioso para miembros de instituciones públicas, organizaciones de la sociedad civil, etc. Aunque Portugal es, por supuesto, un Estado laico, y no hay duda de ello, existe un apoyo político y un reconocimiento de la importante labor que estas comunidades confesionales realizan en y para nuestro país.

En otro orden de cosas, la sede del KAICIID se trasladará a Lisboa el 1 de julio. El ex ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, ha calificado la labor del Centro de "indispensable" en tiempos como los actuales. ¿Cuáles son sus esperanzas y expectativas al respecto?

Tener una colaboración con el KAICIID es un elemento más para hacer más "robusto" nuestro enfoque en el Alto Comisionado, por así decirlo. Nos hace mucha ilusión tener al KAICIID más cerca y poder construir juntos nuevas iniciativas en el ámbito del diálogo interreligioso e intercultural. También estamos entusiasmados con la perspectiva de involucrar a múltiples actores, lo que creo que constituye el núcleo del funcionamiento del KAICIID.

    Creo que es fundamental que una institución pública vea el trabajo como un esfuerzo conjunto con un objetivo común para construir sociedades más inclusivas basadas en la no discriminación y el entendimiento mutuo.

Tenemos diferentes credos, orígenes y antecedentes que forman parte de nuestra comunidad por igual. Es importante valorar las diversas contribuciones a nuestro país y al crecimiento de nuestra sociedad. Ya he pensado en cómo podríamos llevar esta colaboración más allá, basándonos en algunas cosas que ya estamos poniendo en práctica. Nuestro trabajo y el del KAICIID se solapan, y estoy seguro de que podemos reforzar mutuamente nuestra labor.

 

tags:

RELATED FEATURES

Europe
En 2015, mientras muchos países europeos endurecían las fronteras contra la oleada de refugiados que huían del conflicto en...Read more
Europe
Habiendo sido testigo de los esfuerzos de diálogo de Jon Rasmussen en la Organización Mundial del Movimiento Scout (OMMS),...Read more
Portuguese High Commissioner for Migration, Sonia Pereira, speaks during a panel discussion at the pre-EPDF workshop in Nacka/Sweden.
Europe
Más de 40 líderes religiosos, representantes de organizaciones de ayuda a los refugiados y responsables políticos se...Read more