Loading...

El proyecto Diálogo 360 está "desencadenando la transformación social" en Somalia

31 Enero 2022
Lagadera leaders forum
El proyecto de HAARAN cuenta con la participación de varios grupos, como organizaciones religiosas y confesionales, ONG y universidades.

Cuando William Tolbert, director de programas de la Red de Acción de Ayuda y Rehabilitación del Cuerno de África (HAARAN, por sus siglas en inglés), una organización no gubernamental que trabaja con personas tanto discapacitadas como no discapacitadas en Somalia y Kenia, quiso hacer un cambio positivo, recurrió al KAICIID.

    "Queríamos combatir la violencia y el extremismo en el contexto de las zonas fronterizas de Somalia y Kenia", dijo Tolbert. "Lo que nos inspiró con el KAICIID fue provocar una conversación sobre la violencia y el extremismo, porque ha afectado mucho a esas regiones".

El proyecto de HAARAN cuenta con el apoyo de la iniciativa Dialogue360 del KAICIID (antes llamada Dialogue60), que patrocina y apoya el diálogo y la cooperación interreligiosa e intercultural en toda la Región Árabe. Los proyectos cuentan con la participación de diversos grupos, entre ellos organizaciones religiosas y confesionales, ONG y universidades, y se centran en la lucha contra la incitación al odio, el enfrentamiento a los retos que plantea la actual pandemia del COVID-19 y la promoción de la ciudadanía común a través de la educación y la concienciación interreligiosas. Dialogue360 ha prestado apoyo a organizaciones y personas de 15 países, entre ellos Irak, Líbano, Marruecos, Palestina, Somalia, Arabia Saudí y Yemen.

Tolbert y el director general de HAARAN, Abdi Matan, decidieron centrar sus esfuerzos en algunos de los grupos más marginados de Somalia y Kenia, como los jóvenes, las mujeres, las personas con discapacidad, los desplazados internos y los ancianos.

"La mayoría de las comunidades que viven en estas zonas están afectadas por los extremistas y la mayoría de los jóvenes fueron radicalizados por las milicias", dijo Matan. "Los jóvenes, cuando no tienen trabajo, no tienen ningún apoyo. Se unen a esas milicias que están radicalizando a los jóvenes".

No es difícil ver por qué el proyecto de HAARAN es tan vital. Somalia se ha visto atenazada por el terrorismo y las luchas políticas en los últimos años. El país ha experimentado un reciente repunte de la violencia por parte del grupo militante islamista Al Shabaab, afiliado a Al Qaeda, que lleva años luchando contra el gobierno central del país y pretende hacerse con el poder e imponer su estricta interpretación de la ley islámica de la sharía. Las instituciones políticas de Somalia también se han paralizado recientemente por una disputa entre el presidente y el primer ministro. Las elecciones parlamentarias están previstas para el próximo mes.

La culminación de tres décadas de caos también ha dado lugar a una elevada población de desplazados internos: en un país de unos 12,3 millones de personas, unos 2,9 millones son desplazados internos, una de las cifras más altas del mundo, según el enviado de las Naciones Unidas a Somalia.

Formación de líderes comunitarios

La primera fase del proyecto de HAARAN, que se desarrolló entre septiembre de 2020 y enero de 2021, se centró en Jubalandia, que ha sido testigo de continuas emergencias y tensiones entre la comunidad de acogida y los desplazados internos. La ONG ayudó a formar a un grupo de 45 personas, entre las que se encontraban líderes comunitarios, profesores y ancianos, sobre la adopción de enfoques alternativos en materia de educación y protección de la infancia. La formación dio lugar a la redacción de mensajes clave que constituirán la base de los clubes de paz escolares. HAARAN se ha embarcado ahora en un ambicioso plan para formar a 5.000 niños y jóvenes escolarizados y no escolarizados en materia de paz y no violencia.

HAARAN se ha embarcado en un ambicioso plan para formar a 5.000 niños y jóvenes, dentro y fuera de las escuelas, sobre la paz y la no violencia.

"El proyecto está dirigido a trabajar con las estructuras comunitarias de las aldeas, incluidos los líderes", dijo Tolbert. "Hay problemas de violencia y extremismo, problemas de pobreza, problemas de falta de empleo de los jóvenes y problemas de falta de representación de los líderes religiosos en algunas zonas".

Y continuó: "Observamos que la mejor manera era ayudar a las comunidades a tomar conciencia de su entorno. Ser conscientes de la necesidad de cambiar e iniciar el diálogo".

Tolbert afirma que el proyecto ha suscitado una conversación vital sobre la ciudadanía en su país. "Las cuestiones de ciudadanía y derechos son un agujero negro en Somalia", dijo. "Hay muchas cosas que no están ocurriendo bien. Nuestra formación está enseñando a la gente que todos son ciudadanos, que pueden hablar y que todos tienen voz. Esto es algo que realmente nos anima, este proyecto está desencadenando una transformación social en torno a las barreras culturales negativas y a la desigualdad, y a cuestiones muy delicadas de las que la gente no ha hablado antes."

Las formaciones se dirigen tanto a los profesores como a los jóvenes estudiantes, y pretenden crear clubes de paz en varias escuelas en coordinación con el Ministerio de Educación de Somalia. Está en marcha un acuerdo de cooperación.

La implicación con el KAICIID y Dialogue360 ha sido transformadora para HAARAN. "Agradecemos al KAICIID su enfoque y sus subvenciones, así como el espacio que nos ha permitido navegar sobre la base de nuestra situación local, que cumple nuestros objetivos deseados", dijo Tolbert.

Abdi describió el impacto del proyecto en su vida en términos más crudos. "Soy un usuario de silla de ruedas y una persona discapacitada", dijo. "Este proyecto me animó realmente a ser un modelo para la comunidad. En nuestra comunidad existe un gran tabú al respecto. Una persona discapacitada no puede opinar al respecto. Pero al reunir a la gente para que se convierta en la voz de su comunidad, la gente me ve como un anciano y un líder y no sólo como un discapacitado que tiene muchas barreras".

RELATED FEATURES

Arab Region
Las artes y la cultura se están convirtiendo cada vez más en herramientas prácticas para promover la cohesión social, la...Read more
Father Nehme Saliba, Photograph by Nadim Bou Habib
Arab Region
El padre Nehme Saliba nació en un Líbano multicultural en 1974, el mismo año en que estalló la guerra civil. Habiendo vivido...Read more
Public speaking training workshop organized by Youth Ambassadors against Hate Speech 2.0 in Kalaat Sraghna, Morocco.
Arab Region
Imane Rabeh tenía sólo 15 años cuando presenció por primera vez los abusos verbales de una amiga en la escuela por tener un...Read more