Loading...

NUESTRAS HISTORIAS

El KAICIID apoya los esfuerzos para contrarrestar los discursos de odio en Myanmar, la Región Árabe, África y otros lugares

Cada dos semanas, Ko Bobby, un académico y escritor budista, reúne a un grupo de conocidos expertos religiosos, escritores y educadores en un estudio de televisión en Yangon, Myanmar. Durante la siguiente hora, en un programa titulado "Way Forward to Harmony and Peace" (El camino hacia la armonía y la paz), los invitados debaten acerca de cómo combatir el discurso del odio y promover el entendimiento interreligioso.

“Necesitamos educar a una amplia mayoría del público para educar a otros y no seguir los discursos de odio", dijo Bobby, que ejerce como director del programa. También es cofundador de Safety Net, una organización que trabaja con monjes y estudiosos budistas influyentes para contrarrestar los discursos de odio en la sociedad budista y promover el diálogo inclusivo. "También necesitamos hacer un diálogo genuino con aquellos que promueven el odio para cambiar sus perspectivas".

En los cinco meses transcurridos desde su lanzamiento, “Way Forward” ha demostrado ser un éxito, con alrededor de 600.000 espectadores en su lanzamiento y la solicitud de emisiones semanales. Bobby dice que el programa de diálogo también ha recibido más comentarios que cualquier otro programa de televisión de Mizzima en la página de Facebook del canal. Los episodios recientes han incluido debates sobre religión, política y elecciones, igualdad de género y superación de la discriminación en la literatura y el arte.

El programa de televisión ha recibido el apoyo financiero del Centro Internacional de Diálogo (KAICIID), y el personal del Centro ha asesorado sobre los temas del programa y los ponentes. "Me gustaría agradecer la dedicación del KAICIID para apoyar nuestro trabajo", dijo Bobby. "Nos permite trabajar eficazmente de manera innovadora para ayudar a la gente a no dejarse influenciar por el odio".

"Way Forward" en el estudio.

"Way Forward" se emite en el canal de televisión gratuito de Mizzima y también se puede ver en directo en la página de Facebook de Mizzima. El programa marca un importante avance en un país en el que la violencia sectaria contra las minorías es el resultado de campañas generalizadas de incitación al odio, alimentadas por rumores y desinformación en los medios de comunicación social, según un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Abordar los discursos de odio para poner fin a la violencia

El Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre los discursos de odio determinó que éstas constituyen una amenaza fundamental para los valores de la sociedad y los derechos humanos. El KAICIID reconoce que abordarla es crucial para prevenir los conflictos armados, los crímenes atroces y el terrorismo, y para poner fin a la violencia contra las mujeres o los grupos vulnerables.

"Way Forward" es sólo uno de los cientos de programas y campañas de medios sociales respaldados por el KAICIID en apoyo del llamamiento de las Naciones Unidas para poner fin a los discursos de incitación al odio y promover la cooperación interreligiosa.

Las pequeñas donaciones del Centro también apoyan iniciativas de base que contrarrestan los discursos de incitación al odio, sobre todo en la Región Árabe, la República Centroafricana, Europa, Nigeria y Myanmar.

Los proyectos son una aplicación en desarrollo de los esfuerzos del KAICIID a la hora de combatir los mensajes de odio en línea, desde su innovadora conferencia "Unidos contra la violencia en nombre de la religión", celebrada en 2014, en la que dirigentes de 40 países denunciaron la opresión, la marginación, la persecución y el asesinato de personas en nombre de la religión.

Gran parte de esta labor se ha concentrado en la Región Árabe. Desde 2015, el Programa de Medios Sociales como Espacio para el Diálogo del KAICIID ha dado formación a más de 700 líderes jóvenes para combatir los discursos de odio y el extremismo en línea, promoviendo al mismo tiempo la inclusión. Durante la pandemia del COVID-19, los graduados del programa en Irak, Jordania, Líbano y otros lugares han puesto en marcha una serie de campañas en línea para combatir la discriminación y promover prácticas sanitarias seguras.

Los medios sociales como espacio para la formación en diálogo, Arabia Saudí, 2019. Fotografía: Mohammed Almoailme.

Otra importante iniciativa, el proyecto de subvenciones Dialogue-60, cuenta actualmente con 25 proyectos activos en 15 países árabes que abordan la cuestión de los discursos de incitación al odio. Dialogue-60 presta apoyo a 44 organizaciones y 16 personas en países como Irak, Líbano, Marruecos, Palestina, Egipto, Arabia Saudí, Bahréin y Yemen.

En otros lugares, el KAICIID también ha dado formación a jóvenes en el uso de los medios sociales para el diálogo, como en Erbil (Irak) y Riad (Arabia Saudí).

El año pasado, el Centro reunió en Viena a casi 200 dirigentes religiosos, líderes políticos, representantes de derechos humanos y periodistas para examinar las formas de luchar contra los discursos de incitación al odio en línea y fuera de línea. La conferencia internacional "El poder de las palabras: El papel de la religión, los medios de comunicación y la política en la lucha contra los discursos de incitación al odio", abordó la importancia del diálogo interreligioso, así como los retos que plantean los discursos de incitación al odio en los medios de comunicación social, incluidas las denominadas "noticias falsas".

Conferencia sobre el poder de las palabras, 2019. El evento concluyó con el anuncio del KAICIID de 1,5 millones de euros de financiación para los programas mundiales del Centro en 2020, destinados a contrarrestar el crecimiento de las expresiones de odio. Foto: KAICIID

Esfuerzos de los becados en África

Mientras que los discursos de odio pueden llegar a un gran número de personas a través de los medios sociales, las mismas plataformas pueden ser aprovechadas para contrarrestar la división y la desinformación. En la República Centroafricana, una iniciativa de los becados de 2020 del KAICIID llevada a cabo por Stephanie Victoire Gangale Monka, ha promovido el diálogo interreligioso entre las mujeres y las niñas para resolver los casos de lenguaje de incitación al odio entre musulmanes, protestantes y católicos.

El país ha sido escenario de luchas religiosas y comunitarias en una larga guerra civil desde 2013. Miles de personas han sido asesinadas y cientos de miles han sido desplazadas en un país de 4,6 millones de habitantes, que sigue estando controlado en gran medida por grupos armados a pesar de la firma de acuerdos de paz entre el gobierno y los grupos armados en 2019.

El taller de formación de Monka, que se lleva a cabo en dos días, abordó el conflicto interreligioso e intercomunal seleccionando a 25 mujeres para que fueran las futuras líderes. Las mujeres fueron elegidas por un comité interreligioso compuesto por un imán, un pastor y un sacerdote. Las mujeres también asistieron a sesiones semanales y mensuales sobre el diálogo interreligioso y la cohesión social.

Monka, que trabaja como supervisora de proyectos en la ONG Acción para la Población y el Desarrollo Sostenible, dijo que se aconsejaba a los participantes que evitaran el lenguaje divisorio.

“Evitemos palabras como: Segregación, nepotismo, tribalismo que no es de mi comunidad o mi religión. Estos fueron los códigos de conducta y las reglas a seguir para estos entrenamientos de corto y largo plazo".

En otras partes de África, el KAICIID también ha ayudado a combatir la incitación al odio en Nigeria. Según Stephen Ojapah, sacerdote católico de la Sociedad Misionera de San Pablo de Nigeria, antiguo becado del KAICIID y miembro del Foro de Diálogo Interreligioso para la Paz (FDI), que está apoyado por el KAICIID, los medios de comunicación social se vieron inundados de mensajes de odio antes de las elecciones de 2019. Esto fue particularmente "cierto en el norte, donde las cuestiones de esta naturaleza pueden convertirse fácilmente en crisis religiosas, especialmente cuando los principales candidatos pertenecen a diferentes grupos religiosos".

Ojapah trabajó con un líder musulmán local y colega del programa de becas del KAICIID, Ameer Muhammad Jameel Muhammad, director del Colegio Modelo de Ciencias Islámicas Saifuddeen del Estado de Níger y copresidente del Consejo Central de Coordinación del FDI, para elaborar un proyecto de lucha contra los mensajes de odio mediante compromisos públicos con líderes religiosos y locales de todo el país. Esos dirigentes entablaron una conversación nacional sobre temas como la incitación al odio y el papel de la religión y el género y los derechos del niño.

Stephen Ojapah en el Foro de Diálogo Interreligioso para la Paz de la Asamblea General, 2019. Ojapah es un miembro activo y miembro del FDI, un aliado clave del KAICIID en Nigeria. Foto: Godwin Oisi.

El proyecto se desarrolló entre diciembre de 2018 y junio de 2019 en televisión y radio y fue visto por más de veinte millones de nigerianos en tres meses.

Cuando se acercaron las elecciones, los políticos estaban aumentando su retórica en contra de los demás", dijo Ojapah. "Era oportuno que durante el período electoral tuviéramos un clérigo cristiano y un clérigo musulmán como ancla. Traer a dos líderes religiosos envió un gran mensaje que fue bien recibido por las comunidades musulmana y cristiana".

    "La mayoría de los musulmanes del norte de Nigeria ven como un tabú o un problema que un cristiano le dé la mano a un musulmán en público", continuó Ojapah. "Un musulmán difícilmente entra en una iglesia, los cristianos difícilmente entran en una mezquita. Confieso que fue la primera vez que visité una mezquita. Ahora veo muchos grupos de musulmanes visitando iglesias el domingo de Pascua y en Navidad. Para mí eso fue un gran impacto. Realmente quiero atribuirlo al trabajo que hicimos con estos espectáculos."

Ojapah dijo que la red local del KAICIID demostró ser de un valor inestimable.

“Una de las cosas con las que el Centro ha sido bendecido es la conectividad. El KAICIID tiene una plataforma que cualquier persona puede aprovechar. Puedo usarla para conectarme con todos en Nigeria. Ese es el aspecto más importante de la colaboración con el KAICIID. Te da acceso a todos los que quieras para que se sumen a cualquier programa que quieras hacer".

RELATED FEATURES

Asia
Hijo de inmigrantes chinos en Indonesia, Kris Tan creció bajo la religión confuciana. Se dedicó a una educación permanente...Read more
Women hold candles at a worship service in Indonesia
Asia
Junto a sus colegas en una llamada de Zoom, la becada del KAICIID Wiwin Rohmawati describió cómo se propuso ayudar a las...Read more
Asia
Cada día en Myanmar, miles de ciudadanos birmanos comprueban sus teléfonos para ver las actualizaciones de los medios...Read more