Loading...

El Grupo de Trabajo de Portugal sitúa el diálogo interreligioso en el punto de mira

20 Octubre 2022
Los miembros del Grupo de Trabajo para el Diálogo Interreligioso (GT-DIR) de Portugal se reúnen para celebrar conjuntamente el 20º aniversario de la ley de libertad religiosa del país (Foto: ACM Portugal)

A pesar de que es un país predominantemente católico, el Grupo de Trabajo para el Diálogo Interreligioso de Portugal ha llevado el diálogo entre religiones a la palestra pública y a la agenda de la política portuguesa.

Supervisado por el Alto Comisionado Portugués para la Migración (ACM), el grupo fomenta la armonía y la colaboración entre más de 14 tradiciones religiosas diferentes en el país.  También combate la discriminación por motivos de nacionalidad, color, origen étnico o religión.

    "Este grupo de trabajo demuestra que la religión puede ser un espacio común en el que se puede forjar la comprensión mutua, el respeto y la integración. Es una de nuestras iniciativas clave", afirma Sonia Pereira, Alta Comisionada para las Migraciones de Portugal

La libertad religiosa es un paso hacia el diálogo

Según PEW Research, ningún otro país de Europa se identifica como más religioso que Portugal. Más del 80% de la población se identifica como católica romana y el 72% dice que la religión es al menos algo importante, lo que sitúa al país por delante de bastiones católicos tradicionales como Italia o Irlanda.

Esta demografía está cambiando lentamente, ya que la inmigración ha traído más minorías religiosas a las costas de Portugal.

Según el Padre Stilwell, miembro del Grupo de Trabajo y director del Departamento de Relaciones Ecuménicas y Diálogo Interreligioso del Patriarcado de Lisboa, el diálogo interreligioso se consideró originalmente como una forma de facilitar la inclusión social de los inmigrantes y refugiados en la sociedad portuguesa. Se formó un grupo de trabajo inicial para apoyar los esfuerzos de integración, pero posteriormente se extinguió.

En 2015, los líderes religiosos portugueses y los representantes del gobierno restablecieron el Grupo de Trabajo para el Diálogo Interreligioso en el Centro Nacional de Apoyo al Inmigrante de Portugal y lo pusieron bajo el paraguas de la ACM. Desde entonces, se ha ampliado más allá de la inmigración para abordar cuestiones como la educación, el intercambio de información, la salud pública y el pluralismo, entre otras muchas.

El actual Grupo de Trabajo es el resultado de décadas de esfuerzos para promover la libertad religiosa en Portugal. En 2001, el Parlamento portugués aprobó una ley de libertad religiosa para aplicar el principio constitucional de que todas las comunidades religiosas, y no sólo la históricamente privilegiada Iglesia católica, tienen los mismos derechos y responsabilidades.

    Aunque la ley confirma una clara separación entre el Estado y las iglesias, también subraya la importancia de la colaboración entre ellas. "De este modo, la ley de libertad religiosa supone también un paso adelante en el diálogo entre las comunidades religiosas", dijo el padre Stilwell.

La educación es una prioridad clave

Una de las principales prioridades del Grupo de Trabajo es la educación, que incluye un programa que fomenta el diálogo interreligioso en las escuelas. Recientemente, el grupo decidió organizar los "juegos interreligiosos", que unirán a jóvenes de diferentes comunidades y religiones a través del deporte.

    Joaquim Jorge Moreira, miembro del grupo de trabajo y anciano de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, afirma que "el deporte es una excelente manera de enviar un mensaje de entendimiento y paz".

Cree que es necesario trabajar más en las escuelas portuguesas para destacar el valor de la diversidad religiosa. 

    "Las comunidades religiosas podrían disponer de espacios de tiempo a lo largo del curso escolar para visitar las escuelas y tratar temas relevantes para los alumnos. Sin embargo, para que eso ocurra, necesitamos el apoyo del Ministerio de Educación", dijo.

El padre Stilwell subraya que el diálogo interreligioso captó por primera vez la atención de un público más amplio en el año 2000, cuando la Comunidad de Sant'Egidio, la Fundación Mário Soares y la Iglesia Católica Romana local organizaron conjuntamente un gran encuentro internacional en Lisboa con el lema "Religiones y culturas en diálogo", para promover la paz y la armonía interreligiosas.

"Fue maravilloso cooperar con el gobierno"

El intercambio de información entre los grupos religiosos de Portugal es otra de las principales prioridades del Grupo de Trabajo, afirma Stilwell.

    "Por ejemplo, durante la pandemia del COVID-19, el gobierno ocasionalmente se ponía en contacto primero con la Iglesia Católica, simplemente porque es muy grande en Portugal. Sin embargo, se olvidaban de hablar con las demás comunidades. Entonces nos pasábamos información importante entre nosotros a través del Grupo de Trabajo".

Algunos grupos religiosos ofrecieron al gobierno edificios comunitarios y centros religiosos para que los médicos y enfermeras agotados pudieran descansar durante los turnos, realizar campañas de vacunación o alojar temporalmente a los inmigrantes. "Además, discutimos internamente cómo las comunidades religiosas podrían ayudar a las campañas de vacunación y concienciación para luchar contra la pandemia", dijo Moreira. "Fue maravilloso cooperar con el gobierno".

"El presidente nos ha apoyado de forma extraordinaria"

A pesar de la tradición laica y aconfesional del país, los altos cargos públicos tienen un historial de apoyo a los grupos religiosos y al diálogo interreligioso en Portugal.

Moreira afirma que el presidente Marcelo Rebelo de Sousa visitó casi todas las comunidades religiosas del país al menos una vez durante su primer mandato. También ha sido un visitante frecuente de la Mezquita Central de Lisboa y, en el Ramadán del año pasado, rompió el ayuno con la comunidad musulmana local.

El ex presidente y primer ministro Mário Soares, llamado el "padre de la democracia portuguesa", hizo lo mismo.

    "Aunque él mismo no era creyente, reconoció el poder del diálogo interreligioso y apoyó la idea de que la religión desempeña un papel importante en la vida cultural. Por tanto, tiene un lugar en los asuntos públicos", dijo Stilwell.

"Tenemos que ser más visibles para el público en general"

A pesar de las buenas relaciones con el gobierno, Stilwell y Moreira coinciden en que el Grupo de Trabajo necesita más visibilidad ante el público, para garantizar que el diálogo interreligioso se integre en todo el país.

 Aunque ha habido mucho apoyo por parte del Alto Comisionado, se podría hacer más para presentar el Grupo de Trabajo a la sociedad en general. Moreira también lamenta que los medios de comunicación no se interesen demasiado por el Grupo y sus actividades.

Las comunicaciones externas del grupo, incluidas las campañas en las redes sociales, han funcionado bien entre el público y han despertado interés. Sin embargo, según Moreira, el KAICIID, con su alcance internacional y su poder de convocatoria, podría elevar aún más el perfil del diálogo en Portugal.

Stilwell añade que es necesario un apoyo adicional para la divulgación local, así como dentro del sistema educativo.

"Las religiones definen las identidades sociales e individuales"

Aun así, es evidente el éxito del Grupo de Trabajo, que ha acercado a los líderes de las comunidades religiosas de Portugal.

    "Uno de los valores fundamentales de este grupo, en mi opinión, es que nos miramos cara a cara. Somos amigos", dijo Stilwell. "Si tengo un problema con Joaquim, puedo llamarle y decirle: '¡Oye, nos estás pisando! Es natural que de vez en cuando nos molestemos unos a otros, incluso dentro de la comunidad católica. Pero al final tenemos que darnos cuenta de que todos estamos en el mismo barco".

Por eso, dice Stilwell, es tan importante el diálogo, sobre todo porque las religiones definen las identidades sociales e individuales.

    "Estas identidades pueden llegar a ser cerradas, incapaces de dialogar o reunirse con otros", añade, "o pueden convertirse en identidades a partir de las cuales establecemos una comunión o incluso una amistad con personas de otras creencias".

 

RELATED FEATURES

Europe
En 2015, mientras muchos países europeos endurecían las fronteras contra la oleada de refugiados que huían del conflicto en...Read more
Europe
Habiendo sido testigo de los esfuerzos de diálogo de Jon Rasmussen en la Organización Mundial del Movimiento Scout (OMMS),...Read more
Europe
Europa se enfrenta a su mayor movimiento de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, ya que 4,9 millones de ucranianos...Read more