Loading...

El Día Internacional de la Mujer invita a reflexionar sobre el papel de la mujer en el diálogo interreligioso

8 Marzo 2022
International Women’s Day

En 2016, el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, se reunió con líderes religiosos para discutir el proceso de paz y desarrollo de Myanmar. En una sala llena de hombres, Daw Kay Tu Mar Lar -una monja budista- se levantó para hablar. Mientras algunos murmuraban que era inapropiado que una mujer se dirigiera a una multitud así, ella pronunció poderosas palabras sobre ser "amantes de la paz" y no sólo "pacificadores".

A pesar de la inquietante oposición, Ki-moon estaba inspirado. También lo estaba la Dra. Sneha Roy.

"Aquello fue un hito para mí", dijo la becada del KAICIID en la promoción de 2015 y recientemente nombrada responsable del programa de becas, "aprender que, pase lo que pase, puedo hablar, expresar mis opiniones, y la gente en el poder me escuchará."

Son ese tipo de momentos, dijo Roy, los que le recuerdan el impacto multiplicador de involucrar intencionalmente a las mujeres en el diálogo interreligioso.

"Es empoderador", dijo, "ver a otras mujeres en el trabajo te ayuda a reflexionar sobre tu posición, tus aspiraciones, y te da una buena comprensión de dónde estamos como mujeres en el proceso".

Dra. Sneha Roy, responsable del programa de becas de KAICIID

Las mujeres y las niñas son líderes y defensoras de la paz eficaces y capaces, y a menudo desempeñan un papel fundamental en las iniciativas interreligiosas de todo el mundo.  Al mismo tiempo, y a pesar de los avances en materia de igualdad de género, las mujeres y las niñas siguen encontrando obstáculos a la hora de tener voz en el diálogo local, regional e internacional.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el KAICIID invitó a cinco mujeres -tres miembros del personal y dos de la Junta Directiva- a reflexionar sobre la forma en que las mujeres y las niñas participan en las iniciativas de diálogo interreligioso en todo el mundo, y sobre cómo su participación y liderazgo dan lugar a un cambio sustancial y positivo.

A continuación, comparten sus diversas experiencias y perspectivas críticas sobre las oportunidades, así como las limitaciones, a las que se siguen enfrentando las mujeres y las niñas.

 

Ofreciendo fuerza a las demás en el camino - Dra. Kezevino Aram

Para la Dra. Kezevino Aram, miembro de la Junta Directiva del KAICIID y presidenta del Shanti Ashram de Coimbatore (India), son muy pocas las mujeres que dirigen instituciones destacadas de diálogo interreligioso.

Eso, dijo, no significa que las mujeres no estén liderando, sólo significa que a menudo no son reconocidas.

“Las mujeres deben ocupar puestos de liderazgo, porque es su derecho", dijo la Dra. Aram, "pero también porque aportan la experiencia y la visión del 50% de nuestra población mundial.”

Como destacada líder femenina, la Dra. Aram cree que tiene un papel fundamental en la convocatoria de conversaciones que incluyan diversas perspectivas - especialmente la de las mujeres - en cada paso del proceso de diálogo.

Refiriéndose al ejemplo de Mahatma Gandhi, dijo que "un verdadero líder es aquel que genera, nutre y multiplica el potencial y las capacidades de liderazgo de quienes le rodean".

"No es una petición fácil, pero dentro de estos contextos, las mujeres lo hacen muy bien", dijo la Dra. Aram, "contribuyendo junto a otras voces ricas y diversas y ofreciéndose fuerza unas a otras en el camino".

 

"Un cambio importante en los últimos seis años" - Renata Nelson

En la carrera de Renata Nelson, esto ha significado ascender de coordinadora de publicaciones y asistente de proyectos a responsable de coordinación, donde ahora representa al KAICIID en sus asociaciones internacionales con entidades como las Naciones Unidas (ONU) y la Asociación Internacional sobre Religión y Desarrollo Sostenible (PaRD).

Desde este punto de vista, Nelson dijo que está viendo a muchas más mujeres involucradas.

“Ha habido un cambio importante en los últimos seis años", dijo Nelson, "la gente está pensando de manera más creativa en cómo involucrar a las mujeres de la fe en el proceso de diálogo en múltiples niveles.”

No obstante, Nelson dijo que es importante "tener en cuenta el contexto" cuando se pretende realizar un cambio.

"Realmente no puedes llegar con expectativas desde tu propia perspectiva cuando estás tratando de lograr algo en un proyecto en otro lugar", dijo.

"Hay que pensar en las mujeres con las que se trabaja, en cómo funcionan en la comunidad", dijo Nelson, "ése es el punto de partida para comprometerse y tomar medidas para integrarlas en el proceso".

 

El beneficio de escuchar - Frances Rose

El primer paso suele ser escuchar, dijo Frances Rose, directora de proyectos del KAICIID en la región de Europa.

"En una comunidad en la que no hay una historia de mujeres en el liderazgo, es importante escuchar, absorber lo que la gente comparte sobre los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres, y luego aprender, crecer y trabajar juntos hacia la inclusión", dijo.

Rose ve esto de primera mano en Europa, donde el KAICIID trabaja con frecuencia en contextos locales y municipales.

“Reconocemos que gran parte del cambio se produce a nivel municipal", dijo Rose, "esto nos da mucho más acceso al liderazgo femenino en las comunidades locales.”

Parte de ese acceso significa escuchar los comentarios sobre cómo el KAICIID -y otras organizaciones de diálogo- pueden mejorar.

Rose dijo que "es maravilloso cuando la gente se involucra, observa y se atreve a hacernos saber lo que estamos haciendo bien, lo que podríamos mejorar".

"Nos encanta este tipo de crítica constructiva y nos beneficia escuchar a las mujeres sobre el terreno", dijo.

Frances Rose, directora de proyectos del KAICIID, región de Europa

 

Se necesitan "urgentemente" las voces de las mujeres - Dimitra Missira

Reconociendo la necesidad de paciencia, también hay un sentido de urgencia cuando se trata del liderazgo de las mujeres, compartió Dimitra Missira, responsable de relaciones exteriores del KAICIID.

Haciéndose eco del llamamiento del secretario general de la ONU, Antonio Gutteres, para que el siglo XXI sea el siglo de la igualdad de la mujer, Missira dijo que el KAICIID hace hincapié en que "el liderazgo y la participación de las mujeres en el diálogo interreligioso es clave para una paz sostenible, y se necesita urgentemente, ya que los conflictos y las realidades son cada vez más complejos".

“Aunque las mujeres se ven afectadas de forma desproporcionada por la desigualdad, especialmente en tiempos de inestabilidad, suelen ser las encargadas de la entrada y están en primera línea para apoyar a sus comunidades locales", dijo Missira.

Refiriéndose a las múltiples crisis mundiales como coyunturas críticas para el cambio, Missira dijo que "deberíamos proporcionar plataformas y herramientas adecuadas a las mujeres de fe donde se las honre, escuche y respete sin juzgarlas y donde se potencie su voz".

Dimitra Missira, responsable de relaciones exteriores del KAICIID

 

Razones para la esperanza - Rev. Kosho Niwano

A pesar de los recientes avances, siguen existiendo numerosos retos. Las organizaciones religiosas siguen mostrando puntos ciegos a la hora de promover a las mujeres a puestos de responsabilidad. Hay que crear confianza y abrir canales de comunicación. La plena integración de las mujeres en la base y en la política sigue estando lejos.

Y, sin embargo, hay grandes motivos para la esperanza.

El reverendo Kosho Niwano, miembro de la junta directiva del KAICIID y presidente designado de Rissho Kosei-kai, dijo que "los líderes cuyas acciones han contribuido al bien común de la humanidad (y del mundo) y que han empujado a la sociedad hacia esos objetivos nunca se han limitado a un género o una generación en particular".

"Cualquiera puede ser un líder", dijo.

“La comprensión del papel de la mujer varía enormemente entre las distintas confesiones religiosas, pero las mujeres de la fe tienen funciones de liderazgo cruciales que desempeñar como partes interesadas principales que marcan la diferencia en la reconciliación y la construcción de la paz localizadas y sustanciales.”

En este sentido, Niwano se siente orgullosa de ser una mujer budista en la Junta Directiva del KAICIID junto con la Dra. Aram. Juntos, la Junta Directiva, el personal y los socios del KAICIID aspiran a que en el futuro haya más mujeres creyentes que hablen, actúen e intervengan de forma decisiva en el diálogo interreligioso, compartió.

Por encima de todo, dijo Niwano, "espero que se establezca realmente la comprensión, el respeto y la igualdad para las mujeres, y por las mujeres", tanto ahora como en el futuro.

Rev. Kosho Niwano, miembro de la junta directiva de KAICIID y presidenta designada de Rissho Kosei-kai

tags:

RELATED FEATURES

Muslim youth visit to a replica longhouse at the Six Nations Indigenous Reserve in Brantford (Photo courtesy: Hanif Ghayyur)
International
En julio de 2021, la Primera Nación Cowessess de Canadá encontró 751 tumbas sin marcar en el emplazamiento de un antiguo...Read more
International
En sus propias palabras, el rabino Alex Goldberg ha hecho "ingeniería inversa" en su carrera. Siguió una educación rabínica...Read more
International
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) , o Agenda 2030, presentados en una cumbre histórica de las Naciones Unidas...Read more