Loading...

Diez años, diez lecciones aprendidas: Los miembros del KAICIID reflexionan sobre los conocimientos adquiridos en una década de experiencia

1 Diciembre 2022
El evento inaugural del KAICIID en Viena/Austria (Foto: KAICIID)

Con el tiempo y la experiencia, llega el crecimiento.

Cuando el KAICIID celebra su décimo aniversario (2012-2022), la organización no solo conmemora los becados y las comunidades a los que ha formado y asistido, las numerosas iniciativas, los programas, las redes y las alianzas establecidas y ampliadas, sino también su capacidad para aprender tanto del éxito como de la adversidad.

Al echar la vista atrás a la primera década de su trabajo, el KAICIID pidió a sus integrantes que reflexionaran sobre los retos a los que se enfrentaron, los logros que alcanzaron y, quizás lo más importante, las lecciones aprendidas en el camino.

A continuación, se presenta una lista consolidada de diez lecciones aprendidas en los últimos diez años sobre el poder del diálogo interreligioso e intercultural (IRD e ICD por sus siglas en inglés), y las formas en que el KAICIID involucra a las partes interesadas en la labor de consolidar una paz duradera entre religiones, etnias, culturas y tradiciones.

1. La paz duradera no puede lograrse sin comprender y abordar las causas profundas de la violencia

Hacer de la cohesión social una prioridad clave ayuda a promover la convivencia pacífica entre diferentes grupos, independientemente de su identidad religiosa, política o étnica. Esta lección se tuvo en cuenta en África, cuando la organización ayudó al Foro de Diálogo Interconfesional para la Paz (IDFP), apoyado por el KAICIID, a establecer Unidades de Diálogo Interconfesional (IDU) en todas las zonas propensas al conflicto de Nigeria. Esto reforzó las capacidades de las comunidades religiosas para la consolidación de la paz, utilizando el diálogo interreligioso para abordar problemas subyacentes como el alto nivel de desempleo, la incomprensión de la religión y una historia de traumas.

2. Invertir en alianzas con múltiples partes interesadas

La cooperación y las alianzas entre los líderes religiosos, las organizaciones confesionales y otros agentes políticos, económicos y de la sociedad civil son fundamentales para obtener resultados sostenibles, ya sea en la promoción de iniciativas, la elaboración de políticas, la resolución de conflictos o las acciones de mediación. Además, para potenciar el cambio positivo a largo plazo y apoyar la paz, las alianzas deben ser continuas y permanentes, desde la fase de desarrollo y diseño del programa hasta su mantenimiento, seguimiento y evaluación. El KAICIID se enorgullece de sus alianzas y colaboraciones a largo plazo en todos los niveles, desde el internacional -varias organizaciones de las Naciones Unidas-, el regional -la Unión Africana y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático- y el de base -las instituciones de los becados-.

La región árabe es un ejemplo perfecto. En colaboración con numerosas instituciones religiosas de la región, el KAICIID puso en marcha la Plataforma Interreligiosa para el Diálogo y la Cooperación en el Mundo Árabe (PIDC). Una larga inversión en la plataforma dio lugar a numerosas iniciativas de éxito, entre ellas, el proyecto Diálogo 360. Como parte del proyecto, el KAICIID se alía con organizaciones de base y las apoya para que aborden las necesidades de la comunidad en cuestiones relacionadas con la consolidación de la paz, la lucha contra la incitación al odio o la respuesta a las crisis.

3.  No hay paz sostenible sin las mujeres y los jóvenes

En las comunidades polarizadas, es esencial empoderar a las mujeres y a los jóvenes. En general, implicar a las mujeres, los jóvenes y otras comunidades marginadas conduce a una programación más inclusiva, adecuada a la edad y que tiene en cuenta el género. Los programas inclusivos de consolidación de la paz y reconciliación deben centrarse en la agenda de las mujeres y los jóvenes en la mesa de diálogo y en los procesos de toma de decisiones, para obtener resultados más duraderos y sostenibles. El enfoque de toda la organización en las mujeres y los jóvenes ha sido parte del plan estratégico de KAICIID durante algún tiempo. En la región árabe, el KAICIID apoya programas como She4Dialogue, que potencian la capacidad de las mujeres para participar en los debates políticos y les proporcionan herramientas para la resolución de conflictos y para liderar campañas de promoción. A nivel mundial, el KAICIID ha celebrado numerosos seminarios web centrados en cuestiones pertinentes para las mujeres y los jóvenes, permitiendo a los participantes conectarse y proporcionando una plataforma para amplificar sus voces e iniciativas.

4.  Generar confianza entre los líderes políticos y las comunidades religiosas

Para contribuir a una transformación saludable de los conflictos y a una construcción de la paz sostenible es necesario centrarse tanto en las iniciativas de base como en dar prioridad al compromiso político. Tanto en Asia como en Europa, estos enfoques no se contraponen, sino que se complementan. En Asia, a lo largo de los años y de los foros de diálogo, el KAICIID consiguió la participación de responsables políticos, líderes religiosos, académicos y representantes de la sociedad civil y de las organizaciones confesionales para colaborar en diversos programas, incluido el próximo lanzamiento de la Red de Diálogo de Ciudades en el Sudeste Asiático. En Europa, la Red para el Diálogo, creada por el KAICIID, reúne a organizaciones religiosas y laicas de base para abordar cuestiones de inclusión social de los refugiados y los migrantes a través del IRD y el ICD. En colaboración con la Red para el Diálogo, el KAICIID dirige el Foro de Diálogo Político Europeo (EPDF por sus siglas en inglés), que se celebra anualmente y en el que los líderes religiosos intercambian ideas con los responsables políticos y otros expertos, abordando los retos de cohesión social a los que se enfrenta la región, fomentando nuevos enfoques y desarrollando recomendaciones políticas que reflejen las perspectivas de las comunidades religiosas de Europa.

5.  Los medios de comunicación desempeñan un papel crucial

Promover el periodismo sensible al conflicto y contrarrestar el discurso del odio a través de los medios de comunicación es crucial a la hora de trabajar por la cohesión social y la coexistencia pacífica. Los medios de comunicación son un socio esencial y un actor clave a la hora de influir en las distintas partes interesadas en múltiples niveles de la sociedad. En el KAICIID se tomó muy en serio esta lección al identificar a los medios de comunicación como un socio estratégico para el diálogo en África y la región árabe. En África, el KAICIID creó la Red de Periodistas por la Paz de la República Centroafricana para promover la información ética, luchar contra la incitación al odio y reducir los conflictos. En la región árabe, el KAICIID puso en marcha el proyecto Medios de Comunicación para la Paz, compuesto por la Beca de Periodismo para el Diálogo (DJF) y el próximo Foro de Política de los Medios de Comunicación, con el fin de promover el DRI y el DIC en múltiples comunidades y crear una cultura de diálogo y construcción de la paz en los medios de comunicación árabes.

 KAICIID)

6. Los medios digitales y la alfabetización son esenciales

Aunque el diálogo puede verse tradicionalmente como una actividad que tiene lugar en persona, el diálogo digital es también una pieza importante del trabajo de IRD y ICD. El KAICIID ha construido y mejorado sus espacios digitales, el Programa de Becas del KAICIID sigue aumentando la alfabetización digital de sus becados y ex becados. En las regiones árabe y asiática, los programas de Medios Sociales como Espacio de Diálogo han ayudado a amplificar las voces marginadas, a crear capacidad entre los aliados y las partes interesadas, y a dar visibilidad al trabajo y a los esfuerzos a nivel de base y de formación de políticas en todo el mundo.

7. La alfabetización religiosa es un pilar importante en la consolidación de la paz.

Ya sea aprendiendo sobre la diversidad de su propia tradición o encontrando nuevas perspectivas en otras comunidades, es esencial que los participantes en el diálogo amplíen sus conocimientos religiosos. Un estudio nigeriano encargado conjuntamente con socios locales en 2016, identificó que el reclutamiento de Boko Haram fue impulsado por el alto desempleo, una historia de trauma y una incomprensión de la religión. La alfabetización religiosa también es importante en un contexto secular como el europeo. Allí, el proceso de aprendizaje lleva tiempo, no sólo como parte del aumento de los conocimientos religiosos de la gente, sino debido a la necesidad de crear una relación con las partes interesadas. Tal fue el caso de la creación del Consejo de Liderazgo Judío-Musulmán (MJLC), en el que las partes interesadas se dieron cuenta de que renovar el respeto por las identidades religiosas en Europa requería primero ampliar el conocimiento de las sociedades sobre el islam y el judaísmo.

8. La educación sigue siendo clave.

Para consolidar la paz y promover la cohesión social, es importante invertir en esfuerzos para formar a los agentes religiosos y a otras partes interesadas desde una perspectiva interreligiosa. La educación y la formación están en el centro del Programa de Becas del KAICIID. Como uno de los programas más antiguos del KAICIID, ha graduado a becados de numerosos países y religiones de África, la región árabe, Asia, Europa e internacionalmente en su Red de Becados. La propia red se basa en el año de estudio proporcionando oportunidades para la creación de redes, el aprendizaje continuo y el desarrollo profesional, con el fin de reforzar los resultados duraderos para los becados, sus iniciativas y comunidades. Además de beneficiar a los becados, el programa de aprendizaje electrónico del KAICIID se puso en marcha con el objetivo de llegar a un público más amplio. El programa ha educado a miles de personas, a través de cursos en profundidad, dirigidos por un instructor, y cursos cortos, a su propio ritmo, sobre temas, como el uso del IRD e ICD para ayudar a la integración de los refugiados, el medio ambiente y los objetivos de desarrollo sostenible.

9. El seguimiento y la evaluación crean una "cultura del aprendizaje".

En su afán por ser una organización rica en evidencias y en aprendizaje, -que "facilita activamente el aprendizaje de sus miembros y se transforma continuamente"- el KAICIID se hizo cargo de las evaluaciones estratégicas destinadas a la mejora de la organización. Sus principios y enfoques de gestión basados en resultados, no sólo complementan, sino que informan, orientan y mejoran las autoevaluaciones realizadas por los propios programas.

10. El apoyo continuo es esencial.

Aunque las subvenciones iniciales para apoyar las iniciativas de base emergentes son vitales, es importante aprovechar las relaciones existentes, centrándose en la necesidad de un compromiso más prolongado para fomentar la relación y aumentar el impacto de las colaboraciones. El éxito de la incorporación de esta lección a nivel organizativo puede verse en el impacto exponencial del KACIID al establecer, o apoyar activamente, redes y plataformas regionales, como el IDFP en África; el PIDC en la región árabe; las Iniciativas Paungsie Metta (PMI) en Asia; el MJLC, y la Red para el Diálogo en Europa. A nivel mundial, la Red Institucional de Becados y la plataforma virtual Connect2Dialogue son espacios para que los becados y otras partes interesadas del IRD y el IRC, respectivamente, se conecten, encuentren puntos en común y establezcan colaboraciones a largo plazo.

Los próximos diez años...

Al echar la vista atrás a los últimos 10 años, el KAICIID rinde homenaje a las vidas y las comunidades que ha ayudado a transformar. Con el tiempo y la experiencia, la organización y sus aliados han aprendido las valiosas lecciones mencionadas anteriormente. En conjunto, estas lecciones hablan del énfasis que pone el KAICIID en cómo el diálogo interreligioso e intercultural es un medio clave para alcanzar su objetivo general: la consolidación de la paz a través de la cohesión social.

Ya sea a través de las asociaciones de múltiples partes interesadas, la educación, los foros de diálogo (tanto en línea como sobre el terreno), o la evaluación constante y consistente, el KAICIID espera con interés la próxima década: para seguir aplicando y ver los frutos de las lecciones aprendidas hasta ahora; y para las muchas lecciones que el KAICIID y sus aliados aún tienen que aprender.

RELATED FEATURES

International
Aunque 2022 resultó difícil para muchos, también fue un año de resiliencia y nuevos comienzos. En el Centro Internacional de...Read more
International
Encerrado en un ciclo de conflictos intercomunitarios, el derramamiento de sangre étnico-religioso es algo cotidiano en...Read more
International
Mudarse a un nuevo hogar conlleva una serie de retos. Decir adiós al antiguo barrio, alejarse de los amigos queridos e...Read more