Loading...

NUESTRAS HISTORIAS

Cuando tenía siete años, una de las compañeras de juego de Ruth Ouazana anunció que no quería contagiarse "la enfermedad judía" de Ruth, cuyos padres eran judíos marroquíes. Como ambas eran hijas de emigrantes africanos a Francia, esa declaración maliciosa dejó a Ruth atónita.

¿Qué elemento de su identidad podría dar miedo de contagiarse a alguien? Eso marcó el fin de la edad de inocencia de Ruth y, en muchos sentidos, el comienzo de una búsqueda para toda la vida con la que comprender mejor la identidad judía, así como la forma en que su religión se interrelaciona con otras creencias.

Después de ese primer roce con el antisemitismo, Ruth se comenzó a interesarse por el judaísmo de un modo más intenso. Rebuscó a través de los continentes, rompiendo barreras y construyendo comunidades a lo largo de su camino.

Dentro de la Organización Mundial del Movimiento Scout, ascendió a Secretaria General del Foro Internacional de Scouts Judíos. También fundó Limoud, el brazo francés de un movimiento de aprendizaje judío de base.

Paralelamente, trabajó como abogada en Francia, con períodos en el Reino Unido e Israel. Y fue en el Jamboree Mundial de Scouts de 2015 en la ciudad de Yamaguchi, Japón, donde Ruth conoció por primera vez al KAICIID y descubrió los principios de diálogo del Centro.

Mientras tanto, de vuelta a casa, Francia estaba teniendo un momento difícil para encontrar el enfoque adecuado a la diversidad multicultural. Preocupada por la creciente división, Ruth y su esposo formaron The Roots of Tomorrow, una iniciativa de formación centrada en el diálogo interreligioso y en la gestión de las diferencias culturales entre cristianos, judíos y musulmanes.

Desde entonces, el éxito del proyecto y las habilidades que obtuvo durante su formación como becada han dado lugar a iniciativas similares.

Aunque Ruth tenía dos décadas de experiencia en relaciones interreligiosas antes de unirse al grupo de becados europeos de 2019, atribuye al programa el haber añadido importantes conocimientos teóricos a su experiencia en el mundo real. "Ha contribuido a reforzar la confianza en el enfoque de mi trabajo", dijo.

Durante los cursos de aprendizaje combinado del programa de becados, se le enseñó el enfoque de corazón, cabeza y manos para impartir principios dialógicos. "Para mí, la parte del corazón consistía en ir a los lugares donde la gente rezaba, para que pudieran experimentarlo, vivirlo, sentirlo", dijo.

La segunda parte, la cabeza, implicaba un estudio teológico. Aquí, Ruth se ha acercado a la Pastorale du Tourisme, un servicio de apoyo social y espiritual dedicado a las escuelas y a los veraneantes en Lyon, para educar a los guías del servicio sobre las religiones de las personas que vienen a su cuidado pastoral.

La tercera parte de la formación de los becados, las manos, consistió en una formación práctica de diálogo, en la que los guías aprendieron principios para relacionarse con personas de diferentes creencias, y la aplicación esos principios en situaciones del mundo real.

Estos son los mismos principios en los que Ruth decidió basar su primera iniciativa posterior a los becados, apoyada por el KAICIID - una serie de sesiones de formación dirigidas a consejeros cristianos, judíos y musulmanes, para una experiencia interreligiosa de inmersión de tres días.

Cuando el KAICIID organizó su primer grupo de becados europeos en 2019, Ruth se preguntó inicialmente si el nuevo enfoque regional sería realmente más adecuado para ella que la programación mundial que el Centro había llevado a cabo hasta entonces.

"Entonces me di cuenta de que los becados europeos ya tenían mucho en común, en términos de cultura. Nos ayudó a entendernos cuando nos reunimos, porque teníamos muchos puntos de referencia en común, como un trasfondo cultural occidental y nuestros orígenes en países democráticos de mayoría cristiana.

Resultó ser realmente beneficioso para todos nosotros, como europeos, comenzar con más o menos el mismo conocimiento común". En los pocos meses transcurridos desde que terminó el programa de becados, Ruth ha apreciado la medida en que los miembros de la cohorte europea comparten puntos en común.

Esto les ayuda a aprovechar los recursos de cada uno de ellos para diseñar enfoques conjuntos para los retos a los que cada uno se enfrenta en sus comunidades locales. De vuelta a casa, en Lyon, la cuestión de los puntos comunes ha adquirido un significado especialmente urgente.

Los líderes sociales se han dirigido a Ruth para que les ayude a gestionar a los jóvenes marginados cuyo comportamiento antisocial les está llevando cada vez más a los extremos de la sociedad local. "Nos han pedido que organicemos sesiones de formación. Nos dijeron que sentían la necesidad urgente de hacer algo para cambiar la forma en que los jóvenes se comportaban", dijo.

Ruth ha ofrecido su proyecto piloto de formación en diálogo "Cabeza, corazón y manos" a los líderes comunitarios de los suburbios con poblaciones socialmente vulnerables. Ella está agradecida al KAICIID por haber invertido en las etapas iniciales de su proyecto y por reconocer su potencial. Cree que esta muestra de fe le ayudó a adoptar un enfoque audaz.

Hoy en día, ya está viendo los primeros síntomas de éxito, un creciente anhelo de todas las comunidades religiosas de tejer el mosaico de hilos culturales que conforman la Francia moderna. Un imán ya ha solicitado que cada uno de los guías espirituales de su mezquita participe en la próxima sesión de la formación para el diálogo.

"Sólo quiero que las personas se comporten como seres humanos", dijo Ruth sobre su última misión. "Quiero que se comporten con humanidad".

RELATED FEATURES

Europe
A lo largo de las sinuosas calles empedradas del centro de la ciudad, los representantes de las distintas comunidades...Read more
Europe
En el contexto de las Consultas Regionales Europeas Interreligiosas del G-20 , Jeff Simon y Rachel Bayani, de la Oficina de...Read more
Europe
La Dra. Scherto R. Gill es investigadora jefe del Instituto de Investigación GHFP, un centro de investigación internacional...Read more