Loading...

NUESTRAS HISTORIAS

Becadas del KAICIID crean espacios para el empoderamiento y la inclusión de las mujeres en Jordania

KAICIID Fellows Wafa’ AlMakhamreh and Dr. Rania Alayoubi

Con respecto a las alianzas, la colaboración entre Wafa' AlMakhamreh y la Dra. Rania Alayoubi es inspiradora.

AlMakhamreh, una cristiana que trabaja para el Ministerio de Educación de Jordania, se reunió por primera vez con Alayoubi, una experta musulmana en asuntos relacionados con la mujer y el diálogo, en Ammán (Jordania) en 2017. Ambas asistieron a la primera sesión de capacitación del grupo de la Región Árabe del Programa de Becas del KAICIID con la esperanza de promover la participación equitativa de la mujer en la esfera pública, especialmente en los procesos de adopción de decisiones después de los conflictos.

Tras su primera reunión, Alayoubi y AlMakhamreh se unieron en un proyecto titulado "Fomento del papel de la mujer en la promoción del diálogo como estilo de vida en sociedades multirreligiosas". Desde el inicio del programa en 2017, las mujeres han trabajado para ampliar su alcance a lo largo y ancho.

Para Alayoubi, esto ha supuesto centrarse en la prevención de la incitación al odio introduciendo a los jóvenes en los principios del diálogo y otros programas. Alayoubi también trabaja con líderes religiosos y expertos para mantener el proceso de diálogo integrado a través de las generaciones. Esto no sólo ha supuesto la creación de alianzas con diversas instituciones, ayudando a alinear más estrechamente sus misiones, sino que también le ha permitido desarrollar y aplicar nuevas herramientas educativas.

La Dra. Rania Alayoubi, becada del KAICIID, habla en un curso de formación del KAICIID

"De esta manera, podemos mantener el programa en funcionamiento de manera eficiente en el futuro y también llevar una cultura de diálogo a los sectores más jóvenes de la población, una cultura que se basa en el diálogo y el perdón", dijo.

Abordar las cuestiones de la participación e inclusión de las mujeres

Paralelamente, AlMakhamreh se está dedicando a crear una red de colaboración de mujeres en el mundo árabe y está trabajando junto con las ONG locales para abordar cuestiones de participación e inclusión. También atribuye al programa de becados el haberle permitido acercarse y forjar alianzas con organizaciones internacionales y otras personas.

Desde esa primera reunión en 2017, más de 1.000 hombres, mujeres y niños han participado en la iniciativa de AlMakhamreh y Alayoubi. Los eventos organizados en nombre del proyecto han incluido talleres de capacitación de instructores, conferencias, seminarios de resolución de problemas, fútbol callejero y banquetes de iftar.

Utilizando la divulgación digital, AlMakhamreh y Alayoubi han logrado hasta ahora crear una comunidad de defensores del diálogo de las religiones bahá'í, cristiana, drusa y musulmana. Procedentes de Ammán y sus alrededores, y con representantes de comunidades de Egipto, Irak, Italia, Palestina, Somalia, Sudán, Siria, Estados Unidos y Yemen, los participantes forman un mosaico impresionantemente inclusivo de culturas y religiones.

Sobre la base de este éxito, Alayoubi y AlMakhamreh han creado nuevos programas de capacitación, asociándose con otras instituciones en estas oportunidades a fin de garantizar la sostenibilidad de su proyecto y ampliar su alcance.

La becada del KAICIID Wafa’ AlMakhamreh

Hasta ahora, las mujeres en Jordania sólo han desempeñado un papel modesto en el diálogo interreligioso. "Es necesario ofrecer a las mujeres más actividades para que se involucren en el campo del diálogo", dijo AlMakhamreh.

Aun así, a ella y a Alayoubi les preocupa que los recursos disponibles para satisfacer esa necesidad puedan no ser suficientes. Además, aunque la concepción del programa fue perfecta, ambas mujeres admiten que su aplicación ha sido mucho más difícil.

Sin embargo, a pesar de que han tenido que luchar con la logística de transportar a cientos de participantes a un solo lugar, y de que la financiación está siendo superada en gran medida por la demanda, siguen comprometidas a amplificar las voces de una comunidad desatendida en el espacio de diálogo.

Reforzar la representación de la mujer en el diálogo interreligioso

El KAICIID ha apoyado la iniciativa de AlMakhamreh y Alayoubi desde 2017 y el impacto ha sido un cambio perceptible en el pensamiento de los participantes del programa. AlMakhamreh relata casos de participantes que se cerraron a personas de otros credos, simplemente porque nunca antes habían conocido al "Otro".

También dijo que muchos de los participantes varones estaban ansiosos por aprender a ser aliados de las mujeres en el espacio del diálogo interreligioso, y comentó que era la primera vez que tenían la oportunidad de aprender sobre cuestiones de género en un contexto formal y de apoyo.

Como resultado de la capacitación y de los diversos métodos utilizados, Alayoubi ve que la mezcla de culturas y religiones se está acercando y mostrando más respeto mutuo. Esto se ha logrado gracias a un esfuerzo sostenido para que la capacitación sea continua, en lugar de puntual. Incluso después de que concluyan las sesiones oficiales, se alienta a los participantes a que sigan dialogando entre sí, estableciendo vínculos comunitarios más fuertes, practicando un deporte o compartiendo actividades, comidas y fiestas religiosas.

Esta creciente cohesión es lo que impulsa a las dos mujeres a seguir trabajando para magnificar la representación femenina en el diálogo interreligioso. Con su dedicación a la creación de una sociedad justa y pacífica, alimentada por la creencia de que cada individuo tiene un papel que desempeñar en la construcción de la paz y la ciudadanía, AlMakhamreh también ha comenzado a formar a los jóvenes en educación cívica y no violencia, en nombre de la Asociación Cristiana de Mujeres Jóvenes (YWCA).

Estas prioridades adicionales centradas en la comunidad sirven para amplificar, en lugar de disipar, los efectos de su propia iniciativa. AlMakhamreh y Alayoubi mantienen una singularidad de propósito al mirar hacia el futuro, decididos a proteger una chispa de esperanza de que pueden cambiar el planeta para mejor.

"Creo sinceramente que, si cada uno de nosotros hace, aunque sea una pequeña cosa, puede ser enorme para el futuro. Quiero que cada mujer conozca su valor y entienda su papel de líder en la creación de la paz", dijo AlMakhamreh.

Alayoubi añadió, "Siento que mi papel en la sociedad es muy importante. No se trata sólo de entrenar, sino de ayudar a forjar una nueva forma de vida en la sociedad para que podamos coexistir pacíficamente en el futuro". Creo firmemente que cada pequeña acción que hagamos ahora tendrá un gran impacto en los años venideros".

RELATED FEATURES

Middle East
A finales de 2019, Egipto experimentaba un sólido crecimiento económico . La inversión extranjera directa había regresado,...Read more
Debris from collapsed houses has fallen on a smashed car during the Beirut explosion
Middle East
Los ciudadanos de Beirut ya se habían enfrentado al colapso económico, a la agitación política y a una pandemia mundial,...Read more
Photo by Kdonmuang for Shutterstock
Middle East
El lema de Fatima Abu-Srair es "¿Por qué no?" Decir "no" puede crear barreras. Desde que se graduó en el Programa...Read more