¿Cómo conviven en Europa la libertad religiosa y la libertad de expresión?

His Eminence Metropolitan Emmanuel, Metropolitan of France, and KAICIID Board Member, speaks at the KAICIID dialogue on freedom of expression and freedom of religion or belief in Paris, France, 15 June 2015Copyright: KAICIID

Unidos contra de la violencia en nombre de la religión:

¿Cómo conviven en Europa la libertad religiosa y la libertad de expresión?

Paris, 15 al 16 de Junio de 2015

 

En París, Francia, del 15 al 16 de junio de 2015, el Centro Internacional de Diálogo con sede en Viena (KAICIID) celebró el Foro Europeo de Medios sobre los derechos humanos universales a la libertad religiosa y la libertad de expresión, que reunió a organizaciones de la sociedad civil, líderes religiosos y periodistas europeos. Este foro forma parte de la implementación de la Declaración de Viena “Unidos contra la violencia en nombre de la religión”, que se adoptó en noviembre de 2014 y fue seguida por las conferencias de Beirut en mayo de 2015 sobre la preservación de la diversidad cultural y religiosa en Siria e Irak.  

El encuentro, organizado con el apoyo del miembro de la Junta Directiva del KAICIID y Metropolitano de Francia, Su Eminencia Emmanuel, contó con la presencia de Swami Agnivesh, el Padre Miguel Ayuso, el Dr. Sayyed Ataollah Mohajerani, la Reverenda Kosho Niwano, el Gran Rabino David Rosen y el Dr. Mohammed Sammak, miembros de la Junta Directiva del KAICIID, y reunió a líderes religiosos de las comunidades europeas budista, cristiana, judía, hindú y musulmana, así como a destacadas organizaciones de la sociedad civil como Article 19 y el Instituto Internacional de la Prensa, y medios de comunicación como la BBC, la Unión Europea de Radiodifusión, El País, Reuters, el Servicio de Noticias de Religión y otros.

Las siguientes organizaciones apoyaron el Foro Europeo de Medios: El Consejo Mundial de Iglesias; la Conferencia de Rabinos Europeos; el Foro Hindú de Europa, la Unión Budista Europea; el Centro Cultural Islámico del Reino Unido; Un Aporte Judío a una Europa Inclusiva; el Observatorio Blanquerna sobre Medios, Religión y Cultura; la Red de Periodismo Ético; y la Fundación de Periodistas de Religión.   

 

Recomendaciones

Recomendaciones generales: Comprometerse con el diálogo y tender puentes

En general, se reconoció que existe la necesidad de aumentar el diálogo entre los líderes religiosos y los profesionales de los medios y, a veces, incluyendo a responsables políticos y personalidades de los derechos humanos.

Recomendaciones específicas:

Participar en un diálogo para el entendimiento mutuo, que llene los vacíos de conocimiento al:

  • Intercambiar información sobre los mandatos de cada uno, códigos de conducta y códigos éticos;
  • Conocer los procedimientos y las estructuras de trabajo;
  • Construir el respeto;
  • Intercambiar experiencia e información sobre temas de actualidad pasados y futuros;
  • Crear una alianza para defender la libertad de expresión y de religión y credo, que son interdependientes;
  • Construir una cooperación y una acción duradera y constructiva entre los líderes religiosos y los profesionales de los medios de comunicación y otros ámbitos;
  • Hacer que la Unión Europea, la UNESCO y otras organizaciones internacionales se involucren en estos diálogos;
  • Trabajar para asegurar que las leyes de incitación estén en línea con los estándares internacionales; y
  • Trabajar para acabar con las leyes sobre blasfemia.

Temas importantes:

Existe una necesidad de crear una terminología religiosa que sea apropiada para su uso en los medios, con explicaciones si fuera necesario. El uso de un lenguaje y una terminología adecuados debe ser tomado en cuenta seriamente.

Existe una necesidad de distinguir entre los problemas sociales dentro de las comunidades religiosas y las identidades religiosas y credos. 

Recomendaciones para los profesionales de los medios de comunicación:

En general, se ofrecieron recomendaciones para que la cobertura de la religión en los medios de comunicación sea más veraz y evite los prejuicios y los estereotipos.

Las recomendaciones específicas fueron:

  • Reforzar la educación religiosa entre los periodistas y los profesionales de los medios;
  • Los medios deberían intentar educar a sus lectores en materia de religión;
  • Formar a los periodistas y profesionales de los medios en la prevención del discurso/incitación al odio para que los comentarios sean moderados de mejor forma sin ser censurados;
  • Tener conocimientos sobre terminología religiosa y su uso.

Recomendaciones para los líderes religiosos:

Las comunidades religiosas deben asumir la responsabilidad de involucrar a los medios de forma más efectiva. Para ello, deben:

  • Considerar cómo los consejos interreligiosos europeos y nacionales pueden servir como recursos para los medios;
  • Fomentar la educación sobre los medios de comunicación;
  • Explicar y cuestionar el uso de terminología religiosa en los medios;
  • Considerar cómo las jerarquías institucionales afectan la capacidad de que las voces religiosas se comuniquen con la prensa. Mejorar la comunicación dentro de las instituciones religiosas y empoderar las voces a nivel local;
  • Promover la solidaridad entre líderes religiosos;
  • Entender que los medios de comunicación prefieren fuentes (entrevistados) que sean:
    • Competentes
    • Confiables
    • Pertinentes
    • Seguras
    • Accesibles (con poca antelación)
    • En contacto regular con periodistas (p. ej. contactos iniciales antes de una crisis, evitar los apagafuegos)
  • Los periodistas no solo necesitan un portavoz, sino alguien con quien puedan hablar en profundidad sobre el contexto o extraoficialmente
  • La claridad, la humildad y la transparencia son las mejores formas de tratar temas sensibles
  • Ser proactivo en varias formas de medios de comunicación, así como producir sus propias noticias, puesto que el silencio puede dar lugar a malentendidos, ya que a menudo acarrea suposiciones o suspicacias negativas.
  • Entender que los líderes religiosos, también a escala local, son voces interesantes porque son influyentes y tienen, a la vez, conocimientos sobre temas religiosos y sociales.
  • Entender que los medios de comunicación informativos deben prevalecer en un entorno altamente competitivo, así que si un líder religoso es contactado por varios medios a la vez, puede ser selectivo;
  • Considerar la creación de un “código de conducta” o unas directrices para las voces religiosas que hablen con los medios.
  • Las comunidades religiosas deben mejorar su capacidad de comunicación mediante:  
    • La mejora de la capacidad de los líderes religiosos de entender mejor cómo funcionan los medios de comunicación;
    • El desarrollo de páginas web y herramientas que hagan su información más accesible;
    • El nombramiento de un portavoz;
    • Desarrollar un mensaje y una narrativa más efectivas;
    • Proporcionar explicaciones del contexto a los periodistas;
    • Entablar relaciones con los periodistas;
    • Ofrecer expertos laicos cualificados que interesen a los periodistas (no solo religiosos);
    • Poner en contacto a representantes religiosos con asociaciones de periodistas;
    • Invitar regularmente a profesionales de los medios de comunicación a los eventos y celebraciones;
    • Hacer un uso más efectivo de las redes sociales (teniendo en cuenta tanto sus riesgos como sus oportunidades);
    • Aumentar el reconocimiento tanto público como privado de la cobertura veraz, positiva y justa de los medios de comunicación
    • Organizar iniciativas interreligiosas que demuestren la solidaridad en respuesta a la crisis en tiempo real.
  • Las comunidades religiosas deben tomar una orientación proactiva e innovadora en la creación de eventos de interés público (p. ej. Ser creativos e innovadores) mediante:
    • La organización de eventos con blogueros y actores de las redes sociales que cubran temas religiosos y sociales;
    • Involucrarse en la cultura popular, con famosos, comediantes, actores, cuentacuentos, etc. (p. ej. Guionistas de series de televisión).

Recomendaciones para el KAICIID

Las recomendaciones específicas para el KAICIID fueron:

  • Ofrecer educación sobre los medios de comunicación y formación en comunicaciones para líderes religiosos;
  • Ofrecer formación en educación religiosa para periodistas;
  • Crear un diálogo entre líderes religiosos y periodistas;
  • Crear un mecanismo de respuesta rápida para que las iniciativas interreligiosas y los medios de comunicación colaboren, sobre todo, en tiempos de crisis;
  • Acercar a los medios informativos religiosos y a los medios informativos convencionales;
  • Organizar una convención internacional de blogueros y expertos en redes sociales;
  • Organizar una convención internacional de emisoras religiosas;
  • Convertirse en una entidad facilitadora en el Proceso de Estambul (ej.: El KAICIID debe organizar una mesa redonda sobre los medios de comunicación en Santiago de Chile, donde tendrá lugar la próxima reunión del Proceso de Estambul);
  • Crear un manual para periodistas sobre terminología sensible en la cobertura de información religiosa, destacando los recursos existentes para evitar duplicaciones y añadiendo las dimensiones que falten;
  • Asegurarse de que los eventos incluyan a más mujeres y jóvenes, además de tener en cuenta las comunidades no creyentes.