Los principales objetivos de la Organización de la Unidad Africana (OUA) fueron, entre otros, erradicar del continente cualquier vestigio de colonización y apartheid; fomentar la unidad y la solidaridad entre los Estados africanos; coordinar e intensificar la cooperación para el desarrollo; salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de los Estados miembros, y promover la cooperación internacional en el marco de las Naciones Unidas.

En 2013, el KAICIID comenzó a trabajar con la Unión Africana y otros aliados en la región para promover una cultura de diálogo entre personas de diversas religiones y culturas en África. En el marco del Memorando de Entendimiento KAICIID-UA, se dio un nuevo impulso al Foro de Diálogo Interconfesional de la Unión Africana como plataforma para incorporar las voces y preocupaciones de las comunidades religiosas a la formulación de políticas a escala continental, así como para posibilitar que la labor de la UA consiga un impacto mayor mediante su implementación a través de las comunidades religiosas. En noviembre de 2016 se celebró el segundo Foro de Diálogo Interconfesional, que reunió a actores y expertos religiosos de 33 países africanos, quienes elaboraron una declaración sobre su compromiso de trabajar en una amplia gama de cuestiones urgentes (el discurso del odio, la igualdad de género o la lucha contra el extremismo violento, entre otras), y eligieron un comité directivo activo. El KAICIID y la UA han supervisado la elaboración de los documentos fundacionales del Comité, el diseño de una estrategia y la preparación del tercer Foro de Diálogo Interconfesional de la Unión Africana, previsto para el cuarto trimestre de 2018.