Desde su creación, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas se ha convertido en una de las principales plataformas de Naciones Unidas para el diálogo intercultural, el entendimiento y la cooperación. Una plataforma que ha conectado a gobiernos, legisladores, autoridades locales, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación y personas dedicadas a la promoción del entendimiento entre comunidades diversas. A través de la resolución 64/14 del 22 de diciembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas expresó su apoyo a la Alianza y la reconoció como plataforma para el fomento de estos fines.

La Alianza de Civilizaciones desarrolla programas en las esferas de la educación, la juventud, la migración y los medios de comunicación. Muchos programas abarcan más de una de estas áreas. Para obtener más información acerca de los programas y proyectos que lleva a cabo la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas, visite su página de programas y proyectos.

En mayo de 2017, el KAICIID y la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas firmaron un Memorando de Entendimiento para colaborar en la consolidación de la paz a través de la promoción del diálogo interreligioso e intercultural. En calidad de aliados, la Alianza de Civilizaciones y el KAICIID coordinarán y emprenderán iniciativas de forma conjunta para mejorar las relaciones entre pueblos de diferentes culturas y religiones a fin de aumentar la eficiencia y eficacia de su labor en el fomento de una cultura de la paz y contribuir al desarrollo sostenible. En julio de 2018, la Alianza de Civilizaciones y el KAICIID reunirán en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York a destacados expertos en aprendizaje electrónico y diálogo interreligioso e intercultural, así como a profesionales y usuarios de plataformas virtuales de conocimiento sobre diálogo interreligioso e intercultural, con el fin de presentar herramientas y buenas prácticas utilizadas y compartir los conocimientos disponibles en este campo. El KAICIID y la Alianza de Civilizaciones reconocen que la promoción del diálogo interreligioso e intercultural y la creación de plataformas que lo faciliten constituyen pasos esenciales para construir una paz sostenible y promover la comprensión y el respeto mutuos.