Discurso del Secretario General del KAICIID en la presentación del Plan de Acción para que Líderes y Actores Religiosos Prevengan y Contrarresten la Incitación a la Violencia que Podría Conducir a Crímenes Atroces

14 Jul 2017

Faisal Bin Abdulrahman Bin Muaammar

Secretario General, Excelencias, respetados líderes religiosos, señoras y señores,

Gracias, Secretario General Guterres, por el apoyo que ha brindado a esta iniciativa tan importante. Como usted ha dicho, el camino hacia el desarrollo sostenible y la paz requiere soluciones holísticas y globales que planten cara a las causas más profundas del conflicto. En el Centro Internacional de Diálogo (KAICIID), compartimos su convicción de que la paz y el desarrollo sostenible solo se podrán alcanzar mediante un enfoque inclusivo, y nos enorgullece trabajar como aliados de las Naciones Unidas en la consecución de este objetivo.

Quiero felicitar a mi amigo Adama Dieng, Asesor Especial de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Genocidio, por su competente liderazgo en este Plan de Acción.

También quiero alabar el compromiso y la experiencia que han aportado el Consejo Mundial de Iglesias, la Red de Pacificadores Religiosos y Tradicionales y los Estados Miembros de las Naciones Unidas mediante su implicación en esta iniciativa.

Esta participación activa de líderes de las religiones del mundo resulta clave para convertir el Plan de Acción en una política práctica e inclusiva.

En 2015, tuve el honor de participar en la primera consulta, que se celebró en Fez, Marruecos. Desde ese día, hemos trabajado con la oficina del Asesor Especial y con otros aliados para elaborar este Plan de Acción, y hemos organizado consultas con líderes religiosos de África, América, Asia, Europa y Oriente Medio.

Por tanto, me siento muy honrado de compartir hoy, con ustedes, la presentación mundial de este Plan de Acción histórico.

Sabemos que los líderes religiosos no pueden responder en solitario a la incitación a la violencia: necesitan el apoyo de los medios, los gobiernos, el sistema jurídico y los organismos para el desarrollo económico, entre otros.

Todos nosotros compartimos la responsabilidad de poner fin a la incitación a la violencia.

Con este plan de acción, la comunidad internacional reconoce que la religión se utiliza de manera indebida para fomentar el miedo y el odio hacia el Otro, y para justificar la violencia.

Ésta es una iniciativa pionera. Pionera porque involucra tanto a influyentes líderes religiosos como a instituciones políticas. Estamos combinando el liderazgo individual y la infraestructura institucional con el fin de generar un cambio sostenible en el tiempo.

Con este Plan de Acción, los responsables políticos y los líderes religiosos pueden promover conjuntamente un mayor respeto hacia las distintas identidades. Juntos, pueden actuar contra los crímenes de odio.

Ahora es el momento de ponerlo en práctica. 

En nuestras actividades, ya estamos aplicando las recomendaciones del Plan de Acción.

Estamos creando plataformas de diálogo que reúnen a las comunidades religiosas para resolver los conflictos, y nuestras plataformas y redes refuerzan la cooperación entre los educadores religiosos para promover la pluralidad. Algunas de nuestras redes imparten formación a jóvenes activistas para contrarrestar el discurso del odio en los medios sociales. Y nuestras redes de la región árabe están elaborando planes de estudio comunes para enseñar a los jóvenes a respetar a los demás.

Tenemos previsto lanzar, en febrero de 2018, una plataforma de diálogo interreligioso de alto nivel para la región árabe, en colaboración con líderes musulmanes y cristianos de todas las confesiones. Esta plataforma proporcionará un espacio adicional para aplicar el Plan de Acción en la región. Cuento con el apoyo de todos ustedes para el lanzamiento de la plataforma en Viena.

Señoras y señores, este Plan de Acción es único porque incluye a líderes religiosos de las cinco regiones y religiones mundiales. Y así, gracias a su sentimiento de apropiación, el proceso resultará eficaz. En el siguiente panel tendremos el honor de escuchar a algunas de estas voces destacadas. Les pido ahora que les den la bienvenida al estrado y cedo la palabra al Embajador Álvaro Albacete, Secretario General Adjunto del KAICIID.