Secretario General del KAICIID a líderes mundiales: “Los refugiados tienen cabida en las sociedades abiertas”

06 Sep 2016
KAICIID SG Speaks at IPI Conference in Salzburg, Austria

Faisal Bin Abdulrahman Bin Muaammar

Nedžad Grabus, Gran Mufti de Eslovenia, acompaña al Secretario General en mesa redonda del KAICIID en conferencia de Salzburgo

Salzburgo, 6 de septiembre de 2016 - 

A 27 años de la caída del muro de Berlín, el miedo a los migrantes y refugiados está levantando barreras nuevas entre los pueblos de Europa, expresóFaisal Bin Muaammar, Secretario General del Centro Internacional de Diálogo con sede en Viena (KAICIID), durante una conferencia internacional celebrada en Salzburgo, Austria.

El Secretario General realizó una ponencia el 6 de septiembre durante el Foro del International Peace Institute en Salzburgo. Le acompañaron en el evento el Metropolitano Emmanuel, Exarca del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla; el Dr. Mohammad Sammak, Secretario General del Comité Nacional para el Diálogo Cristiano-Musulmán; y el Dr. Hamad Al-Majed, miembro del profesorado de la Universidad Imán Muhammad Bin Saud, todos miembros de la Junta Directiva del KAICIID.

Las palabras del Secretario General inauguraron una mesa redonda sobre fronteras y sociedades abiertas y su papel en la estabilidad, la integración y el diálogo (Open Borders and Open Societies: Stability, Integration and Dialogue). Entre los expertos participantes figuraron Nedžad Grabus, Gran Mufti de Eslovenia y profesor de la Facultad de Estudios Islámicos de la Universidad de Sarajevo, y Hind Kabawat, Director de Consolidación de la Paz Interconfesional del Center for World Religions, Diplomacy, and Conflict Resolution. La mesa estuvo moderada por Patrice Brodeur, Asesor Sénior del KAICIID.

El Secretario General afirmó que, al hablar de los refugiados como “flujos” y “movimientos”, se corre el riesgo de eliminar la individualidad de cada refugiado, que puede contribuir de forma única al país anfitrión. 

Además señaló que el diálogo, y en especial las iniciativas para aumentar la comprensión y aceptación mutuas tal como las conciben las comunidades religiosas y sus líderes, podrían permitir que la gente superara su miedo a confiar en sus nuevos vecinos.

“Gracias al diálogo, las personas que tienen miedo unas de otras y no comparten la misma opinión pueden descubrir con seguridad los temores y resentimientos de la otra parte. Cuando conocemos mejor al otro, tenemos más posibilidades de confiar en él.”